José Luis Taveras ¿se habrá decantado por los imperialismos?

imagen
EL AUTOR es escritor y político. Reside en Nueva York.

1-Con mi entrega de hoy, me aboco a comentar la posición que frente a Venezuela ha asumido el talentoso abogado corporativo y comercial, escritor y editor, José Luis Taveras.  Lo hago, porque este intelectual no es cualquier cosa. Particularmente yo, rara vez me pierdo sus artículos. En ellos derrocha conocimientos e inteligencia, y se aventura a los análisis profundos con un pleno y efectivo dominio del lenguaje, tanto, que podemos (metafóricamente), ubicarlo entre los encantadores de serpientes, pues quienes lo leen, fácilmente, absortos, se dejan llevar por el ritmo de su prosa, en lo que puede obviarse por inducción, el análisis del contenido, porque lo emocional -para mal-  habrá influido, para que no reparemos, en la validez de sus conceptualizaciones.

2-En sus más recientes artículos sobre la crisis de Venezuela, el connotado intelectual Taveras, incurre en tocar dicho tema con una retórica florida impropia del lenguaje científico que debe usarse para la creación y el análisis correcto de cualquier rama de que se trate.  Esas fallas las podemos ver claramente en sus artículos: “Entre Maduro y los maduritos”, Venezuela: ¿así o más claro? y “La sicopatía del caudillo”, entre otros.

3-En los artículos referidos, Taveras se desliza ágilmente produciendo un texto con riquísimas imágenes literarias, pero donde sus posiciones, vertidas con barrocas conceptualizaciones ideológicas, para el analista político que sabe separar del trigo de la paja, sus ideas aparecen claramente definidas, que en el caso que nos ocupa, son las de un hombre que cuando trata la crisis de Venezuela lo hace al margen de todo lo que el imperio tiene que ver con la misma, cosa que hace, unas veces en forma subliminal y en otras directamente, pero en ningún caso sin dejar de retratarse el abogado corporativo que se inclina a favor de las agiotistas corporaciones capitalistas estadounidenses y europeas que vienen desde hace siglos,  expoliando despiadadamente al Tercer Mundo, en lo que entra, nuestra América Latina.

4-Taveras, en su análisis de la crisis venezolana obvia las raíces históricas de la misma, en lo que el accionar imperialistas ha sido una constante mayúscula; para en cambio, sin tapujos, achacársela a una supuesta incompetencia e irresponsabilidad, primero de Chávez, y después de Maduro y maduritos.

5-En este tenor, Taveras, en sus escritos omite que la desgracia de Venezuela y de toda América Latina, comienza con la aplicación de la “Doctrina Monroe” reforzada después con otras, tal como la “Doctrina Allan Dulles” establecida en la década de los 50 y principios de los años 60 para controlar y sangrar a nuestra América Latina.  Dicha doctrina está contenida en su libro, “El arte de la inteligencia”, escrito en aquellos tiempos cuando ese siniestro personaje era jefe de la CIA.

6-“En la dirección de los Estados –estableció Dulles en su libro— crearemos el caos y la confusión.   De manera imperceptible pero activa y constante propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción y la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas como innecesarias y convertidas en vestigios del pasado.   Estados Unidos apoyará y encumbrará por todos los medios a los denominados artistas para que siembren e inculquen en la conciencia humana el culto del sexo, de la violencia, el sadismo y la traición.  Nuestra principal apuesta será la juventud.  A ella la corromperemos, desmoralizaremos y pervertiremos.  Debemos lograr que los agredidos nos reciban con los brazos abiertos.  Nuestro objetivo final es derrotar en el terreno de las ideas las alternativas al dominio de Estados Unidos, mediante el deslumbramiento, la persuasión, la manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo y la recolonización de las utopías redentoras y libertarias, para lograr un producto paradójico e inquietante en que las victimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos”, escribió Allan Dulles.

7-El 6 de abril de 1960, Lester Mallory un subsecretario de Estados Unidos de los tiempos de Dulles, siguiendo la doctrina de ese jefe de la CIA, escribió un memorando para ser usado como guía política del gobierno de los Estados Unidos hacia Cuba, cuyo contenido es el siguiente: “En Cuba no existe una oposición política efectiva… El único medio posible para hacerle perder el apoyo interno al gobierno cubano es provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria… Hay que poner en práctica rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de ese país… negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, con el objetivo de provocar hambre, y desesperación que sienten las bases para el derrocamiento del gobierno.

8-Estas doctrinas concatenan perfectamente con la predicción que en agosto de 1829 postulara el libertador Simón Bolívar que dice: “Los Estados Unidos parecen estar destinados por la Providencia para plagar nuestra América de miserias en nombre de la libertad”.

9-Ciento cuarenta y cinco años después, en agosto de 1974, siguiendo la doctrina Monroe y de Dulles, Henry Kissinger, en el “Informe Kissinger NSSM-200″, National Security Estrategy Memo”, cimenta la meta de los EE.UU. por el control del mundo, con la estrategia: “Controla el petróleo y controlarás a las naciones; controla los alimentos y controlarás los pueblos”.

10-También son planteamientos de Kissinger los siguientes: “Si EE.UU. no puede controlar América Latina, mucho menos podrá controlar otros países del mundo.  Es casi un accidente que las materias primas estén en otros países, no obstante, ellas son nuestras y debemos protegerlas.

Cuando Allende, contra los deseos Nixon y Kissinger se juramentó presidente, entonces, Nixon, indignado ante la nacionalización del cobre chileno sentenció: “Es hora de pegarle a Chile en el culo y hacer gritar su economía”.

11-En este tiempo de 2019, tenemos en John Bolton una réplica de Kissinger, el cual, respecto al petróleo de Venezuela dice lo siguiente: “Sería una gran diferencia económicamente para EEUU si conseguimos que empresas petroleras americanas participen en la inversión y producción de petróleo de Venezuela. Sería bueno para el pueblo de Venezuela. Sería bueno para el pueblo de EEUU. Hay mucho en juego”.

12-En el juego político de los imperios contra Venezuela, entra Pedro Sánchez, Primer Ministro de España, exigiendo lealtad al PP y a los demás ciudadanos españoles, señalando,  que la lucha contra Maduro es una “cuestión de Estado”, lo que demuestra claramente que la guerra desatada contra gobierno legítimo de Venezuela, no es una lucha por democracia, libertad, y derechos humanos como creen los incautos,  sino, que la  injerencia de los imperios en Venezuela es una fase de la lucha por el dominio mundial, que conlleva establecer el neocolonialismo y el neoliberalismo para un nuevo orden mundial, en lo que se  impone una lucha atroz por recursos naturales, específicamente por petróleo, oro, diamantes, coltán, tungsteno y otros minerales, que los imperios necesitan para sus industrias y sobrevivencia, tal como lo explica Chomsky en sus libros: “Hegemonía o supervivencia” y “La conquista continua, 500 años de genocidio imperialista”.

13- ¡Pero ojo, con el accionar imperialista de este tiempo! puesto que para imponer la doctrina Monroe, Dulles, Lester Mallory, la de Kissinger y todas las demás que han surgido, como la de los Bush, la de Obama y ahora la de Trump, se han actualizado las tácticas y estrategias usadas en la aplicación de estas, para adaptarlas a la nueva realidad de los tiempos actuales. Por tal razón, ahora se usa la guerra no convencional, la guerra de cuarta y quinta generación; esta última se focaliza en la conquista de la mente.  CNN, y los demás medios de comunicación, bocinas de los imperios, saben de eso.

14-De estas guerras, su creador Gene Sharp, nos refiere: combatimos con armas psicológicas, sociales, económicas y políticas”.   La guerra “cuerpo a cuerpo” no es eficaz en este tiempo.  Apostamos al debilitamiento gubernamental hasta la fractura institucional, obviando los enormes costos económicos que implica la movilización de ejércitos.  Esta guerra se libra en cinco etapas, tal como deliberadamente se han estado aplicando en Venezuela, para  quebrar y desestabilizar a ese país, pero curiosamente, Taveras, en sus análisis, no se da por enterado de estas guerras, sino de las psicopatías, que según él padecen a los líderes populares emergentes, los cuales, en realidad, si han enfermado de psicopatías o de cáncer, se debe al enorme estrés que producen las guerras de cuarta y quinta generación sobre sus víctimas. Esa parte, Taveras,  la obvia.

16-Si se analiza todo lo expuesto en los párrafos precedentes y lo conjugamos con lo que está sucediendo en Venezuela y en otras naciones del mundo, como en Irak, Afganistán, Libia, Siria, Palestina, Yemen, etc., y también metemos en esa ecuación las expoliaciones a que los imperios han venido ejecutando contra todo el Tercer Mundo, al derivarlas nos daremos cuenta, que el mundo está gobernado por una mafia terrible compuesta por los imperios y sus transnacionales, especialmente las petroleras e instituciones financieras y de gobernanza global, valga decir, el FMI, OMC, BM, red bancarias, ONU, OTAN, complejos militares fabricantes de armas, transnacionales, todas las religiones, Israel, el Vaticano, ONGS, los illuminati, Club Bilderberg, Club de Paris, la Fundación Friedrich Ebert, La Agencia del Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID), National Endowment for Democracy (NED), y un gran etc.

17-Para Taveras, la crisis de Venezuela, según uno de sus artículos, es causada por la “La psicopatía de los caudillos Chávez y Maduro.   Entonces, si fuese así, tendríamos que colegir, que también la actual terrible crisis de Argentina se debe a la psicopatía de los Kirchner, la de Ecuador a la psicopatía de Rafael Correa, la de Paraguay a la psicopatía de Fernando Lugo, la crisis de Nicaragua a la psicopatía de Daniel Ortega, la crisis de Brasil a la psicopatías de Lula y Dilma, la crisis de Honduras a la  psicopatía de Manuel Zelaya, y así sucesivamente la crisis de Haití, de Cuba, de Colombia, de Perú, Guatemala, El Salvador y de la mayoría de países africanos, etcétera. Ahora bien, en lo que si Taveras tendría toda la razón, es si sostuviera que la crisis que padece nuestra Republica Dominicana es debida a la psicopatía de sus líderes, mientras que los grandes logros de Evo Morales en materia económica, política y social se deben a la anti-psicopatía de ese líder indígena, cosa que es desapercibida por Taveras en sus escritos.

18-Lo más grande de este caso es, que José Luis Taveras, dizque un intelectual progresista, de avanzada, en su contradicción con la historia, sus análisis de la crisis de Venezuela los hace al margen del papel que en la misma juegan los imperios, principalmente el estadounidense, y que hace esa defenestración del gobierno legítimo de Venezuela, encabezado por Nicolas Maduro, coincidiendo  con los individuos más recalcitrantes del patio, como los Vincho, Quique Antún, Ito Bisonó, Amable Aristy Castro, Wessin hijo, el sector más atrasado del PRM y coincidiendo con los izquierdistas renegados, que por experiencia sabemos, que no hay cuña mas artera que la del mismo palo.

19-Pero también es chocante, que Taveras, en esa cruzada contra Venezuela, se haya unido a bocinas del imperio como Jaime Bayly, Carlos Alberto Montaner, Patricia Poleo, Jorge Ramos, Andrés Oppenheimer, Plinio Apuleyo Mendoza, Álvaro Vargas Llosa y su padre Mario Vargas Llosa entre otras calañas como esas que responden a los espurios intereses del puñado de hombres codiciosos y malévolos, que como generación de víboras, hoy gobiernan a este mundo.

20-Es una pena ver a gente como Taveras alinearse con esos diabólicos especímenes,  que hoy son parte del problema de la humanidad, en vez de cerrar filas con individuos de avanzada como Ignacio Ramonet, Julio Angarita, Atilio Borón, Thierry Meyssan, o como Noam Chomsky y los 70 intelectuales norteamericanos y otros tantos europeos y de otras latitudes, que se oponen a los planes golpistas e intervencionistas planificados a llevar a cabo  contra Venezuela, por parte de las naciones imperialistas, para apropiarse del los recursos naturales de ese país andino, tal como ya lo han hecho con Irak, Afganistán, Libia y Siria a costa de destruir las infraestructuras de esos países y de asesinar a millones de sus ciudadanos.

21- ¡Ah!, pero también es lamentable, que Taveras ignore las psicopatías de todos esos personajes imperialistas, para solo encontrar esa patología en los líderes latinoamericanos que últimamente han osado defender la soberanía y los recursos naturales de sus respectivos países.   Esto lo digo, porque cuando estaba leyendo el articulo de Taveras relativo a la psicopatía de los caudillos, pensaba que él se estaba refiriendo al gran número de tiranos psicópatas que el poderosísimo imperio del norte había instaurado y apoyado en años idos, como Trujillo, Balaguer, Duvalier, Batista, los Somoza, Juan Vicente Gómez, Marco Pérez Jiménez, Stroessner, Rio Montt, Pinochet, y decenas más.  Pero Taveras no hablaba de estos, sino, que directamente, en su articulo se referia a Chávez y Maduro, e implícitamente sobre los Kirchner, Lula, Dilma, Correa, Evo, Zelaya, Lugo, etc.

22-Para más, en la aludida entrega, Taveras aboga por que América Latina vuelva a la racionalidad democrática y dejar el oscurantismo místico en una era ideológicamente ruinosa.  No sé de qué pasado democrático nos habla Taveras, puesto que, si miramos retrospectivamente, los gobiernos de la mayoría de países latinoamericanos, eran crueles dictaduras.

23-En este contexto, fíjese usted, que Taveras no especula sobre la salud mental de Donald Trump, Mike Pompeo, Mike Pence, Elliot Abrams, Marco Rubio, Eliana Ros- Lehtinen, Carlos López, José María Aznar, Enmanuel Macron, Mauricio Macri, Jair Bolsonaro, Justin Trudeau, Scott Morrison, Theresa May, Angela Merkel, José Orlando Hernández, ni de los del grupo Lima, ni de los criminales sultanes de Arabia Saudita etc.; al parecer, la psicopatía solo la padecen los lideres izquierdistas latinoamericanos que señala Taveras.

24-Pero lo más patético de todo esto es, que Taveras no ha caído en cuenta, que además de políticos psicópatas, también hay escritores psicópatas.   Hay escritores que se creen con dotaciones prodigiosas para escribir, que se perciben a si mismos como genios de las grandes conceptualizaciones y como la esencia de la sabiduría, por tales razones, estos especímenes, muy orondos, engreídos y creídos, cuando escriben lo hacen creyéndose que poseen la verdad absoluta.  Ese es otro tipo de psicopatía, que casi siempre es ignorada por quienes la padecen.  Este fenómeno se da, porque siempre estamos prestos a mirar la paja en el ojo ajeno, ignorando la viga en nuestro propio ojo. En la mayoría de las veces, criaturas así, se decantan por los imperialismos.  No se si es el caso de José Luis Taveras.  Dada esta interrogante, a él lo invito a despejar la sospecha, que al respecto tengo sobre su persona.

Enlace para ir a los artículos: “Entre Maduro y los maduritos”, Venezuela: ¿así o más claro? y “La sicopatía del caudillo”.

https://www.diariolibre.com/opinion/en-directo/entre-maduro-y-los-maduritos-FO11972034

https://acento.com.do/2019/opinion/8648550-venezuela-asi-mas-claro/

https://www.diariolibre.com/opinion/en-directo/la-sicopatia-del-caudillo-HA12033646

Comparte:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *