Insospechados cohetes remanentes en la crisis de misiles de 1962

imagen
EL AUTOR es ingeniero industrial y consultor empresarial. Reside en Santo Domingo.

La alocución radial de Khruschev el 28 de octubre de 1962 aprobando  retirar de Cuba los misiles balísticos soviéticos sirvió de alivio a la humanidad, sintiendo que se había superado el peligro eminente de  la primera guerra nuclear, que pudo ser la última. Ese discurso creó la sensación de que la amenaza del holocausto nuclear había desaparecido y esa percepción fue reforzada cuando Kennedy levantó la cuarentena naval el 21 de noviembre.

La percepción no se correspondió con la realidad. La crisis no se superó automáticamente porque Castro se enteró del acuerdo entre Estados Unidos y Rusia como un simple mortal más: oyendo a Nikita por la radio. Herido en su ego y sintiéndose traicionado por los rusos al no haber sido parte de las negociaciones entre las dos super-potencias de la época Castro obstaculizó la solución  definitiva de la crisis. Su reacción inicial fue prohibir  inspeccionar en Cuba los misiles a ser retirados. La crisis estuvo definida por las cartas intercambiadas entre Kennedy y Khruschev  y también por los mensajes belicosos de Castro dirigidos a Khruschev, y las respuestas de Nikita, a veces paternales y en muchas ocasiones  con rechazos  impositivos tajantes.

Nikita envió a Cuba a uno de sus colaboradores más íntimos y capaces, el Vice Primer Ministro Anastás Mikoyán para intentar que Fidel no entorpeciera la superación de la crisis y que al mismo tiempo continuara siendo un aliado estratégico en el Caribe. Anastás era el mejor hombre para esa tarea. Era  inteligente, de maneras suaves y de carácter fuerte. Su hermano Artiom fue el principal diseñador del  reputado avión caza  MiG. Se le atribuye haber sido uno de los redactores del “Discurso Secreto” con el cual Khruschev denunció los crímenes de Stalin. Además – y sobre todo –  Mikoyán fue el primer funcionario soviético que visitó Cuba al triunfar  la revolución y sentó las bases para el trascendental trueque de petróleo ruso por azúcar de Cuba.

Los detalles de los logros de Mikoyan en 1962 se mantuvieron prácticamente desconocidos durante medio siglo hasta que en 2012 su hijo, Sergo Mikoyán que actuó como su secretario, publicara su libro “The Soviet Cuban Missiles Crisis: Castro, Mikoyan, Kennedy, Khruschev and the Missiles of November”.Nótese que se refiere a misiles  de noviembre, no de octubre.

En sus cartas y en los acuerdos concertados entre Kennedy y Khruschev no se mencionó que,  insospechadamente, aparte de los misiles de medio alcance que iban a ser retirados, también existían en Cuba 80 cohetes con armamento nuclear “FKR”, 12 cabezas nucleares de uso dual con los cohetes “Luna” y 6 bombas nucleares para ser disparadas desde los aviones bombarderos “IL-28” Sin saber que existía ese otro arsenal nuclear Estados Unidos solicitó, inadvertidamente, el retiro de los bombarderos “IL-28” aunque solo estuvieran armados con proyectiles convencionales, lo cual aceptó Rusia. Khruschev envió un mensaje a Mikoyán para que explicara a Castro esa concesión a una nueva petición americana “Puesto que ya tú eres como un cubano”. Mikoyán dijo a Fidel que “… en todo lo concerniente a los IL-28 usted mismo sabe que están obsoletos. Actualmente es mejor usarlos como  target plane”. Fidel explotó: “¿Y por qué ustedes nos los enviaron a nosotros?” Desesperado, Fidel le reclamó a Mikoyán dejar en Cuba los cohetes tácticos puesto que no eran parte del acuerdo con los americanos. Mikoyán , pensando que dejar armamentos nucleares en manos de Fidel sería altamente peligroso le mintió refiriendo una inexistente  ley que  supuestamente prohibía a los soviéticos transferir armamento nuclear a otros países. Creyendo la mentira Fidel expresó: “Es una pena. ¿Y cuándo ustedes van a derogar esa ley?” Evasivo, Mikoyán contestó: “Nosotros veremos eso”.

Los fallos de la inteligencia americana, que no detectó ese  otro arsenal,  que hubiese convertido a Cuba en potencia nuclear, los enmendó Mikoyán, por su cuenta, reunido 4 horas el 22 de noviembre con Fidel, el presidente Osvaldo Dorticós, Che Guevara, Emilio Aragonés y Carlos Rafael Rodríguez. Mikoyán logró que los cubanos aceptaran que también  fuera retirado todo ese  otro armamento remanente.

Fidel se reconcilió con Khruschev  y en abril de 1963, realizó una Visita de Estado  a la URSS que duró 38 días. Allí, como desagravio, recibió  los máximos honores. Fue galardonado como Héroe de la Unión Soviética, recibió la Medalla Estrella Roja , la Orden Lenín y un Doctorado Honoris  Causa de la reconocida Universidad Lomonósov. La reconciliación duró hasta la caída de la URSS y más allá. En otras aventuras bélicas, no nucleares, Fidel exigió y logró  primacía, como en Angola , en que Ochoa tuvo bajo su mando militares soviéticos.

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
5 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Galleno
Galleno
1 Año hace

Asi es Fidel Castro no fue tomado en cuenta a la hora de las negociaciones para que la Ex URSS retire los misiles de Cuba a cambio de que también Estados Unidos retire sus misiles de Turquía. y eso molesto mucho a Castro, les gritaba Nikita mariquita lo que se da no se quita.

Antonito Rosa
Antonito Rosa
1 Año hace

Será cierto eso que dijo Mikoyan hijo.? Fidel sin dudas era un procubano,pero era profundo en sus análisis,por eso al morir Fidel the New York Times escribio, acaba de morir,a los 56 años exactos de haber desembarcado en Cuba,el hombre que derrotó a los Estados Unidos. Cuidao.

NO ME DIGAS?
NO ME DIGAS?
Responder a  Antonito Rosa
1 Año hace

Los dos comentarios a favor de este asesino no son más que dos disparates de dos fanáticos sin sustentación. Los Estados Unidos derrotó y puso de rodillas al Japón con solo dos bombas. Hay que ser más racional a la hora de escribir tonterías. De proponérselo, usando su poder militar, no hay nación que resista una embestida militar. Que no lo haga, eso es otra cosa.

Antonito Rosa
Antonito Rosa
Responder a  NO ME DIGAS?
1 Año hace

Creo que tú eres mandado a escribir provocaciones, aquí se trata de analizar,no de opiniones sin base en la realidad. Leiste NO ME DIGA.?

Rodrigo alfonzo
Rodrigo alfonzo
1 Año hace

La mediocridad radica en la incapacidad de reconocer la grandeza de los demás y el entendimiento de las cosas. Uste es un mediocre e incapas de entender la grandeza de un hombre como fidel Castro. Que hasta su más acérrimo adversario siempre reconocieron su grandeza más aún fidel Castro está dentro de los hombres más influyente del mundo durante el siglo pasado y el principio de este siglo. Y usted sigue escribiendo barrabasadas…