Inician festival de cine de Funglode

imagen

SANTO DOMINGO.- El Festival Internacional de Cine Global Dominicano quedó inaugurado en un acto que se caracterizó por la pérdida de su antiguo esplendor de alfombra verde, pasarela de artistas y personalidades del mundo empresarial y político. Sin dudas uno de los festivales más importantes de la región que conlleva una fuerte carga política y propagandística a favor de su creador y presidente, el ex mandatario Leonel Fernández. En un hecho insólito para este tipo de eventos, esta vez también fue matizado por protestas de opositores que acusan al expresidente de ladrón y corrupto, como también a su organización FUNGLODE de lavado de activos. Para nuestro país, tardíamente incorporado a la cultura cinematográfica mundial, el desarrollo del cine constituye su verdadera revolución en la industria cultural, lo que justifica algo pocas veces visto en Festivales Internacionales, la presencia de un Ministro de Cultura en un papel protagónico, más que protocolar. José Antonio Rodríguez, poco dado a los discursos, según su propia expresión, escribió y leyó un extenso texto, estimulante y motivador, esperanzado en que la creación dominicana salga de las sombras y se imponga con trascendencia y calidad. Espejo y reflejo de un pueblo, de una cultura, de un país, una nación, de la condición humana, son dos conceptos que se refieren primero al documental y segundo a la ficción cinematográfica. En ambos casos sensibilidad, conocimiento y creatividad deben conjugarse para alcanzar la necesaria y requerida calidad que aún no se avista en el panorama cinematográfico nacional. El evento fue inaugurado con una presentación de danza identificada como Apertura Artística, interesante y bien ejecutada, hace alusión a las luces y la sombra, principio del arte de la representación visual que es la fotografía en movimiento, con un fondo de pantalla donde se proyectaban algunas diapositivas que otorgaban mayor significado a los cuerpos estáticos o en movimiento de los excelentes bailarines, en clara referencia a la libertad de pensamiento y expresión que representa y garantiza la existencia del séptimo arte. Llegaron los tributos o reconocimientos a la trayectoria por parte de FUNGLODE a los creadores criollos, esta vez no hubo ninguno internacional. Recayendo sobre Pericles Mejía, actor y Peyi Guzmán, camarógrafo y director de fotografía, ambos iniciaron sus actividades en el año 1973. Resultó muy apropiadamente caracterizado el agradecimiento por parte de ambos sujetos, Pericles Mejía explosivo y extrovertido, llegó a cuestionarse y cuestionar al embajador de México, porqué no se menciona la importancia de Pancho Villa en la historia del cine, quien se hacía acompañar de un cinematógrafo en su eventos guerrilleros. Obvio… Por su parte Peyi Guzmán, de personalidad conservadora e introvertida, acostumbrado a estar detrás de las cámaras, admitió lo embarazoso que le resultaba ser acreedor de la distinción, y no dejó de maravillarse de la extraordinaria coincidencia de que su reconocimiento coincidía con que la película de apertura del festival «Dólares de Arena» fuese realizada por su sobrina Laura Guzmán. Finalmente me refiero al largo discurso del director del festival, Omar de la Cruz, sin dejar de hacer referencia a lo bueno que es contar con un «jefe» como Leonel Fernández, a su protagonismo, que ya en vez de él buscar los patrocinadores, éstos los buscan a él, a pesar de la evidente decadencia en el esplendor del evento y su lamento de la falta de Yvette Marichal en su equipo de trabajo por haber pasado a ser la Directora de la Comisión Oficial de Cine de la Rep. Dominicana, nombre más apropiado que Dirección General de Cine en el contexto internacional. Omar de la Cruz conoce probablemente más de una treintena de festivales de cine alrededor del mundo, grave como para no darse cuenta de que cada versión amerita un nuevo afiche impactante, coleccionable, un video clip, música original y nueva que lo identifique. A la ya aceptable condición, cabe esperar una mejor organización y proyección para el IX Festival 2015, con exposiciones de fotografía, pintura y conciertos, en especial por la carga político proselitista inherente y la intención reeleccionista de su fundador y viniendo de su Fundación, exigirle una mayor importancia a la conceptualización, al ensayo y el estudio del cine desde la perspectiva estética, psicosocial y antropologica. Por el momento cabe esperar la salida del catálogo del evento, tan ansiosamente como el embajador de México y una excelente selección de películas para el mejor aprecio, conocimiento y enriquecimiento del público y los creadores criollos… jpm

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios