Hidalgo, Caba, salud y educación 

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Baní.

Si el presidente de la ADP, Eduardo Hidalgo, estuviera dirigiendo el CMD, una hipótesis descabellada, tendría suficientes argumentos para un paro generalizado en el sector salud.

La cantidad de médico y enfermeras afectados del Covid es muy alta y la posibilidad de contagio en este ámbito es inmensa pues donde ellos es que acuden las personas enfermas o que tienen síntomas similares a los afectados.

En cambio si el presidente de la CMD, Senén Caba, estuviera encabezando la ADP, otra hipótesis similar a la anterior, las escuelas estarían abiertas de par en par pues los profesores y niños que acudirían a los planteles estarían todos sanos, o por lo menos carentes de los signos que presentan los afectados del Covid.

Los profesores enfermos lo reportarían a los directores e irían a las clínicas y hospitales en busca de atenciones. Algo similar harían los padres que brindarían atenciones hogareñas a sus hijos, mientras sea posible, teniendo como opción acudir a los doctores en caso de necesidad.

En definitiva Hidalgo sería un pésimo presidente del CMD como lo es de la ADP, en tanto que Caba haría una brillante labor en la ADP, como viene haciendo al frente del CMD.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
El Veraz
El Veraz
4 meses hace

Diciento de usted. Advertir sobre un peligro inminente y tomar acciones para evitarlo, no es ser un pésimo dirigente de un gremio. Lo sería si se hubiese plegado a los intereses económicos y políticos de sectores del país, que les importa más lo mercurial que la salud del pueblo. Que los estudiantes sin vacunar juntar a los estudiantes es una temeridad, pues este virus mata más a los no inmunizados. En Puerto Rico se reportó 27 muertes.