El repunte de los commodities

imagen
EL AUTOR es administrador financiero. Reside en Santo Domingo.

Uno de los aspectos fundamentales para el logro del éxito económico y financiero de una familia, empresa y país es la prevalencia de la estabilidad de los precios de bienes y servicios que se producen y se expenden en el mercado nacional o internacional, siendo esta la función principal de la banca central la que mediante su política monetaria la cual incluye la meta de inflación anual mantiene el equilibrio macroeconómico.

Durante los últimos cuatro años, debido a la desaceleración que experimentaron las economías de Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica o países conocidos como BRICS, unos como productores y exportadores de materias primas o commodities y otros como demandantes de las mismas.

En los casos de China, Rusia y la India que exhibían un crecimiento y desarrollo económico-financiero sorprendente, se vieron obligados a disminuir su gran demanda de petróleo, ferroníquel, entre otras materias primas ya que la demanda y por ende la producción se vieron afectadas.

Dada la anterior situación y los problemas de déficit fiscal y endeudamiento local e internacional dio lugar a que la demanda disminuyera estrepitosamente debido a los anteriores aspectos financieros mencionados.

Lo que dio lugar a una parálisis en los mercados como parte de los rasgos heredados de la crisis financiera e hipotecaria del año 2008 de los Estados Unidos de Norteamérica, derivándose de la referida crisis que cayera la producción, oferta y demanda de los referidos commodities o materias primas de forma acentuada.

Durante el año 2016, muchos países incluyendo la República Dominicana disfrutaron de precios bajos en rubros como: petróleo, ferroníquel, hierro, trigo, azúcar, entre otros.

Situación que dio lugar a que la nación dominicana viera disminuir los precios de  bienes y servicios comprados en el exterior pero no así los costos y precios de los principales productos de la canasta familiar por sus altos impuestos, aranceles y gravámenes aplicados por las autoridades.

Como se sabe, no hay éxito financiero si no existe planificación y controles adecuados de los ingresos, costos y gastos, de lo contrario se estaría trabajando para estar cansado sin alcanzar los objetivos generales y metas.

El respiro financiero que estaba recibiendo la nación dominicana debido a la disminución de costos y gastos, permaneció muy poco, ya que en lo adelante se  tendrá que gastar mucho más debido al incremento en la tasa del dólar, disminución de la producción, aumento sostenido de los precios y tasas de interés.

No es un secreto que los precios del petróleo, el maíz, trigo y otras materias primas están experimentando aumentos en los mercados internacionales lo que incrementara los precios de bienes y servicios, haciendo más costosa la vida en República Dominicana.

De mantenerse este aumento sostenido en los precio en el tiempo, aumentara por lo  tanto el déficit fiscal y por tanto se incrementara la deuda pública del país, entonces se ha de recurrir a mas deuda desde el punto de vista fiscal o se invocara la política monetaria a los fines de controlar los aumentos en los precios.

Todo lo anterior obliga a que se apliquen las previsiones de lugar a los fines de evitar que esta situación se le escape de las manos a las autoridades. Se supone que se observa de cerca el comportamiento económico y financiero del entorno del país pero de no proceder en lo inmediato tal vez sea demasiado tarde.

Se sabe que estos aumentos que se originan en el plano internacional caen dentro del círculo de las variables incontrolables pero depende mucho de la actitud y voluntad de las autoridades que se controlen los costos y gastos operacionales del gobierno y se limiten las importaciones innecesarias.

No es la primera vez que el país se ve enfrentado al ciclo económico y financiero donde  se hacer frente a una situación de aumentos de precios de las materias primas que requiere el país.

Es menester recordar que ante situaciones similares se ha recomendado aumentar la producción y demanda interna a los fines evitar la dependencia extrema de bienes y servicios del exterior que requieren de divisas para su adquisición.

No debe olvidarse que el costo de capital también irá también en aumento debido a las medidas que está tomando el Federal Reserve Bank of New York o FED de aumentar  la tasa de política monetaria la que ya alcanza el 0.75%.

Es preferible precaver que remediar. El país se enfrenta hoy a una situación relevante de inseguridad y corrupción, flagelos que debilitan los cimientos mismos del país llevándolo a la insostenibilidad.

Ojala que las autoridades presten la debida atención a la actual situación a los fines de corregir a tiempo los errores y se eviten las amenazas que puedan poner en un nivel de mayor riesgo al país.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a