El ministro de Educación y el aprendizaje del Himno Nacional

imagen
EL AUTOR es educador, linguista y profesor universitario. Reside en Santiago de los Caballeros.

Cuando me lo informaron, no lo creí. Pensé que se trataba de una de esas tantas cherchas que en ocasiones usan los funcionarios para romper la formalidad y amortiguar el estrés que les genera el cargo. El anuncio, por su falta de peso científico y pedagógico, en boca de un maestro experimentado, además de no creíble, me pareció un tanto cursi y poco serio.  Luego, al leer la edición digital de Diario Libre, confirmé la versión:  

«El ministro de Educación, Roberto Fulcar, informó que constituye un requisito del nuevo perfil de bachiller que se sepa completo el Himno Nacional y los símbolos patrios. Nadie obtendrá un título de bachiller en la República Dominicana si no reúne esos requisitos» (26/01/21) 

Después que leí, me limité solo a sonreír con inocultable picardía. ¿Por qué? 

Porque si bien no dudo que la extraña medida podría estar motorizada por la más noble y patriótica de las intenciones; desde el punto pedagógico, tal decisión no me luce pertinente.  Así pienso, avalado en mi formación y experiencia docentes.   

Obligar a un estudiante a aprenderse las letras de nuestro himno para evitar una posible sanción, lo más que puede desarrollar en los jóvenes y adolescentes escolares es cierto grado de fobia o rechazo en contra de nuestro canto a la Patria, máxime cuando estoy más que seguro de que casi el 100% de los maestros dominicanos   también desconoce las letras que conforman el texto completo de la marcial y precitada composición.  

En lugar de tan desatinado castigo, prefiero una disposición (resolución, ordenanza, orden departamental, etc.) mediante la cual se obligue en todas las escuelas y colegios del país, desde el nivel inicial hasta octavo curso, iniciar la jornada escolar con el izamiento de la bandera nacional simultáneamente con la interpretación por parte de los alumnos (no grabación) de las notas gloriosas de nuestro himno patrio.  

Así procedí, y puedo dar cuenta de los resultados positivos, cuando apenas graduado de Maestro Normal Primario, a muy temprana edad, desempeñé el puesto de director en el primer centro de educación púbica en que laboré.  

En otras palabras, yo aseguro que cuando un estudiante tenga que escuchar el Himno Nacional durante ocho años consecutivos y nueve meses todos los días, de lunes a viernes, cuando llegue al nivel secundario habrá olvidado cualquier cosa en su vida menos las letras y la música del canto patriótico compuesto por José Reyes y Emilio Prud – Homme.

Pero además, carece de justo sentido sancionar al estudiante por no saberse completo el texto poético de ese canto, si sus maestros son los primeros que muestran tal desconocimiento.

dcaba5@hotmail.com 

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Luis de New York
Luis de New York
1 mes hace

Dr, Caba. Muy buena observación. Lo felicito.