El emprendedor y el apoyo financiero

imagen
EL AUTOR es administrador financiero. Reside en Santo Domingo.

En los últimos años se ha puesto en boga el concepto de gestor empresarial o emprendedor de ideas para la creación de nuevos negocios o empresas principalmente entre jóvenes con actitudes emprendedoras que los conducirá a superar el molde tradicional en la generación de actividades sociales y económicas.

El ser humano en sí y por si, busca de manera denodada desarrollarse, superarse a los fines de alcanzar el bienestar y el progreso a través del cambio, de la acción y el mejoramiento o la superación.

Todo ello se logra mediante la acción del ser humano estableciendo las pautas que le llevará a conseguir una mejor vida mucho más llevadera y feliz. Para lograr la misma se han podido identificar los factores principales que darán al traste con la capacidad de identificar nuevas formas de desarrollo y progreso.

Pero también a través de la habilidad para encontrar, mediante procesos creativos e innovadores, soluciones para esas necesidades o deseos. Asimismo poner en práctica su deseo y decisión de ejecutar las soluciones a los distintos casos que emergen.

De igual forma desarrollar la capacidad de mantener una actitud continuada, de replicar este ciclo, de corregir los errores que se presenten y de construir sobre los aciertos que se identifiquen.

Es mucho lo que hasta ahora se ha hablado acerca del emprendedurismo o iniciativa en llevar acabo la aplicación de nuevas acciones y paradigmas.

Suele escucharse que es necesario cambiar lo que hay que cambiar, lo cual se traduce en eficacia y cambiar bien las cosas o  con eficiencia.

Rolf Smith (2010) indica que para poder sobrevivir se debe cambiar continuamente y, por ello, se debe cambiar la forma en que se percibe el mundo.

Lo anterior implica que hay que cambiar la forma de pensar en busca de mayor productividad que es la base de la competitividad y a su vez persigue el desarrollo de los individuos, empresas y de naciones.

Entre las cualidades para lograr el liderazgo del desarrollo muchas empresas tienen que poseer: fuerza vital, entendida como energía, fuerza, dedicación, emoción, coraje de decisión para llevar adelante las ideas.

Asimismo, el deseo de superación y el progreso, la capacidad de identificar oportunidades, habilidades creadora e innovadora,  aceptación y propensión al cambio, iniciativa, autonomía, capacidad de toma de decisiones.

Capacidad de toma de decisiones con informaciones incompletas, convicción de confianza en sus facultades, actitud mental positiva hacia el éxito.

Compromiso, coraje, capacidad de realización, capacidad de administración de recursos, practicabilidad y productividad, capacidad de control, conformismo, capacidad de control, soluciones y no problemas, responsabilidad, capacidad de integrar hechos y circunstancias y por supuesto liderazgo.

El espíritu empresarial desempeña un papel básico en todo el proceso de desarrollo humano y social. Los últimos años han demostrado la necesidad de actualizar los modelos de operación de las empresas, Rodrigo Varela V, (2010).

Es costumbre preguntar si fue primero el huevo o la gallina o viceversa y si el empresario nace o no se hace, pero no solo para el caso de los empresarios sino también para políticos, diplomáticos, artistas, gerentes, deportistas, entre profesionales.

Se ha evidenciado que muchos empresarios no tienen ancestro empresarial, es decir, que no han tenido padres empresarios y muchos no son empresarios en sí.

Antes que todo, es importante preguntar si todos los seres humanos nacieron para ser emprendedores o jefes o directores o nacieron para ser todos profesionales. Si fue así no existirían los trabajadores pues nadie le serviría a un jefe o superior.

Si fuese así no habría gobernados y gobernadores, de manera que partiendo de dicho razonamiento no todos los seres humanos nacieron para ser emprendedores o para ser totalmente independiente.

Tampoco existirían personas bajitas, altas, de tez negra, blanca, flaco, gordito entre otras características, de manera que no todos pueden ser emprendedores pero si se puede ser proactivo para obtener lo mejor de las actividades u oficio que cada quien realiza.

Es importante tomar iniciativa, pero uno de los mayores obstáculos que un emprendedor enfrenta es la falta de apoyo financiero. Hoy en día son muchos los emprendedores que tienen que vender sus inventos o creaciones a un inversor o inversionista ya que no cuentan con la debida ayuda financiera.

Lo anterior no necesariamente tiene que ser óbice para que el emprendedor no realice sus actividades creadoras pues el financiamiento podría provenir siempre que se demuestre que la invención es factible comercial y  financieramente pues de lo contrario no debe llevarse a cabo.

Es necesario dar riendas sueltas a la imaginación la cual es inconmensurable y madre de todas invenciones de manera que no se debe escatimar esfuerzos en tratar siempre de lograr la creatividad y la semi independencia financiera que siempre es posible con disciplina administrativa, planificación y buen control de los costos y gastos.

En lo que respecta a los gobiernos estos deben proporcionar los recursos financieros y la asistencia técnica necesarias para que el emprendedor no busque excusas de que por falta de apoyo financiero se hayan tenido que limitar o retirar de todo accionar creativo.

Lo mismo a de suceder con las universidades las cuales deben disponer de fondos financieros en sus presupuestos destinados a la investigación y el desarrollo de la creatividad del docente que debe agregar valor a las actividades académicas y aportar al conocimiento científico y tecnológico.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

JPM

 

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a