El control político en Haití de Trujillo y Balaguer  

imagen
El autor es periodista. Reside en Santo Domingo

POR EDDY PEREYRA

El dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina y el presidente Joaquín Balaguer Ricardo, tuvieron como estrategia política establecer buenas relaciones personales con diferentes figuras públicas de Haití a quienes apoyaban para que asuman el poder o se mantengan en el mismo, con el propósito de obtener control político.

Las influencias políticas de Trujillo y Balaguer estuvieron orientadas a lograr la mayor estabilidad posible en Haití, a los fines de que se produjera el menor daño a la República Dominicana, en lo relativo a la seguridad, la frontera, el comercio, las migraciones y la imagen internacional.

Obviamente, que, dentro del uso de esta diplomacia dirigida estratégicamente a obtener control político, los mandatarios dominicanos tenían sus preferencias o espacios de intervención. En el caso particular de Trujillo, todo su poder llegaba a los niveles de participar en las grandes decisiones de las fuerzas políticas y militares haitianas.

Trujillo mantuvo excelentes relaciones con el presidente haitiano Sténio Vicent.  Ambos mandatarios acordaron poner fin a la controversia fronteriza. Robert Crassweller, en su obra “Trujillo la Trágica historia del Poder Personal”, destaca las habilidades del dictador de crear situaciones en Haití y en ese sentido trata sobre la componenda con el político Elie Lescot, para derrotar al presidente Sténio Vicent.

Pero hubo una controversia en 1946, cuando el gobierno haitiano de Lescot, decretó nuevas regulaciones relacionadas con los jornaleros que venían contratados al país para el corte de caña. Trujillo consideró que la medida perjudicaba a la industria azucarera, y enfrentó al gobierno haitiano, financiando las actividades de la oposición. El presidente Lescot fue obligado a dimitir y partió al exilio. Se celebraron “elecciones” y fue electo como presidente Dumarsai Estimé.

Charles Dupuy, en su obra “Le Coin de L Historie” señala que por influencia de Trujillo el coronel Paul Magliore, en 1950, asume el poder a través de un golpe de Estado al presidente Estimé. Entonces el surgimiento de Magliore permite el mejoramiento de las relaciones dominico-haitiana.

La República de Haití se ha caracterizado por una situación políticamente convulsa en toda su historia. Desde el 1956 a 1957 cambiaron por medio a golpe de Estado y renuncia, seis presidentes y dos consejos presidenciales, hasta que Trujillo apoyó la llegada al poder del presidente vitalicio Francois Duvalier, 1957-71, el cual heredó la silla su hijo, Jean Claude Duvalier, 1971-1986.

Por su parte, al presidente Joaquín Balaguer siempre le preocupó la estabilidad del país vecino, portador de una pandemia de errores. Fue implacable con las migraciones, pero compensaba dándole puestos de trabajo. De 1970-74 acordó con Duvalier el contrato de 10 mil braceros haitianos con el traslado a su país, luego de terminada la zafra de azúcar.

El periodista Carlos German Cabrera narró, que  Francois Duvalier, una vez enfermo, le mandó a solicitar al mandatario dominicano su opinión sobre la posible sucesión de su hijo, Jean Claude Duvalier y Balaguer le contestó que: “estoy de acuerdo, creo que su país todavía no está preparado para asumir una democracia en su totalidad.”

En febrero de 1986 el general Henry Nanphy derrotó a Jean Claude Duvalier. Seis presidentes surgieron durante los próximos cinco años, hasta que Jean Bertrand Aristide, en febrero de 1991, con su organización “Pueblo en Lucha”, ganó las elecciones.

Aristide provocó un enfrentamiento con el gobierno de Balaguer acusando al país de maltratar a los braceros haitianos. En septiembre, el general Raúl Cédras, quien tenía buenas relaciones con Balaguer, derrotó a Aristide y ejerció el poder efectivo hasta 1994, instalando los presidentes títeres de Joseph Nérette, Marc Bazin y Émile Jonassaint.

Balaguer enemigo acérrimo de Aristide, le permitió que presionara desde el país y facilitó para que fuera la figura principal del importante evento internacional, Lome IV, acuerdo que la República Dominicana firmó con la Unión Europea, logrando la mirada del mundo. En 1994, Aristide volvió a Haití acompañado de una tropa multinacional encabezada por EE.UU; fue puesto en el gobierno y culminó su mandato presidencial.

Este trayecto de influencia de Trujillo y Balaguer, con los líderes y gobernantes del vecino país, para contribuir con la estabilidad política de sus gobiernos o más bien de la isla, es una experiencia que aconseja que el liderazgo dominicano, no debe dejar a la suerte del destino, la presidencia de Haití o la democratización de su poder, sin oír el latido del pulso y el augurio de las manos.

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
13 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Cutupú
Cutupú
2 meses hace

A Haití no se le debe hacer caso, hay que ignorarlo, los haitianos son simuladores, dicen que pasan hambre y usted no los vé flacos ni desnutridos, dicen que están en la miseria pero visten bien, todos andan con un celular y cuando les roban dicen que tenían muchos miles guardados, no agradecen los favores que reciben y no desperdician oportunidad para infamarnos y atacarnos. Nos acusan de blancos y tenemos negros como ellos. ES AMOR MALA FE..

julio cesar
julio cesar
2 meses hace

Increible que este señor hable en momentos historicos diferente olvidando que cuando Trujillo y Balaguer habian dictadura en Haiti, y esas dictaduras tenian a ese pueblo en rraya y controlado.

julio cesar
julio cesar
Responder a  julio cesar
2 meses hace

2.No fue que Trujillo y Balaguer tenian una barita magica,no eso nunca fue,lo que pasaba era que los Haitianos estaban bajo una dictadura que les rompia las nalga a cualquier persona.Los acuerdos que hacian Trujillo y Balaguer con esasd dictaduras pues se cumplian pero no era porque Trujillo y Balaguer fueran muy inteligente logrando tranquilidad en esos acuerdo,no,vuelvo y repito era pporque Haiti estaba bajo esa dictadura, y la gente les temia,

El Centinela de la Frontera
El Centinela de la Frontera
2 meses hace

El Fundador de la República Dominicana el General Juan Pablo Duarte señaló lo siguiente: 
“Entre los dominicanos y los haitianos no es posible una fusión”.
¡Que Viva la República Dominicana!

Luis De New , donde
Luis De New , donde
2 meses hace

El articulista recuenta situaciones que sucedieron en determinado momento histórico donde el imperio podía jugar con sus títeres,sin necesariamente tener que dar la cara.La situación de ayer en la lucha política en Haiti era una lucha de los sectores de explotadores por el control del gobierno,hoy son los sectores de explotado que están luchando por el poder,situación que cambia la política que fue utilizada por los títeres Trujillo y Balaguer.

Arturo Espaillat@Navajita
Arturo Espaillat@Navajita
Responder a  Luis De New , donde
2 meses hace

Luisa, ¿Ya no son todos Haiti?

Rafael David Castillo
Rafael David Castillo
Responder a  Luis De New , donde
2 meses hace

LOUISE DE LES CAYES. MUCHO DURASTE PARA METER LA PATA, OTRA CONSTANTE HAITIANA TUYA , ESO DE SUFRIR DEL SINDROME DE METERTE TUS PATAS EN LA BOCA. DEJA ESA VAINA DE TRATAR DE DISTORCIONAR LA HISTORIA QUE TODOS CONOCEMOS. SIGUE PARIENDO EN LES CAYES, QUE AQUI ESTAMOS DEPORTANDO A TU CLASE. COMPRNENDE BABOSA.

Andres Pena
Andres Pena
2 meses hace

El presidente Abinader debe leer este articulo y tomar nota.

Miguel Espaillat
Miguel Espaillat
2 meses hace

Tiene algo de logica…

Eduardo Vidal
Eduardo Vidal
Responder a  Miguel Espaillat
2 meses hace

Eso es, una salida a un problema que no tiene solución a menos que no se tomen determinación radical de alta política en el desastre haitiano, como la que le funcionó a Trujillo y Balaguer y que ha funcionado en Chile con Bolivia ,Estados Unidos con México o España con Marruecos, etc. etc.

Eduardo Vidal
Eduardo Vidal
Responder a  Eduardo Vidal
2 meses hace

Tenemos PAPA, tenemos una repuesta para Haití, que vale la pena. si no la toman que siga la diplomacia del sueño de la ayuda internacional. Ya los americanos hablaron.

Eduardo Vidal
Eduardo Vidal
Responder a  Miguel Espaillat
2 meses hace

Esta buena esa

Aidokys Segura
Aidokys Segura
Responder a  Eduardo Vidal
2 meses hace

Ese tiguere se ve que estidoo a eso dos dictadores no esta por las ramas. debe ser el camciller