Dominicana bailaba con Jennifer Lopez ahora mendiga en calles NY

imagen
Suzy Pérez

NUEVA YORK.- Suzy Pérez era una modelo y bailarina de origen dominicano-puertorriqueño, que participó en espectáculos y videos musicales de prestigiosos cantantes como Jennifer López, Daddy Yankee y Puff Daddy, y apareció en portadas de algunas revistas en los 2000.

Sin embargo, hace unos años su vida dio un giro drástico: la adicción a las drogas la condujo a una vida miserable de indigente en las calles de Nueva York (EE.UU.), según reveló el programa «El Gordo y La Flaca» de Univisión.

Entre las calles 181, Saint Nicholas y Washington St del Alto Manhattan, el rostro de Suzy ya es conocido. Su aspecto delgado y demacrado deambula de un lado a otro, mientras pide y voltea los basureros en busca de comida.

La mendicidad le ayuda a ganar unos pocos dólares que gasta en cocaína. Duerme en las aceras del Alto Manhattan y cuando la ataca el frío se cobija en las estaciones de trenes o en el subte.

De acuerdo con el reportaje, sus problemas empezaron cuando firmó un contrato con una supuesta agencia de modelos italiana, que resultó ser una red de prostitución. La mujer sufrió de violencia, explotación sexual y luego cayó en la drogadicción. Además, falleció su madre, lo que empeoró su crisis.

«A mí me dieron una golpiza, que me dieron por muerta, quedé inválida y perdí tres trabajos. Me tiraron por 21 escalones una vez, me mataron a golpes más de cinco hombres una vez, me violaron. Esa Suzy se perdió… y se perdió por una razón. Cuando yo perdí a mi mamá, yo me perdí», contó la ex modelo, que al parecer nunca logró superar la devastadora muerte de su madre.

Suzy Pérez fue abusada sexualmente y torturada para venderla a varios hombres. En 2007 pudo escapar de esa pesadilla, pero comenzó otra más oscura y denigrante. Aparentemente la terrible experiencia la hizo adentrarse en el mundo de las drogas.

Desde hace 12 años vive en la calle. Según el programa, la ex bailarina es sobreviviente de cáncer de mama, tiene varios huesos rotos, una hernia de disco, delgadez extrema y llagas en su piel. Además, sufre de problemas de bipolaridad y depresión, entre otros trastornos mentales.

La mujer tiene un hijo llamado Savion Pérez, conocido como Jehew Green, de 19 años. Pero perdió la custodia hace años por su adicción a las drogas. Actualmente, el joven es ilustrador, activista LGBTQ y vive en otro estado. La ex bailarina aprovechó la entrevista y se dirigió a él.

«Te quiero, tú eres lo mejor que me pasó a mí, porque cada día sin ti es una sonrisa que no puedo tener», señaló.

Tras esa conmovedora declaración, el canal se puso en contacto con el joven y lo llevó hasta Nueva York para que se reencontrara con su madre. Sin embargo, durante esa reunión tan emocionante, Suzy se alteró demasiado y terminó en el hospital.

Por su parte, Savion expresó a través de su cuenta de Instagram indignación por las personas que publican videos y fotos de su madre buscando comida en basureros y vagando por las calles. «Mi madre no es un tema de redes sociales, ella es una mujer luchando contra la adicción, y ustedes están enfermos si piensan que van a recibir alguna atención por publicar esto», aseveró el joven.

Para ayudar a su madre, Savion inició una campaña a través de la plataforma GoFundMe, con la que planea recaudar fondos para su proceso de rehabilitación. La meta son 10.000 dólares, y ya han sido donados 5.000.

“Mi madre sufre de depresión, bipolaridad, esquizofrenia y demencia. Además, tiene un disco herniado y traumas infantiles que aún no ha podido superar. Mi meta es lograr que esté lúcida de nuevo para que vuelva a ser parte de mi vida”, explicó el hijo de Suzy Pérez.

Suzy Pérez

 



UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *