Diputados aprueban Código Procesal Penal

imagen

SANTO DOMINGO.- La Cámara de Diputados aprobó en dos sesiones consecutivas el nuevo Código Penal que establece la acumulación de pena hasta 60 años de prisión, el incremento de la pena máxima a 40 años y condenas de hasta 40 años de cárcel para los que asesinan mujeres.
La iniciativa contó con el voto favorable y unánime de 129 legisladores en primera lectura, y 126 en una segunda. Ahora será conocida por el Senado.
La pieza, que tenía 10 años en el Congreso Nacional, fue sometida por el Poder Ejecutivo, quien designó una comisión especial de juristas para introducirle cambios y adecuarlo a los nuevos tiempos.
El presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, Demóstenes Martínez, resaltó que el Código Penal tiene 12 años de estudio en la Cámara Baja. “Se trata de un proyecto ampliamente debatido”, dijo.
Agregó que la Comisión revisó y estudió cada una de las propuestas hecha por los distintos sectores, por lo que solicitó al pleno votar a favor del Código Penal.
Senado convoca sectores
La Comisión Permanente de Justicia de Derechos Humanos del Senado de la Republica convocó a las instituciones para que den su opinión en torno los Códigos Civil y Penal.
El senador Francis Vargas, quien preside la comisión, expresó que las vistas públicas se realizarán los días 22 y 29 de abril, y que para el Congreso es de mucho interés conocer las opiniones de las demás instituciones del estado.
Vargas dijo que los códigos constituyen el conjunto de disposiciones legales destinadas a regir las materias que constituyen el objeto de una rama del derecho. “Los códigos, como reguladores de una rama fundamental de la vida civil de un Estado, debe, por tanto, reunir y regular lo más posible las realidades sociales y políticas de la comunidad nacional a que está dirigida”, agregó.
Aseguró que en ese criterio se enmarcan nuestros códigos civil y penal. “Hay que reconocer que ambos códigos tienen más de 125 años de vigencia en el país, años en los cuales la sociedad dominicana se ha transformado en todos los órdenes, no solo en materia civil, sino, principalmente, en lo penal, en la que han surgido modalidades crímenes y delitos no practicados anteriormente y otros que se han agravado o han aumentado su práctica e incidencia social”, dijo.
El legislador apuntó que es preciso profundizar el estudio pormenorizado de los códigos, a fines de regular lo más posible cada aspecto que lo amerite de la vida social y de las relaciones humanas de nuestra comunidad.

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a