Desafíos y oportunidades de RD en 2022

imagen
El autor es agrónomo. Reside en Santo Domingo

Llegó 2022, todos anhelamos que nos pase lo mejor, y que así sea. Pero los sabios siempre han planteado que la vida, «tiende» a ser un espejo. Si sembramos, lo más probables es que cosechemos. Si demostramos amor, seremos amados. Más que esperar, debemos actuar, para tener resultados.

El todo, es la suma de sus partes. Y seremos un país rico, solo si la mayoría de sus habitantes lo son. RD es una nación pobre, porque la mayoría de sus ciudadanos lo son. De manera que hacer rico la mayoría de nuestros ciudadanos es el camino al bienestar.

Hay varios grandes obstáculos para que seamos una nación rica. 1. Que la riqueza está concentrada en unas pocas familias que fueron el sustento de las dictaduras en el pasado, y cada vez se concentra más. Fíjense el destino del CEA donde fue a parar sus tierras.

2. Que la mayor parte de la población, no está preparada técnicamente, y los recursos públicos de apoyo a emprendedores, tienen demasiado exigencias, de manera que le imposibilita a la mayoría tener acceso a ellos para convertirse en emprendedores. Y poder acumula capital.

3. Que el Estado invierte demasiados recursos para beneficiar grandes inversionistas, en avenidas e infraestructuras. Imagínese si esos recursos se invirtieran en apoyar los chiquitos, los microempresarios, para apoyar el emprendedurismo en toda la geografía nacional.

En los países industrializados, la fuente generadora de empleos y riquezas son los emprendedores, son las microempresas. Fabricar un carro, no es una grande empresa, esa ensambla, son millares de empresas pequeñas las que participan. Desde la que fabrica el tornillo al ribete.

Creo que la prioridad para el destino de los recursos públicos deben ser las personas, en especial, los chiquitos, los emprendedores. Pero no es así. Hay que volver al Primero la gente del Dr. Peña Gómez y hacerlo realidad. Masificando las mipymes y facilitando recursos.

Es absurdo, ser un país pobre, con millones de desempleados, permitiendo el Estado el ingreso de millones de haitianos, para los ricos abaratar el costo de las manos de obra. Mientras hay millones de tareas de tierra fuera de producción. Es evidente que hay una crisis de amor.

Hace falta un sinceramiento social, conciliar un modelo de desarrollo con la participación de los que concentran la tierra y la riqueza, para impulsar un modelo de desarrollo integrador, para convertir RD en un país de oportunidades y de bienestar para todos. Tremendo desafío.

Por siglos se seguirá hablando del General Trujillo, porque fue capaz de crear un tejido industrial que creó oportunidades y empleos para todos. Y es lo que debemos hacer para sustituir importaciones por producción nacional. Para crear industrias, tendría sentido el endeudamiento externo.

Seguir incrementando la riqueza de los ricos, transfiriéndoles bienes públicos, incrementará la delincuencia, la miseria y la inseguridad. Transferir los recursos a los pobres para impulsar la producción y el emprendedurismo, creará empleos y elevará la seguridad. La opción es clara.

Desde el 2020, venimos insistiendo en el potencial del Sector Acuícola y pesquero para erradicar el desempleo en la zona rural. Y en la práctica, hemos sido ignorados. Cuando con una tarea, produciendo Tilapias, podría una familia producir 125 mil pesos/mes. Y eso lo haría con una inversión de 500 mil pesos.  Esperamos en 2022 ser escuchado.

Solo imaginar convertir el canal oficial CERTV en tele politécnico, para preparar emprendedores. Impulsar una política de transferencia de recursos a los ciudadanos interesados en ser emprendedores. Donde el “Plan de Negocio” y no la “garantía”, sea lo importante. Y sin tantos obstáculos.

No podemos continuar siendo la finca de un grupo de señores feudales, habitada por 12 millones de siervos. Debemos convertirnos en una nación de ciudadanos, emprendedores, productores y empleados, enfocados en construir una nación rica, solidaria y de bienestar para todos.

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios