De las fundas balagueristas se pasó a las cajas peledeístas y ahora a los bonos perremeístas

imagen
La autora es politóloga. Reside en Santo Domingo

El pasado 14 de julio se cumplieron 20 años de la muerte de Joaquín Balaguer. Un personaje que podríamos olvidar o simplemente dejar de rumiar sobre su rol en la historia política dominicana. Murió a los 95 años, una larga vida asentada en el gobierno, el de Trujillo y los propios. Resistió siempre despedirse de la política y su principal legado es que en el post-balaguerismo hemos presenciado reiteraciones de sus estilos.

Su prole reformista ha sido hábil negociando participación en el Estado sin ser gobierno: se aliaron al PLD, al PRD y al PRM. ¡Qué hazaña!

Balaguer aniquiló las distintas tendencias de la izquierda: muertos, presos y exiliados. El país perdió ese liderazgo que no pudo tampoco unir fuerzas ante las adversidades. Acumuló divisiones que han plagado la izquierda dominicana.

Joaquín Balaguer

Movió la política hacia la centroderecha: él encarnando el liderazgo de la derecha y el PRD del centro. No aniquiló el PRD en sus 12 años de gobierno, pero se vengó en el 1986 y en el 1996. En 1986 derrotó al PRD después de solo ocho años en el poder (las únicas elecciones limpias que ganó Balaguer) y en 1996 tendió su apoyo al PLD para que José Francisco Peña Gómez, negro de origen haitiano, no ganara las elecciones.

En el año 2000, casi en la tumba, fue candidato y perdió. Cedió el paso a Hipólito Mejía, entonces del PRD, y el destino (una crisis financiera) se encargó de reponer en el 2004 a su escogido sucesor: Leonel Fernández.

A partir de ahí, Leonel asumió el liderazgo de la derecha dominicana, la incorporó al Estado y fue base de apoyo electoral. El balaguerismo se fundió con el peledeísmo. Cada vez el PLD se parecía menos a Juan Bosch: el cálculo venció a la misión y la corrupción a la ética.

Pero ya antes, en el gobierno de Hipólito Mejía, el Congreso, de mayoría perredeísta, había declarado a Balaguer “Padre de la democracia dominicana”, honor que no merecía, y mucho menos tocaba al PRD otorgarlo.

Ningún presidente es todo bueno o todo malo; tampoco Balaguer. Pero lo bueno no alcanzaba para merecer ese honor: fue colaborador de Trujillo y su presidente títere, y durante sus primeros 12 años de gobierno propio (1966-1978), el país estuvo sometido a una fuerte represión política. Eso lo descalificaba para el título otorgado.

Durante los gobiernos de Balaguer la corrupción y el clientelismo adquirieron sus formas modernas y se expandieron para estabilizar el régimen, mediante la conformación de amplias clientelas civiles y militares: las obras grado a grado con pago de sobornos, y la distribución de bienes a cambio de apoyo político.

Con el tiempo, de las fundas balagueristas se pasó a las cajas peledeístas y ahora a los bonos perremeístas. Con el crecimiento económico de las últimas décadas, la corrupción se amplió y eventualmente generó su antítesis: el movimiento anticorrupción.

Esa derecha, ante la que sucumbió el PLD y el PRD, se posa ahora sobre el PRM. Por eso es tan difícil desterrar a Balaguer.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
6 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Limón-Agrio
Limón-Agrio
2 meses hace

La Fundita de (Laita), la Cajita (?) y los Bonos (?) son cambios en la política dominicana para hacer creer que ayudan al oprimido pueblo… «Dale un pescado a un hombre y comerá un día; enseñale a pescar y comerá todos los dia». En cuanto a los que opinan a favor de Balaguer fueron los que nacieron o crecieron en esa generación (los viejos como yo) Sí sabemos y sufrimos la consecuencias de su dictadura.

Antonio Vásquez
Antonio Vásquez
2 meses hace

Rosario, eres hija de Flavio Darío, un ministro del gobierno de Antonio Guzmán. Tu hermano Flavio fue consultor Jurídico del gobierno más corrupto que ha gobernado R.D. Tú has estado alrededor del poder y de la cosa pública. Espero que sigas publicando de la política que beneficie el país. No criticas solapadas.

Rosa Emilia
Rosa Emilia
2 meses hace

Sra., politóloga respeto su opinión al tema que trata, mi opinión es que Somos nosotros ( tu y yo ) los culpables del Presente y sabes porqué? por vivir en el pasado, por la ausencia de los valores humanos, por miedo a morir y a vivir, porque es más cómodo mendigar, acusar, exhibir títulos, diplomas en todos, puestos y posiciones de alcurnia con el único objetivo de impresionar y descubrir un Ego hipócrita de nada sirve.

Rafael Rivera, y.Barry
Rafael Rivera, y.Barry
2 meses hace

Para los que tienen consciencia de verdad, y viviero’n esa historia del pasado regimen «Balaguerita»,…creo que todavia viven esa pesadilla», con miedo a’ volverse ha «dormir, pensando que en ese gobierno de «Terror Balaguerista», eran solamente los militares que dominaban en ese regimen del «Terror», pero ahora es todos diferenteahi tenemos un gobierno de Responsablidad , Luis Abinader Corona..

Hillary
Hillary
2 meses hace

Si pero, pero no escuchamos en ningún momento a rosario espinal decir,” de las funditas balagueristas a las cajas peledeistas”. Eso dice que sigue en concordancia con el penco y su pld.

Hi Camilo
Hi Camilo
2 meses hace

Debemos recordar que Rosario Espinal fue una defensora del gobierno corrupto de Danilo Medina y su PLD, solo pensar en aquella frase de que si los pobres salen a votar Gonzalo no puede perder tiene toda la de ganar, sabiendo que nadie detiene los cambio, ahora es difícil sacar el Balaguerismo del PLD, PRD y ahora PRM, sencillamente ninguno tiene ideología, tampoco identidad propia, Leonel y Danilo son Balaguerista encubierto y eso lo sabe ella.