Danilo Medina donde Donald Trump – Significados

imagen
EL AUTOR es educador. Reside en Villa Vásquez.

En medio del ambiente tenso que vive nuestra América, esencialmente por la inestabilidad política, social y económica de dos países, Venezuela y Haití, fue notorio el llamado o invitación a dialogo de parte del mandatario Republicano Donald Trump.

Este llamado se le hizo a los países del espectro, pero esencialmente a nuestro mandatario Danilo Medina, para abordar el tema Venezuela y otros más.

Desde mi humilde óptica el tema Venezuela, de gran calado en materia de importancia, fue parte del telón, para igualmente tocar un tema muy sensible en la concepción geopolítica y de dominio estadunidense: La expansión china.

Nosotros (los dominicanos, a través de nuestros representantes) formalizamos las relaciones comerciales y diplomáticas con la segunda potencia económica del mundo, el gigante asiático, en medio de dificultades tangibles.

Estas relaciones se consumaron con la finalidad de establecer nuevos mercados, expandir nuestros horizontes económicos y ser receptores de nuevos turistas.

Pero sobre todo bajo la promesa de unos empréstitos que servirían de desahogo financiero a la parte malograda de nuestra economía (endeudamiento extremo).

Todo esto se configuró en medio de una feroz guerra comercial entre las dos potencias en pugilato (EEUU y China).

Nosotros con nuestra  ubicación geográfica y estratégica teníamos tiempo bajo la mira de los chinos, y más aún bajo el entendido de que somos objeto del DR-CAFTA.

Además figuramos dentro de los que procuran una zona de libre comercio, donde se eliminen los obstáculos transfronterizos de los productos a comercializar.

Ante la imposición de sanciones arancelarias (por más de doscientos mil millones de dólares) de parte de los Estados Unidos a la China comunista, era evidente de que estos debían buscar una forma de esquivar esas sanciones.

Como se hizo de características imposibles la burla impositiva, nosotros nos convertimos en el foco de atención, en el supuesto de enviar mercancía hacía nuestra nación y luego enviarla a EEUU (con el auspicio del DR-CAFTA) y evadir los pagos de aranceles.

Es posible de que los chinos pensaran en esta salida simple, pero eficaz.

Sólo que algo tan evidente no podría pasar de forma desapercibida por los Estados Unidos, los cuales nos consideran su patio trasero (América Central y el Caribe) y nos han sometido a un descuido económico y comercial constante, por lo que estas circunstancias también fueron aprovechadas por lo chinos para irse posicionando esta zona.

Su expansión

Se dejó de considerar exagerada la relación de China con América, la cual en unos principios se figuró como antidemocrática.

Pero en la actualidad se sabe que más allá de lo geopolítico está lo económico. Aunque también, según me parece se ha sobrevalorado el costo de dichas relaciones en función de los beneficios a obtener.

Dentro de los que han analizado este fenómeno tenemos a Joseph Nye, el cual considera lo siguiente:

La combinación del poder duro, de coerción y pagos, con el poder blando, de persuasión y atracción» se facilita por la cooperación que apremia todo vínculo entre ambas regiones. Tal descubrimiento es la antesala de una lucha, entre China y Estados Unidos, por Latinoamérica.

Estos planteamientos fueron abordados por, los que entiendo pertinentes, los concejeros del presidente y es evidente que los EEUU tocó ese punto. Sería interesante saber cuál fue el parecer del mandatario Medina.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *