Cuando una sociedad entra en su etapa final de disolución

imagen
EL AUTOR es sociólogo y político. Reside en Santo Domingo.

Cultivamos el cuerpo, descuidamos el alma. Total, ¿para que sirve? Yo gusto y quiero gustar.  Yo me gusto. Me amo, me adoro ¿Qué vaina es ese dizque el alma? Oye eso. Y ¿es fácil?

Las religiones, cuando la gente todavía creía en ellas, aspiraban a cultivar el espíritu, a veces, a expensas del cuerpo.  Déjese de eso hermano. Lo único que importa es el cuerpo y eso para que le de gusto a uno. Por eso vivimos fabulosas paradojas: la Semana Santa es la mas pagana del año. Bebemos, brincamos y metemos sustancia para que el sexo dure mas y si nos faltan palabras groseras Maluma y Daddy Yanky tienen tremenda oferta; empañamos el espejo de tanto mirarnos y si te descuidas hasta se derrite el maquillaje, subimos la música y alentamos los gritos que suelen acompañar el orgasmo. ¡Ohh mundo fabuloso y genial! No venga nadie a hablarme de retiro, recogimiento y mesura. Esto es para darse gusto y no mañana que lo mío es ahora.

La pandemia nos recordó la fragilidad propia.  La urgencia de disfrutar antes de que este mundo se acabe es innegociable. Por eso algunos nos equivocamos. Creímos que el Covid-19 traería la gente de regreso a los templos, la prudencia y el recato. Para eso tenía que haberse quedado no venir de visita. A gozar ahora que nadie sabe de mañana.

Al morir, mis herederos dispondrán según les convenga. Bueno siempre ha sido así pero un amigo muy preocupado me dijo hace poco: tengo 3 hijos y un negocio. Ninguno de mis hijos ha puesto el fruto de mi esfuerzo en su agenda. Y en todas partes se vive esa ruptura. O los hijos no se interesan o están al acecho para descuartizar un patrimonio. Total, no me llevaré nada mas que la ropa. ¿Para que tanto afanar?

Hoy sabemos que la gente no acude al gimnasio para estar en salud sino para verse bien, para gustar; nadie parece temer al infierno; muchos ya lo encontraron en la tierra. Estar bien con uno mismo no tiene que ver con el alma sino con las nalgas. Y ¿será como dice Silvio que la angustia es el precio de ser uno mismo?

Lo que no da gusto no sirve. ¿para que puede servir?  La espiritualidad de un templo, un sermón bien pensado, un gesto de piedad se apreciaban. La música popular elevaba el reclamo erótico a lo místico. Hoy, explícitamente se glorifica lo que se puede y se debe sentir.

Esta situación no la cambia nada ni nadie.  Pero nada de esto es nuevo; ha ocurrido cantidad de veces, siempre, cuando una sociedad entra en su etapa final de disolución.

 

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
14 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Edgard
Edgard
2 meses hace

Si rechazan a Dios, a donde usted cree que llegará la sociedad. Lo sacan de la familia, escuela y universidades que cosecharán? Dios sigue ahí, en busca del hombre y, los que hemos oído gozamos del Espíritu Santo y Sus bendiciones

PASTOR PEREZ GIL
PASTOR PEREZ GIL
2 meses hace

INFLUENCIAS HAITIANAS: GAGA,PATUA,BRUJERIA,AFRICA,IGNORANCIA,ESTUPIDEZ, ATRASOS SOCIALES Y CULTURALES,DEFORESTACION,DEPREDACION DE FLORAS Y FAUNAS….ESTA NUEVA INVACION HAITIANA NOS HA DESENFOCADO COMO NACION….ESTAMOS COMPITIENDO POR TRABAJO CON EL ENEMIGO HAITIANO….EN NUESTRO PROPIO SUELO. EN LAS PLAYAS Y EL TURISMO…EN LOS CAMPOS Y LA AGRICULTURA EN LAS CIUDADES Y LA CONSTRUCCION… SE EMBARAZAN LAS PROSTITUTAS HAITIANAS Y PAREN EL 40%

Leed
Leed
2 meses hace

El hedonismo de esta generación es el comienzo de su autodestrucción.

HEALTH IS WEALTH
HEALTH IS WEALTH
2 meses hace

Es cierto,la gran mayoría de las poblaciones exhibe esa actitud, visión de la vida.Pruguntemonos,que nos hicieron,para que de unas décadas hacia acá cambiaremos tanto??,especialmente en Semana Santa,en un país que hace unas décadas,para Semana Santa,todos estábamos,tranquilos quietos????

HEALTH IS WEALTH
HEALTH IS WEALTH
Responder a  HEALTH IS WEALTH
2 meses hace

Preguntemos, qué instituciones nos fallaron,nos mintieron por décadas,nos desfraudaron,partidos políticos,iglesias,la gran mayoría de sus líderes en quienes el pueblo confío y resultó que eran sepulcros blanqueados,truqueros,falsos,hicieron al pueblo perder la fé y la esperanza???

Juan Q
Juan Q
Responder a  HEALTH IS WEALTH
2 meses hace

Ahí está el detalle

HEALTH IS WEALTH
HEALTH IS WEALTH
Responder a  HEALTH IS WEALTH
2 meses hace

Es tiempo,de que todos los dominicanos de buen corazón,nos unamos y encontremos genuinas y positivas alternativas,para ayudar a la mayoría de nuestro pueblo,especialmente las juventudes a recuperar la fé perdida,y que estemos a tiempo de hacer realidad la Paria que soño Duarte, Luperón y los verdaderos héroes de Abril.

HEALTH IS WEALTH
HEALTH IS WEALTH
Responder a  HEALTH IS WEALTH
2 meses hace

Patria, corrección.

juan bosch
juan bosch
2 meses hace

TREMENDO ARTICULO,

MISTER BRUNO'S EX PLD.
MISTER BRUNO'S EX PLD.
2 meses hace

SENORES, PUES YO CREO QUE MELVIN MANON ES UN MAGO, Y DE DONDE SACA ESTE SENOR TANTAS IDEAS FABULOSAS CUANDO ESTAS ESCRIBIENDO, LO FELICITO POR SU ELOCUENCIA Y SU MANERA DE PENSAR TAN INTELIGENTE, SINCERAMENTE MELVIN DEDIQUESE A LA POLITICA Y DESDE UNA POSICION PUBLICA APLIQUE SUS CONOCIMIENTOS PARA TODO EL PUEBLO DOMINICANO.

Francis
Francis
2 meses hace

Es que este traidor tiene privilegios y no admiten que se le quite la máscara de la traición

Francis
Francis
2 meses hace

Desde que surgen los traidores como el columnista la sociedad inicia el camino a desaparecer, pero han de surgir nuevos hombres que arrebaten y recojan las ideas de aquellos que fueran traicionados para mantener ideales vivos de luchar por la Patria. Y formar la verdadera sociedad nacionalista.

Ambrosio
Ambrosio
2 meses hace

Muchas veces es uno mismo el que ha entrado en su fase final de disolución y la depresión que produce hace que lo proyecte al mundo. La película Melancholía, de Lar Von Triers nos habla de eso con la metáfora del mundo que se acaba.

Leed
Leed
Responder a  Ambrosio
2 meses hace

Si pero en esa película no se trata de proyección, o autodestrucción personal Sencillamente, sucede como un acontecimiento apocalíptico.