Crímenes de odio en Nueva York aumentaron considerablemente

imagen

NUEVA YORK.- El número de crímenes de odio en la ciudad de Nueva York ha aumentado significativamente durante los primeros nueve meses de este año, como parte del aumento de tales delitos en toda la ciudad.

El Departamento de Policía de Nueva York ha reportado un total de 311 crímenes de odio hasta septiembre, en comparación con los 250 reportados en el mismo período en 2018, según el Subinspector Mark Molinari, quien encabeza el Grupo de Trabajo sobre Crímenes de Odio del departamento.

Molinari dijo que el 52 por ciento de los crímenes de odio reportados, o 163, tienen como objetivo a los judíos. Durante el mismo período del año pasado, la policía de Nueva York reportó 108 crímenes de odio antisemitas.

“Aunque la proximidad es ridículamente estrecha, no son los mismos tres grupos de niños”, dijo. “Me encantaría que una persona en la ciudad de Nueva York cometiera todos mis 311 crímenes de odio y pudiera encerrar a una persona y hacer que desapareciera. En su mayor parte estoy tratando con 311 individuos al azar de muy diversos orígenes que cometen estos crímenes de odio contra diferentes personas”.

Ese es el desafío al que se enfrenta la ciudad cuando trata de frenar una creciente ola de odio en sus precintos, gran parte de ellos dirigidos contra los judíos.

Molinari dijo que el comportamiento criminal no parece provenir de miembros de grupos de odio extremistas de alto perfil como el Ku Klux Klan o los manifestantes de extrema derecha que se manifestaron hace dos años en Charlottesville, Virginia.

“La narrativa nacional no es la narrativa que vemos aquí en la ciudad de Nueva York”, dijo Molinari. “No hay bandas errantes de supremacistas blancos, desde caquis y antorchas tiki hasta gente con capucha”.

Añadió que “la ideología política, la ideología religiosa, no vemos que eso suceda aquí en Nueva York”.

Molinari se dirigió a un grupo de donantes de la UJA-Federación de Nueva York, una organización comunal. A su lado estaba Deborah Lauter, que fue contratada recientemente para dirigir la nueva Oficina de Prevención de Crímenes de Odio de la ciudad, tras una carrera en la Liga Antidifamación y otras organizaciones judías.

Lauter subrayó que una de las claves para prevenir los delitos motivados por el odio, especialmente entre niños de diferentes orígenes, es la educación y las asociaciones a largo plazo entre comunidades religiosas y étnicas.

“En un momento dado, la comunidad judía comenzó a retirarse de su programa de relaciones comunitarias”, dijo.

“Estamos sintiendo las repercusiones ahora. Esto es un trabajo duro. Tienes que hacer el juego largo para resolver estos problemas”.

 

 

 

 



UNETE A LA CONVERSACION

1 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *