Crece preocupación en América Latina por la propagación de la variante Delta

imagen

BOGOTA.- En octubre de 2020 surgió en India la variante Delta del coronavirus, y rápidamente se extendió a más de 80 países. Al principio la Organización Mundial de la Salud (OMS) la calificó como “una variante de interés”, pero el pasado 15 de junio pasó a ser “una variante de preocupación”, como consecuencia de su mayor capacidad de contagios y letalidad.

La rápida propagación de esa nueva cepa del COVID-19 encendió las alarmas en América Latina, donde cada vez son más los países afectados por la variante Delta.

Mientras la comunidad científica internacional continúa investigando esta cepa, la semana pasada la OMS citó dos estudios que advierten de la mayor peligrosidad de la mutación surgida en la India. Se trata de trabajos realizados por investigadores de China y Canadá, que aún no fueron publicados en una revista especializada.

Según el estudio canadiense, los riesgos para la salud con la variante Delta son significativamente mayores que con los primeros tipos de coronavirus: las posibilidades de hospitalización aumentan en torno al 120%, y las de necesitar cuidados intensivos son de alrededor del 287%. El riesgo de muerte asciende, por tanto, según los expertos, a más de un 137%.

Para el estudio de China, se examinó a personas que estaban en cuarentena tras haber tenido un contacto estrecho con un infectado con esa variante. La prueba PCR les dio positivo tras una media de cuatro días, en lugar de seis, como ocurría con las primeras variantes. Además, la carga viral resultó 1.200 veces mayor en la primera prueba positiva que en las variantes originales del virus.

“Esto sugiere que esta preocupante variante puede reproducirse más rápidamente y ser más contagiosa en las primeras etapas de la infección”, señaló la OMS, que estima que la variante Delta ya representa más de tres cuartas partes de los nuevos casos, por lo que predominará en todo el mundo en los próximos meses.

La nueva cepa ya es dominante en Europa. Por ese motivo, varios países volvieron a aplicar medidas de restricción para frenar la cadena de contagios. Francia, por ejemplo, estableció la obligatoriedad del pase sanitario para acceder a lugares de ocio y cultura.

Entre los países en los que la variante Delta está causando más del 75% de los nuevos casos de la enfermedad se encuentran India, China, Rusia, Indonesia, Australia, Bangladés, Reino Unido, Sudáfrica, Australia, Portugal e Israel. Sin embargo, en América Latina varias naciones comenzaron a reportar los primeros casos en los últimos días, y en algunas incluso ya hay circulación comunitaria como en los casos de Brasil y Paraguay.

Brasil

El gigante sudamericano es uno de los países más afectados por el coronavirus desde el inicio de la pandemia. Con más de 19.700.000 casos, es la tercera nación a nivel mundial con más cantidad de infectados, y la segunda con el mayor índice de muertos, con 550.502. La llegada de la variante Delta vuelve a encender las alarmas, y las autoridades ya adelantaron una posible nueva ola de contagios.

El primer caso confirmado con esta variante, que ya está presente en más de 120 países, fue el pasado 26 de abril. Desde entonces, y hasta la semana pasada, cinco estados habían registrado infecciones por Delta. Todos esos casos habían sido considerados eventos importados aislados. No obstante, un estudio conjunto de varias instituciones de salud pública de Brasil, encontraron la primera transmisión comunitaria a gran escala y la dispersión interestatal asociada.

Este lunes el Centro Estadual de Vigilancia en Salud de Rio Grande do Sul reportó “el primer caso de transmisión comunitaria” en la ciudad de Nova Bassano. Los especialistas hablan de “transmisión comunitaria” cuando ya no se puede detectar el origen concreto del contagio.

Hasta el 19 de este mes se contabilizaron en Río de Janeiro 74 casos de la variante Delta, del total de 97 notificados en todo el país, según datos del Ministerio de Salud. El sábado, las autoridades sanitarias de Río de Janeiro confirmaron los primeros fallecimientos a causa de la variante Delta en la metrópoli brasileña. “Es de esperar que la variante acabe convirtiéndose en la dominante en la ciudad”, advirtió el secretario de Salud de la ciudad, Daniel Soranz.

Alerta en Argentina y Uruguay

Luego de que se confirmara el primer caso de transmisión comunitaria en Rio Grande do Sul, el norte de Uruguay y el noreste de Argentina están en alerta al tratarse de una región fronteriza entre los tres países.

En el caso de Argentina, la titular de Migraciones, Florencia Carignano, informó este martes que hasta la fecha se han contabilizado en el país “45 o 46 casos” de la variante Delta, siendo todos los casos de personas “que tienen relación con algún viaje”, y que llegan en su mayoría procedentes de Europa o Estados Unidos. Esto implica que, por el momento, no hay en el país una transmisión comunitaria.

A fines de junio pasado, el gobierno de Alberto Fernández decretó un cupo máximo de pasajeros que pueden ingresar en vuelos internacionales, que inicialmente fue de 600 por día y que desde el día 10 de este mes se empezó a ampliar progresivamente hasta los 1.000, cifra que se mantendrá hasta el 6 de agosto.

Estas medidas -que restringen más aun las que ya rigen desde que irrumpió la pandemia, como la prohibición de acceso a extranjeros no residentes- generaron malestar en las aerolíneas, que se han visto obligadas a reprogramar vuelos, y entre los argentinos y residentes en el país que están en el exterior y quieren volver.

En tanto, el pasado 18 de julio el gobierno uruguayo confirmó la llegada de la variante Delta al país. De las 86 muestras analizadas en ese entonces, se detectaron 65 positivos de los que 26 corresponden a la variante Delta, 14 de Beta, 2 de Alfa, 1 de Lambda y las 22 restantes de la variante P-1, que actualmente es la que predomina en el país sudamericano.

“La Delta tuvo cuatro vías de ingreso desde cuatro países diferentes. La Beta sudafricana corresponde a embarcaciones de pesca y la de Alfa son dos casos que es un viajero y un camionero. Esto fue posible en virtud de hacer un seguimiento estricto de los viajeros y la secuenciación genómica de los pacientes”, enfatizó Daniel Salinas, ministro de Salud Pública.

Asimismo, descartó que haya circulación comunitaria de estas nuevas variantes porque todos los casos se encuentran aislados y se hizo el rastreo.

Paraguay

El Ministerio de Salud confirmó el viernes pasado los primeros seis casos detectados de la variante Delta. Las autoridades detallaron que los casos proceden de Asunción, la capital, y el departamento Central.

El fin de semana se confirmó que al menos uno de los que están infectados con la nueva variante no estuvo en el extranjero, por lo que se está investigando si hay circulación comunitaria en el país.

Guillermo Sequera, director general de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud, indicó que a raíz de esto “existe alta sospecha de circulación comunitaria de la variante Delta”. Por ese motivo, remarcó la necesidad de seguir avanzando en el plan de vacunación para contener el impacto de la nueva cepa. Hasta el momento, sólo el 12% de la población recibió al menos una dosis.

Ante el gran avance de la variante Delta, el Gobierno incrementó las medidas para viajeros al imponer la realización de un doble test de detección y cumplir aislamiento de cinco días entre prueba y prueba. La orden entró en vigor el 21 de julio y se extenderá por 30 días, momento en el que volverá a ser analizada.

Ecuador

Este martes la ministra de Salud ecuatoriana, Ximena Garzón, indicó que el país ya suma 85 casos de la variante Delta. La mayor parte se encuentran en la provincia de El Oro, fronteriza con Perú. “El contagio comunitario es a nivel de la provincia de El Oro”, puntualizó.

La provincia de El Oro está desde el pasado 14 de julio bajo un estado de excepción focalizado. Otras provincias donde se han registrado casos de la variante Delta son Pichincha, Azuay, Cañar, Manabí y Guayas.

Garzón aclaró que, por el momento, no hay un contagio comunitario a nivel de país. Precisó, asimismo, que los tres casos reportados en Pichincha fueron detectados en el aeropuerto, por lo que de inmediato se procedió a desplegar las medidas de control y se evitó una propagación mayor del virus.

Perú

El Gobierno mantendrá suspendidos los vuelos comerciales con Brasil, India y Sudáfrica, por lo menos hasta mediados de agosto, para reducir el riesgo de propagación en su territorio de las variantes del coronavirus surgidas en esos países. Así lo estableció el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) mediante una resolución ministerial publicada este lunes en el diario oficial El Peruano.

En concreto, la medida extiende del 1 al 15 de agosto la suspensión de los vuelos de pasajeros provenientes de esos tres países, donde se ha registrado el brote de nuevas variantes de coronavirus, como medida preventiva para “evitar una posible importación masiva de casos de estas variantes que puedan propagarse en el Perú”.

Esta es la cuarta vez que el Ejecutivo peruano amplia la suspensión de estos vuelos, desde el pasado 15 de marzo.

Pero, a pesar de las precauciones tomadas para evitar la llegada de las nuevas variantes, actualmente el país ya tiene constancia de la presencia de cuatro de ellas. La dominante es la C.37, también llamada andina, pero asimismo circula la británica, la brasileña y, más recientemente, la Delta.

El ministro de Salud, Óscar Ugarte, confirmó el sábado pasado que en los últimos días se detectaron cuatro nuevos casos de la variante originada en India, con lo que se incrementa a 19 la cifra a nivel nacional. “La presencia de esta variante es un riesgo adicional de contagio mayor y aparición de una tercera ola, pero frente a eso tenemos mayor capacidad de respuesta en el primer nivel de atención”, señaló.

Chile

Pese a haber desarrollado una de las campañas de vacunación más rápidas del mundo, hasta hace poco Chile sufrió un fuerte rebrote del coronavirus. Pero en los últimos días los balances comenzaron a mejorar significativamente.

El lunes el país registró una tasa de positividad del 2,06%, la más baja de la pandemia, y por sexto día consecutivo mantuvo esta cifra por debajo de 10.000, algo que indica que la pandemia se encuentra estabilizada, según los expertos.

“La positividad ha tenido una disminución de más del 60%. Hay que comprender que este esfuerzo es de todos”, dijo el ministro de Salud, Enrique Paris.

Pese a esto, las autoridades siguen muy de cerca cómo avanza la variante Delta en el país. Cristóbal Cuadrado, secretario técnico del Colegio Médico, explicó al diario El Mercurio que entre 6 a 8 semanas habrá un incremento de infectados por la nueva cepa.

“Ya sabemos que hay algunos casos de transmisión comunitaria, y por la experiencia europea se observa que alrededor de seis semanas desde que se empieza a encontrar transmisión comunitaria de la variante Delta se comienza a hacer predominante en el país, lo que eleva los casos de manera importante”, apuntó.

El jefe del Departamento de Enfermedad Infecciosas de la Universidad Católica, Jaime Labarca, destacó el alto porcentaje de población vacunada en Chile, lo que permitiría un menor impacto de la variante Delta, a diferencia de otros países: “La diferencia es que Chile tiene alrededor del 65% de la población con vacunación completa; en cambio, cuando la variante Delta se instaló en otros países, como Estados Unidos o Reino Unido, tenían un avance de entre el 40% y el 50%”.

Colombia

El sábado pasado el presidente Iván Duque anunció el primer caso en el país, registrado en Cali, la capital del Valle del Cauca. “El trabajo que viene adelantando el INS ha sido muy riguroso para detectar todo tipo de variantes en el territorio nacional. Es preciso indicar que el INS ha identificado la presencia de la variante Delta en nuestro país, en un caso que fue sometido a examen en la ciudad de Cali”, expresó.

Según informó el diario El Tiempo, la paciente se contagió en un viaje que hizo a Estados Unidos para visitar a su familia en el mes de junio. A diferencia de otros contagiados, la mujer presentó los síntomas al día siguiente de haber llegado a Colombia, razón por la cual se realizó una prueba PCR que resultó positiva y se puso inmediatamente en aislamiento en su casa, por lo que solo ha tenido contacto con una persona más, que fue su pareja.

“Es un caso importado, una paciente que llegó de los Estados Unidos. Su estado general es bueno, ha venido saliendo de la enfermedad. Hemos adelantado para ella y su familia un cerco epidemiológico que nos posibilite controlar los contactos”, informó el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina.

México

En el país ya hay 20 estados que han registrado casos de esta cepa. Tan sólo en la Ciudad de México (CDMX), en mayo esta cepa representaba el 3,8% de los casos; pero a principios de julio ya dominó en el 60% de los casos activos.

“En agosto podría ser la dominante en México, hasta en un 90%. Sí debemos estar alertas ya que es mucho más contagiosa que la Alfa, que originariamente fue la primera variante que se encontró en Reino Unido, bastante más, hasta un 70% más”, dijo a Infobae México el doctor Gustavo Olaiz Fernández, Coordinador General del Centro de Investigaciones, en Políticas, Poblaciones y Salud (CIPPS) de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Pese a las advertencias de las autoridades, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a no tomar medidas drásticas frente a una nueva ola de contagios.

“No exagerar con medidas autoritarias. En nuestro país no hubo toque de queda, no hubo medidas drásticas, ni en los peores momentos”, afirmó el gobernante en medio de una tercera ola de contagios que la semana pasada ocasionó incrementos de más de 15.000 nuevos casos por día durante cuatro jornadas consecutivas.

Venezuela

Desde el inicio de la pandemia la oposición venezolana y gran parte de la comunidad internacional han reclamado mayor transparencia a la dictadura chavista respecto a los datos del coronavirus en el país. El domingo las autoridades reportaron los dos primeros casos de la variante Delta.

Un día después, el lunes, el dictador Nicolás Maduro anunció que la población venezolana deberá respetar un confinamiento “radical” de siete días a lo largo de esta semana como respuesta del régimen ante la llegada de la variante Delta.

“Desde el lunes 26 de julio hasta el domingo 1 de agosto vamos a la cuarentena para protegernos de la variante Delta que llegó a nuestro país. Máximo cuidado. No debemos descuidarnos, debemos seguir cumpliendo con todas las medidas”, expresó Maduro.

Venezuela, que atraviesa desde antes de la pandemia una alarmante crisis humanitaria y sanitaria, reportó casi 300.000 infectados y 3.500 decesos desde el inicio de la pandemia. Cifras que, según la comunidad médica del país, la oposición y la comunidad internacional, no son las reales. Por el contrario, activistas han venido denunciando que la situación es alarmante.

Cuba

En medio de las masivas protestas contra la dictadura castrista, las autoridades sanitarias de Cuba también observan con preocupación la propagación de la variante Delta en la isla. Este martes, y por segundo día consecutivo, Cuba registró más de 8.000 nuevos casos de COVID-19, una cifra inédita desde el inicio de la pandemia. Ese importante incremento de infecciones ha sido impulsado por la nueva cepa.

Las provincias occidentales de La Habana y Matanzas, con reportes de 1.527 y 1.264 nuevos pacientes, respectivamente, son hoy los territorios más afectados por el peor repunte de la enfermedad, seguidos por otras regiones como la oriental Holguín (816) y Ciego de Ávila (704), debido a la circulación de las variantes Beta y Delta.

María Guzmán Tirado, doctora en Ciencias y presidenta de la Sociedad Cubana de Microbiología y Parasitología y jefa del Centro de Investigaciones, Diagnóstico y Referencia del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri (IPK), adelantó que la variante Delta “poco a poco va a ir imponiéndose” en todo el país.

De acuerdo a lo informado por el diario Granma, afín al régimen castrista, en las muestras procesadas entre el 1 y el 7 de julio, provenientes de Holguín, Villa Clara y Matanzas, el 64% de los casos positivos estaban infectados con la variante Delta.

00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
6 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Dr: E Rodríguez
Dr: E Rodríguez
2 meses hace

Vacúnese y deje que esos descerebrados sigan creyendo que esto es un virus, esta enfermedad es biológica creada y manipulada al mismo tiempo. Nunca se sabrá en verdad cual País fue que la creó pero los que creen que se van a salvar por no vacunarse tendrán que irse a vivir a otro planeta porque este ya está infectado para siempre. Sálvese quien pueda porque esta enfermedad no tiene fin.

El Moderador
El Moderador
2 meses hace

Preocupacion en America Latina ? Carajo estoy decepcionado, yo pensaba que solo eran esos Cubanos por ser comunistas los que debian preocuparse, pero veo que no. Aunque todos estos otros paises pertenecen almundo librey no tienenbloqueo, parece que se tendran que preocupar tambien. Que cosa esta eh?

Hi Camello
Hi Camello
2 meses hace

EL VIRUS MAS CHARLATAN

A LOS PIPEROS NO LE HACE NADA

Tranquilo-Quieto
Tranquilo-Quieto
2 meses hace

Así es. Gracias a los cerebros de ardillas que no se vacunan por estar creyendo que Bill Gates los quiere rastrear con un clip, otros disque porque es la “marca del diablo, otros porque según ellos es un plan de las farmacéuticas para dominar el mundo, otros porque a Trump no le dieron crédito por haber “desarrollado” la vacuna durante su administración. Entre todos no reúnen para formar un solo cerebro.

Rafael
Rafael
Responder a  Tranquilo-Quieto
2 meses hace

Felicidades señor Tranquilo quieto, usted
perforo la diana, eso es así.

Elton
Elton
2 meses hace

Es que debe crecer porque la terquedad de la raza humana no tiene limites . No queremos respetar distanciamiento ni uso correcto de mascarilla ….mire los resultados. Aunque estés vacunado sigue con el protocolo que este bicho nadie sabe.