Condena definitiva al capitán del Costa Concordia

imagen

 

ROMA.- Francesco Schettino, el capitán del crucero Costa Concordia que provocó su naufragio en enero de 2012 y huyó de la nave sin esperar al resto de pasajeros, entrará en la cárcel.

El largo proceso ha llegado a su fin y el Tribunal Supremo italiano ha confirmado la pena de 16 años de cárcel. La tragedia, causada por una negligente maniobra del máximo responsable de la embarcación, terminó con la muerte de 32 personas. La defensa había recurrido al alto tribunal con la esperanza de que se rebajase la petición, sin embargo, Schettino, que hasta ahora había permanecido en libertad, deberá entrar en la cárcel inmediatamente. De hecho, en el momento de recibir la noticia se encontraba ya cerca del centro penitenciario de Rebibbia, en Roma.

De este modo se cierra una historia que comenzó la noche del 13 de enero de 2012 y que conmocionó a Italia. No solo por el alcance de la tragedia, sino por los rasgos patéticamente caricaturescos de su protagonista.

Esa noche, un error humano provocado por Schettino -apodado ya para siempre el capitán cobarde– condujo la nave, un crucero de 114.500 toneladas y 293 metros de longitud, contra un escollo después de haber cambiado la ruta para contentar a uno de los tripulantes acercándose a una isla.

El barco transportaba a 4.000 personas y la frivolidad de su capitán costó la vida a 32 de ellas, provocó 64 heridos y millones de euros en indemnizaciones. Los restos del barco quedaron varados durante más de dos años ante la isla de Giglio.

Schettino ya fue condenado el 11 de febrero de 2015 16 años por los delitos de homicidio colposo, abandono de la nave y por no informar en el momento adecuado a las autoridades porturarias de que había chocado contra una escollera. Él siempre defendió que, en realidad, no quiso abandonar la nave voluntariamente.

De hecho, llegó a escribir un libro –Le veritá sommerse (Las verdades sumergidas)– defendiendo su versión, que ha ido cambiando varias veces sin lograr explicar cómo se puso a salvo a sí mismo mientras cientos de personas trataban todavía de salir del barco.

JPM

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios