PR: Casa Dominicana: seis años de servicios comunitarios y educativos

imagen

SAN JUAN.- La antigua escuela José Gautier Benítez, en Villa Palmeras, fue remodelada en 2016, para ser convertida en un centro cultural, comunitario y educativo, llamado Casa Dominicana.

Esta institución arribó a su sexto aniversario, brindado a las comunidades puertorriqueñas e inmigrantes y sectores aledaños servicios importantes.

Es un lugar donde bien puedes recibir servicios de vacunas contra el covid-19, clases de mandarín, inglés, ciudadanía, orientaciones, presentaciones de libros, charlas, exposiciones pictóricas, conferencias, además de ser un lugar para reuniones de distintas instituciones, o personas que así lo soliciten para sus actividades, vía telefónica o personal.

La edificación tiene el nombre de Casa Dominicana, pero realmente es la casa de todos: este el slogan del presidente de la Junta de Directores, el ingeniero Francisco Pachin Ramírez, quien se ha mantenido al frente del cargo, desde su inauguración por la entonces alcaldesa de San Juan, Carmen Yulin Cruz.

El registro de visitas es evidencia clara de que sus servicios no corresponden únicamente a la comunidad dominicana, sino que comunidades inmigrantes en Puerto Rico la utilizan para ofrecer cursos, talleres, conferencias, seminarios, reuniones y ensayos, entre otros.

Es el punto de encuentro preferido donde los artistas plásticos quisqueyanos vienen de República Dominicana a exponer sus obras, dando a conocer sus trabajos, sobre los lienzos que tienen voz.

Para el ingeniero Francisco Pachin Ramírez, tanto los dominicanos como todo el que necesite las instalaciones de la Casa Dominicana, puede llegar hasta allá y solicitarla de manera gratuita.

Resaltó que tener ese espacio es un sueño realizado de tantos quisqueyanos, que siempre añoraban tener un lugar donde reunirse y confraternizar en franca armonía, como en familia.

«Hace seis años, se inauguró esta Casa Dominicana, un centro cultural que hacía falta en Villa Palmeras y sectores aledaños, un espacio hermoso y bien preparado para exposiciones de libros, charlas, conferencias, presentaciones de muestras pictóricas, un lugar acogedor y de arquitectura muy interesante enclavada en el corazón de Santurce», dijo.

Resaltó que tener la Casa Dominicana es un anhelo de más de 40 años de la comunidad dominicana en Puerto Rico, donde igualmente se comparte con otras comunidades como la mexicana, cubana, china, haitiana y puertorriqueña.

«Aquí se brindan además unos servicios muy oportunos y de salud, como acupuntura, todos los miércoles. Nuevamente se reiniciarán muy pronto las clases de pintura por el maestro Carlos Abad, auspiciada por el Consulado dominicano e INDEX-PR. También se ofrecen clases de mandarín, serigrafía y esa gran feria de vacunación por el covid-19 que ofreció la organización Voces, junto al municipio de San Juan y el Departamento de Salud, además de orientación sobre servicios de las oficinas de la ciudad capital, como orientación a inmigrantes, entregas de alimentos, entre otros», agregó.

Destacó que son seis años promoviendo la cultura en todas sus manifestaciones, asunto que contribuye al desarrollo social de las comunidades.

«Tenemos dos bibliotecas electrónicas para el uso de todo el que la necesite y de los alumnos de las cinco escuelas que la rodean. Invitamos a los estudiantes del área a continuar asistiendo y poder preparar sus asignaciones. Las puertas de la Casa Dominicana siempre están abiertas para todos. Este lugar no es de los dominicanos, sino de todos», afirmó.

Por su parte el encargado de cultura de la institución, el veterano artista plástico dominicano Bladimir Díaz, reconoció la importancia de la Casa Dominicana para el arte y la educación de todos los que la visitan diariamente.

«Como artista, poder coordinar eventos culturales aquí en Casa Dominicana es una experiencia maravillosa. Colaborar y aportar con los jóvenes pintores, cuando vienen a buscar alguna idea o asesoramiento y simplemente ser parte del éxito de sus presentaciones pictóricas, me llena de regocijo y orgullo de hermandad”, expresó.

«Esta institución cultural Casa Dominicana aporta mucho a las comunidades y es que son muchos los proyectos presentados con éxitos en este hermoso lugar. Les invitamos a visitarnos y utilizar estos servicios y espacios brindados», agregó.

Casa Dominicana está ubicada en la avenida Sagrado Corazón de Jesús, esquina Degetau, en Villa Palmeras y ofrece asistencia a más de 20,000 personas cada año.

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Juan Ernesto Silva
Juan Ernesto Silva
3 meses hace

! Todos los buenos dominicanos somos la patria ! Así se hace amigos ! Un abrazo con aroma de recuerdos gratificados al pueblo solidario de P. Rico. Aquí recibí protección cuando l intolerancia me perseguía a muerte. Mi admiración a Pachín y colegas.