Anécdota de Concho Primo con Miriam en medio del  baile

imagen
El autor es periodista. Reside en Santo Domingo

 

Al amigo Miguel Guerrero, ¡con tanta pena!

Cuentan que un general de tiempos de ¡Concho, Primo! con bien ganada fama de criminal, llegó con su gavilla entrada la noche a una fiesta en las estribaciones serranas de aquel Santiago rural y agreste.

Las notas del  perico ripiao se fueron apagando bajo el retumbar de las polainas.

Paró por completo la música, las mujeres ensayaron sonrisas de ocasión, mientras los hombres agachaban las cabezas.

Que siga la fiesta, sigan bailando, invitó el general adueñándose del ambiente y calmando la tensión por su llegada junto a sus mal encarados secuaces, armados hasta los dientes.

Cuando la fiesta retomó  la alegría, de lo más ceremonioso el general invitó a bailar a una serrana  de exuberante belleza, a la que exhibió sus dotes de bailador y macho bien puesto.

Un hombrecillo de baja estatura, y  flaco como arenque viejo, dijo con recia voz, mientras se guardaba una tercia de aguardiente en su bolsillo trasero izquierdo:

¡Hágameseifavoi, Generai!, invitándolo a salir el frente de la casa.

El general encaminó con pasos despreocupados hacia el frente del bohío, y cuando estuvieron frente a frente el hombresillo le sonó una tremenda galleta que tambaleó al jefe de la gavilla, mientras le escupía: ¡Pa´que no jale a bailai mujei ajena sin peimiso de su marío!

La historia que ha ido y venido por generaciones,  extendiéndose por las llanuras de la Línea, subiendo por Puerto Plata, y empinándose por Gaspar Hernández y Jamao para bajar a Moca y extenderse por San Francisco y Nagua,  narra que entonces ocurrió lo siguiente:

Aún incrédulos los guardaespaldas del general le fueron encima, a comérselo vivo al atronao que había desafiado a su jefe, quien con ademán autoritario, los cortó en seco: ¡Dejen a ete mieida, nadie le va a crei nunca que me dio una galleta a mi!

La anécdota serrana se repite con la pretensión de tutumbotes del PLD de difamar a la jueza Miriam Germán, quien a los 70 años de edad y 40 de servicio a la sociedad lleva una vida sencilla y austera, con una trayectoria de honestidad que le ha merecido el respeto de toda la gente seria del país.

Mientras se dice que algunos  de los hombres más ricos del país se han “hecho” en los 18 años de gobiernos del PLD, llegándose a identificar a la cúpula de ese partido como la más poderosa Corporación Económica del país, con socios empresariales que según Lucía Medina multiplican por  mil sus fortunas, los moralistas de hojalata del PLD persiguen a la jueza Germán, tratando de presentarla como una favorecedora de narcotraficantes que se ha enriquecido de manera ilícita.

Tal es la arquitectura  de la infamia,  que han llegado a poner a su hijo discapacitado como testaferro de una villa turística, cuando se trata de una modesta casa heredada, en la que estoy seguro la opulencia y la vanidad de los burgueses peledeístas, a esos que llegaron pobres o medios pobres al poder,  les impediría , entrar y sentarse un rato.

Hay quienes creen que la saña contra Miriam  se debe  a que desenmascaró la charlatanería que es la falsa, parcial y politiquera indagatoria de Odebrecht, mal fundamentada para que se caiga, dirigida por el mismo Procurador que la persigue ahora violando su propia ley, y con infundios.

Yo creo que no, creo que la persiguen porque viéndose que se ven fuera del poder no quisieran enfrentarse al juicio severo de Miriam.

Me da pena que con el talento y la capacidad de un periodista y escritor como el amigo Miguel Guerrero, le sirva a una faena tan sórdida y abusiva, que por más altas que sean las infamias, nadie que se respete las va a creer, como por las vueltas del Cibao aún dudamos que aquel flaco y chiquito arenque viejo le soplara una galleta a aquel bravío general de ¡Concho, Primo!

Comparte:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *