Acto de apoyo para aprobar ley de ciudadanía a indocumentados

imagen

NUEVA YORK.- Perla Canales no celebra la Navidad con su familia en Honduras hace 27 años y al hablar de ello las lágrimas bañan su rostro; hacer realidad ese sueño, como el de miles inmigrantes de EE.UU., dependerá de que se haga ley un proyecto de ciudadanía que hoy recibió el aval de dirigentes como Nancy Pelosi y Bill de Blasio.

El proyecto, conocido como el H.R.6, presentado la pasada semana en la Cámara de Representantes, sería una vía de acceso legal a la ciudadanía a indocumentados protegidos por los amparos de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), el Estatus de Protección Temporal (TPS), como Canales, o el de Partida Forzada Diferida.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, viajó este miércoles a Nueva York y se unió al alcalde Bill de Blasio y la congresista Nydia Velázquez, una de las autoras del proyecto de ley, para pedir apoyo para la medida.

«Cuando la gente vino aquí y esto eran viviendas, eran irlandeses, alemanes, italianos, judíos, chinos y otros, les llamaban ‘WOP’ ¿y saben que significa eso? Gente sin papeles», recordó Pelosi.

Se refirió al lugar donde se realizó el acto, que antes, entre 1863 y 1930, fue hogar para inmigrantes, mayormente europeos recién llegados y que ahora es un museo que explica la dura historia de la inmigración.

Pelosi, así como los políticos demócratas y grupos proinmigrantes, aseguraron que será la opinión pública la que hará que el proyecto, que le daría la ciudadanía a miles de indocumentados, obtenga el respaldo que necesita en el Congreso.

La presidenta de la Cámara de Representantes citó palabras de un discurso del que fue presidente Ronald Reagan para destacar la importancia de la comunidad inmigrante para este país.

«Gracias a cada ola de nuevos inmigrantes a esta tierra de oportunidades somos una nación joven para siempre. Si alguna vez cerramos la puerta a nuevos americanos, nuestro liderazgo en el mundo se perdería», señaló.

De Blasio por su parte recordó a sus abuelos, Giovanni y Anna, italianos que se establecieron cerca de lo que es hoy el museo y quienes, aseguró, «no hubiesen sido aceptados» ahora debido a la política migratoria del actual presidente, Donald Trump.

«Al presidente le gusta hablar acerca de la cadena migratoria en un término despectivo, de gente que sigue a su familia en busca de una vida mejor», dijo De Blasio, quien afirmó que este país ha prosperado debido a los inmigrantes.

Indicó que muchos viven con miedo y dolor ante la amenaza de ser separados de su familia, como ocurre con Canales, que llegó a Nueva York en 1993, y quien aseguró que desde que Trump llegó al poder teme salir de EE.UU. porque no le permitan regresar a Nueva York, donde tiene a dos hijos y nietos.

Canales, que por momentos no podía hablar por el llanto, es una de las miles de hondureños que se beneficiaron del TPS cuando la tormenta Mitch devastó su país en 1998, lo que les ha permitido trabajar legalmente, pagar impuestos y no ser deportados.

Pero este permiso, que tiene que ser renovado, morirá el próximo año al no contar con el apoyo de la Administración Trump, tras lo cual podría ser deportada.

«Ojalá esta ley pase para poder pasar una Navidad con mi familia en Honduras. Tengo 27 años acá y no la he pasado con mi padre y mi madre, que son ancianos y mi hermano que está enfermo», dijo la empleada de limpieza.

La hondureña dijo además que su familia en Honduras, que incluye además a una hija, depende económicamente de ella y que temen que ella pierda el TPS.

«Si pierdo mi estatus quedo ilegal, me votan del trabajo, pierdo todo. Ya yo contribuí a este país, he pagado impuestos», dijo al asegurar que si la ley cambiara, con la aprobación del proyecto, «sería un respiro para mí y mi familia «. «Al final de cuentas, este es mi país», afirmó.

La congresista Velázquez dijo a Efe que por ahora el proyecto ha logrado el apoyo de 200 miembros de la Cámara de Representante y que aún necesitan de otros 18 legisladores para que cuente con los votos necesarios para su aprobación.

En el Senado esperan que el apoyo del público que están pidiendo tenga el efecto que buscan para que también tenga luz verde.

Indicó que este proyecto podría convertirse en parte de las negociaciones del próximo presupuesto, tema que dijo está en manos de los líderes de ambas cámaras.



UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *