A 179 ¡nada de patrá!

imagen
EL AUTOR es periodista y político. Reside en Santo Domingo.

Al celebrar ayer el 179 aniversario de la creación de nuestra Carta Constitutiva, el país se ha venido afianzando hacia un punto de no retorno en su consolidación institucionalista.

Don Milton Ray Guevara, presidente saliente del Tribunal Constitucional, lo resaltó al declarar que el presidente Luis Abinader se ha caracterizado por hacer efectivas “demostraciones de lealtad a la Constitución y el fortalecimiento institucional”.

El dato es de muy alta relevancia ya que la institucionalidad es el más transversal de los ejes fundamentales para la gobernanza que demandan la paz social, el orden, y el bienestar de los pueblos.

Aquí, por ejemplo, tuvimos en el pasado reciente dos décadas (1996-2000-2004-2020) de corrupción e impunidad, con la delincuencia común y el crimen organizado imponiendo su mala ley al país por falta de institucionalidad, vale decir, por el irrespeto a la Constitución y las leyes.

Eso se dio porque tan pronto como el PLD se entronizó en el poder a partir de 2004, anuló la independencia de los poderes del Estado, quitándole al Congreso Nacional su rol como fiscalizador del Poder Ejecutivo, subordinando la Cámara de Cuentas y politizando en su favor los sistemas de Justicia y electoral.

Fue así como un personaje del tupé de Jean Alain Rodríguez, y muchos otros comisarios del PLD pasaron a ocupar los principales puestos de administración de justicia, poniéndolos al servicio de los planes de buena parte de su dirigencia de apropiarse de los bienes públicos.

De controlar la estructura de la Junta Central Electoral y el Tribunal Superior Electoral fueron encargados dirigentes de la categoría de Roberto Rosario, quien fuera dirigente leonelista antes, durante y después de ser ley, batuta y constitución de la JCE.

Resultado directo de ese control partidista a todos los niveles fue que en febrero de 2020 se produjo el colapso que llevó a la suspensión de las elecciones generales municipales, cuando ya estaban en desarrollo, algo nunca visto aquí.

Todo el desorden que vemos hoy en el país, desde los crímenes de cuello blanco que se llevaban miles de millones de pesos, hasta los atracadores que roban celulares, el caos del tránsito y el irrespeto generalizado, son consecuencia neta de la falta de institucionalidad sembrada por los gobiernos del PLD y que ahora estamos superando.

Por eso Juan Bosch insistió tanto en el respeto a la institucionalidad democrática y Luis Abinader la está afianzando a un punto de no retorno, como lo reconoció Ray Guevara, presidente del Tribunal Constitucional.

Consciente de ello es que el pueblo le está dando tan alta aprobación a la continuidad de la gestión Abinader, indicando su firme determinación de no volver patrá.

jpm-am 

Compártelo en tus redes:
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
2 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
El Observador de Corruptos
El Observador de Corruptos
8 meses hace

oh si, es sabroso decir nada pa trá desde tu posición de lum/pen y con los bolsillos llenos.debes decirlo en un barrio pobre, buen sin/vergüenza para que tu veas la reacción de los pobres de este país, donde más del 60 % tienen que coger fiao y prestado para comer.e pá fuera que van…!!

El bruto
El bruto
8 meses hace

jajajajajajajajajajaja,tienes mala memoria,se te olvidó don hipo.