Crisis multidimensional que se extiende

imagen
El autor es abogado. Reside en Santo Domingo.

La actual crisis política-electoral, en la que ha entrado el país, como consecuencia del resultado de las primarias del 6 de octubre del 2019, pica y se extiende y solo se resolvería si el presidente Danilo Medina, como hizo cuando decidió no buscar la reelección, admite la comisión de un fraude sin precedente y anuncie al país su apoyo al Doctor Leonel Fernández, como candidato oficial del Partido de la Liberación Dominicana.

Desde nuestra perspectiva, la actual crisis político-electoral tiene muchos matices, como son la de naturaleza política, partidaria, moral, electoral, institucional, legal, judicial, institucional, económica e internacional, por lo que requiere ser abordada tomando en cuenta todas esas dimensiones, pues es el propio tejido social del país el que está afectado y requiere ser sanado de manera integral y urgente.

El montaje y resultado de las elecciones primarias contiene un pecado original, que parte del hecho  cuando el actual presidente de la República se propuso violentar la constitución para buscar la reelección, así como con la ley de partidos, donde se les quitó la autonomía a los partidos de decidir quiénes serían sus representantes y autoridades, poniendo esas decisiones en manos de todos los ciudadano, lo cual trajo como consecuencia que se extrapolaran las crisis de los partidos a las instituciones públicas y a la sociedad.

El pecado original al cual nos referimos ha hecho metástasis en el tejido social y afecta a todos los partidos, los cuales quedaron desorientados, especialmente el partido oficial, generando que, en treinta días, una parte del mismo partido ultrajó precandidatos de años, de promociones e inventó un nuevo candidato al vapor, para trata de imponerlo, por todas las vías fraudulentas al resto del partido y la sociedad.

Las consecuencias de esa mala decisión política no se han hecho esperar y luego de los resultados anunciado por la Junta Central Electoral, se ha iniciado, en primer lugar, una crisis moral, de profundas consecuencias, pues una parte importante de los perdedores no admiten derrotas, sino que invocan que el ganador lo hizo a base de dinero, manipulación, represión, chantaje, etc.

En ese mismo orden existen amenazas y conflictos latentes y en desarrollo que permiten vislumbrar una división partidaria del partido oficial, con todas sus consecuencias, entre ellas el surgimiento de una tercera fuerza o polo político para competir en las venideras elecciones.

El componente electoral de la actual crisis impacta a la propia Junta Central Electoral, pues ha sido cuestionado su papel de garante de la democracia, pues no pudo evitar el ejercicio del voto libre, secreto, pues es de conocimiento público y están las imágenes grabadas de la compra de millares de cédulas, para torcer la voluntad del elector e inducir a los ciudadanos a votar por el candidato del gobierno y alterar la voluntad popular.

La dimensión institucional de la crisis se manifiesta no solo en la división del partido oficial, sino de la propia junta, donde sus miembros renuncian y reconsideran, no adoptan decisiones oportunas sobre peticiones de los actores del sistema y cuando las adoptan lo hacen de forma incorrecta, como fue el hecho de ordenar el conteo y transmisión de las actas de votaciones con mas del 50% de las mesas con votantes en filas, lo que contaminó el discernimiento de los electores y más en las áreas geográficas donde se votaba hasta la media noche.

La dimensión de la crisis se manifiesta en el campo legal, en el hecho comprobado de que la propia Junta ha violado sus reglamentos y las leyes de sustento, como ha sido probado públicamente, por los actores contestarios de no contar los votos en la mesa viéndose obligada hacerlo luego del proceso. De igual manera la actual crisis o conflicto se podría extender al Tribunal Superior Electoral, Tribunal Superior Administrativo Congreso Nacional, los Ayuntamientos, otros tribunales ordinarios, el Congreso Nacional, Tribunal Constitucional y todas las instituciones donde el partido oficial tiene incidencia, pues el desenlace de una crisis multidimensional profunda, que pica y se extiende, son impredecibles.

En el contexto económico, que es el eje que más afecta a la población, ya se inició el malestar y ha  de esperarse la depreciación del peso frente al dólar, aumento de la prima del dólar, contracción económica, inflación e incertidumbre, debido a que, con los posibles cientos de millones de pesos puestos a circular en la compra de votos, para imponer el candidato del gobierno, la economía tendrá más pesos circulando, que lo  requerido, por lo que, por vía de consecuencia, habrá aumento de la prima, devaluación de la moneda, afectación de la estabilidad y menos confianza de los agentes económicos en el gobierno.

En el contexto internacional esta crisis afecta la marca país, pues estamos siendo vistos y evaluados como un país no viable, parecido al vecino Haití, que también confronta una crisis profunda, por todas las carencias evidenciadas en el proceso de primarias. El caso tendría mayor repercusión debido a que nueva vez, la comunidad internacional, por medio de las entidades que tutelan la democracia, están atento y monitorear nuestro desempeño interno, poniendo de manifiesto nuestras debilidades en todos los órdenes, lo cual nunca debió suceder.

 Aquellos polvos trajeron estos lodos, la génesis de ésta crisis político electoral está en el pecado original de querer violentar la constitución y tratar de imponer un candidato en treinta días, alterando la voluntad popular y corresponde al actual presidente de la República, adoptar las medidas de lugar para afrontar el descalabro económico, moral, político, partidario, legal, e institucional del país.

jpm

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *