Yvelisse Prats-Ramírez y el alto vuelo político-generacional

imagen
EL AUTOR es presidente del PLD en Washington, donde reside.

Juan Bosch fue un líder y maestro de la literatura y la política que supo sembrar escuela política en toda la geografía nacional, y de esa escuela surgió una legión de mujeres combativas y aguerridas -por demás, antitrujillista-, entre ellas, la que fuera educadora y política: Yvelisse Prats de Pérez que nos acaba de dejar…, y con su partida se ahonda la orfandad ética-doctrinaria-ideológica en que ha caído, con contadas excepciones, la actividad política.

De esa escuela-estirpe quedan escasos ejemplares; pero ella significó un punto álgido y elevado de ejercer y concebir la política: primero, como ciencia y arte; y luego, como servicio. Y para reconocer ese magisterio en ella no hay que estar adscrito a ningún partido político -que es lo de menos-, pues solo basta otear en nuestra historia post dictadura trujillista 1961-78 (transición democrática), y ahí mismo aflora la luchadora, la educadora, la política, la gremialista -fundadora de la ADP-1970-, la socialdemócrata; y la que, cuando llegó la bifurcación Bosch-Peña -o mejor y más institucional-ideológico-: cuando PRD-PLD tomaron derroteros políticos-ideológicos distintos (1973), se reafirmó en el otrora PRD con determinación y sustentación doctrinaria. Igual en el 2011, bifurcación: PRD-PRM.

Es que la dirigente Yvelisse Prats seguía ideas e instituciones y en ese trayecto inclaudicable no cejó, y más bien, mientras entraba en edad, algo atípico o contracorriente, consolidó y reafirmó sus principios y valores democráticos, filosóficos-ideológicos y visión de avanzada, a veces como sola golondrina, otras, sin más compañía, como saeta-estrella en el firmamento, que sus libros-sueños, su columna -fúsil conceptuoso-, su magisterio; pero, sobre todo, tolerancia y crítica a una clase política cada vez más ignota y pedestre.

Crecí viendo y oyendo a esas mujeres que Bosch y Peña Gómez convidaron a la lucha social y política, al ejercicio político profesional y la confrontación política-ideológica y electoral contra el Balaguer déspota ilustrado (1966-78); y, al mismo tiempo, descollar en el ejercicio profesional de la política, el magisterio, el derecho, la medicina, entre otras ramas del saber científico y el arte.

En fin, estas breves líneas quieren ser un homenaje sentido a la política y educadora que se fue -aunque no su legado-ejemplo ético-ciudadano- y, en ella, a todas las que asumieron, con coraje y determinación, los derroteros de sus tiempos pensando en un porvenir mejor para la Patria desde el hondón épico-redentor.

Con la maestra y política Yvelisse Prats de Pérez, podríamos decir, sin temor a equívoco, que vivió como murió: en dignidad y decoro; y como hija excelsa de la Patria que amamos y sufrimos… ¡Q. E. P.D!

¡Loor a su fructífera vida…!

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
7 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Martha Rhina
14 dias hace

Una gran mujer, compañera que se nos adelantó , descansa en Paz Ivelisse, la patria llegará algún día
A ser como la soñaste.

Luis de New curturalYork
14 dias hace

Es verdad que la muerte existe. Ahora, hay una categoría de muertos, que nunca desaparecen de la mente del ser viviente politico.

T4T
14 dias hace

Señor usted no puede escribir por 1 minuto sin tener k alabar a un muerto ; aprenda a liberarse. Bosch en vida nunca permitió esa alabanza .

Usted recuerda las alabanzas en vida k le hacían a Trujillo y usted alaba a un muerto.

Escriba para el desarrollo de los vivos .

José A. Ramírez M
Responder a  T4T
13 dias hace

A verdad que leer este comentario, es leer a un payaso e irrespetuoso que no entiende, no comprende y falta el respeto a la Dra. Yvelisse Prats de Pérez. Lo que el articulista escribe, no es una alabanza de por sí, sino poniendo a esta gran mujer dominicana ida con el honor y la dignidad de pasar a la historia dominicana como una mujer integra y una gran luchadora por las mejores  causas, (Sigue)

José A. Ramírez M
Responder a  José A. Ramírez M
13 dias hace

ideas y principios de ver una patria, no plagadas de ladrones, pillos, anti-patriotas, corruptos, sinvergüenzas, oportunistas. La Dra. Yvelisse, se merece no solamente que la pongan un su justo lugar o dimensión como lo expone, el articulo periodístico del señor Francisco S. Cruz, sino que la profesora Doña Yvelisse, se merece estar en el panteón de los grandes luchadores que han hecho de esta patria, (Sigue)

José A. Ramírez M
Responder a  José A. Ramírez M
13 dias hace

dar lo mejor de su vida, para que nuestro país, salga del atraso o los atrasos políticos que vive sumergidos la República Dominicana con una caterva de políticos ambiciosos, miserables, indeseables e indecorosos que solamente llegan a los estamentos del Estado Dominicana para apropiarse de los recursos del Erario Público y no adecentar la Administración Pública. En fin, Doña Yvelisse, fue (Sigue)

José A. Ramírez M
Responder a  José A. Ramírez M
13 dias hace

una verdadera escuela de honorabilidad y una mujer pulcra y decente que paso por este mundo y supo dejar lo mejor de su vida al servicio de la sociedad dominicana desde las aulas universitarias, la administración pública, hasta en su partido PRD ante de Miguel Vargas Maldonado y luego en su último partido el PRM. Loor a una gran mujer dominicana, Dra. Yvelisse Prats de Pérez .