Violencia y medios de comunicación

imagen
El autor es comunicador. Reside en Nueva Jersey, Estados Unidos

Por NARCISO DOMINGUEZ V.

Ante la ola de violencia que se manifiesta en nuestra sociedad y sobre todo con hechos horrorosos como los que hemos vivido en los últimos días, tenemos que hacer una pausa en el quehacer diario y reflexionar por qué hemos llegado hasta este punto de intolerancia.

Creo que los medios de comunicación tienen una gran parte de culpa de lo que está ocurriendo por la falta de control en lo que se divulga y la forma de expresión de muchos comunicadores que se olvidan del alcance del medio en el cual emiten sus puntos de vistas.

Hemos sido testigos, muchas veces, de “comunicadores” lanzando objetos, estrellando sillas y mesas y utilizando un lenguaje tanto verbal como no verbal que solo incita a la violencia, en una sociedad que tiene grandes problemas de salud, de seguridad y de economía.

Desde inicio de siglo, hemos visto que se han invertido los valores que predominaban en la población. Los medios tradicionales como la radio y la televisión promueven una cultura materialista extrema donde tu vale por lo que tiene y no por lo que eres.

Es raro escuchar música romántica, un buen merengue o una salsa de calidad que promocionan el amor, la cultura y la cotidianidad y en cambio hemos asumidos el dembow, el reggueton y otras variantes de la llamada Música Urbana, que solo promueven el dinero fácil, el sexo sin control y las drogas como paradigmas de una nueva sociedad.

La discusión entre los llamados Urbanos se centra en quien hizo más dinero, quien tiene el mejor carro o quien anda con las mejores mujeres. Son impúdicos en sus shows, irreverentes ante la sociedad que tiene que brindarles pleitesías.

Indiscutiblemente que la generación que vivió la época de los controles, cuando un grupo analizaba una producción musical antes de que saliera al aire y se sancionaba y prohibían aquellas que atentaban contra el pudor, vivimos una comunicación de más calidad que la actual.

Ahora parece ser que todo el que pueda pagar un espacio, sin importar su preparación, tiene derecho a hacerlo e imponer su estilo personal sin que pueda ser criticado y mucho menos sancionados por las autoridades. La Comisión Nacional de Espectáculos Publicos y Radiofonía dejó de ser reguladora desde hace décadas y actualmente nadie escucha de esa entidad salvo los funcionarios que la dirigen pero que no funcionan.

Hay que decir que existen excelentes programas tanto en la radio como en la televisión, pero son minoría. Comunicadores profesionales y profesionales que se han convertidos en comunicadores y están aportando al desarrollo social.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
2 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Edgard
Edgard
1 mes hace

Así mismo es, y la cobertura que le dan los medios a las conductas violentas, amorales, a la música y sus letras.
Hay que llevarlos a la invisibilidad a todos. Cero cobertura.

Sandrita Esmeralda
Sandrita Esmeralda
1 mes hace

Sin desperdicios. Exelente articulo.