Trump sugiere a republicanos de NY que se muden a otro estado

imagen
Donald Trump

NUEVA YORK, tierra natal y hogar toda la vida de Donald Trump hasta su mudanza a la Casa Blanca hace dos años, se ha vuelto más Demócrata que nunca en rechazo a su presidencia.

Aceptando esa realidad, este miércoles Trump arremetió contra el liderazgo liberal en Nueva York y sugirió que los neoyorquinos del norte, zona mayormente republicana del estado, serían más prósperos si se mudasen a otra región del país.

Por extensión ello aplicaría también para Staten Island, el único condado de NYC donde el partido rojo parece ser mayoría.

“Si Nueva York no los va a tratar mejor, recomendaría que vayan a otro estado donde puedan obtener un gran trabajo”, dijo Trump en una entrevista con la Asociación Regional de Reporteros (RRA), en Washington.

El las últimas elecciones nacionales, las legislativas de 2018, dos representantes republicanos por NY -John Faso y Claudia Tenney- perdieron sus curules ante los demócratas Antonio Delgado y Anthony Brindisi.

También los dos senadores por Nueva York en el Capitolio son demócratas de vieja data: Chuck Schumer (desde 1999) y Kirsten Gillibrand (2009), quien además ha anunciado intención de participar en las primarias presidenciales del próximo año.

Trump dijo que sus partidarios tendrán mejores oportunidades económicas si se mudan a estados con más perspectivas de desarrollo industrial.

“Amo a esas personas”, dijo Trump sobre los neoyorquinos del norte. “Esas personas son mis votantes. Han sido tratados muy mal. El estado de Nueva York solía ser 55-45 (a favor de los republicanos), ahora está en la otra dirección”.

No es la primera vez que Trump le dice a los neoyorquinos que emigren. En julio de 2017 declaró a The Wall Street Journal que los residentes de “Upper New York” tendrían futuros más brillantes si se mudaran a lugares como Wisconsin, donde se había anunciado el proyecto de manufactura de Foxconn, que a larga fue un fracaso.

El recién reelecto gobernador demócrata Andrew Cuomo, en el poder desde 2011, culpó a Trump por poner una carga indebida en Nueva York y otros estados azules con el nuevo proyecto de ley del Partido Republicano que limita las deducciones de impuestos estatales y locales en $10 mil dólares.

Trump dijo el miércoles que está “abierto” a levantar el límite, pero dijo que el liderazgo de Nueva York es el verdadero problema.

“Ha sido severo con ellos (…) Hay algunas personas de Nueva York que me han estado hablando acerca de hacer algo al respecto”, dijo Trump.

Comparte: