Tres contactos con Juan Bosch

imagen
El autor es escritor. Reside en Santo Domingo

POR JUAN FREDDY ARMANDO

Lo conocí tres veces. Sus ojos azules tomaron un alegre brillo cuando le dije un día, en su hogar-oficina de la César Nicolás Penson, que lo vi por primera vez en la campaña electoral de 1962. Ese proceso a través del cual llegó a la Presidencia. (Recuerdo que poco después, en su toma de posesión, un amigo periodista extranjero le dijo (cito de memoria): “Don Juan: Usted no ascendió a la Presidencia, sino que descendió desde su condición de gran escritor a la de Presidente de un país”. Muy correcto, porque es uno de los más excelsos literatos de todos los tiempos de la humanidad).

Yo tenía apenas 11 años de edad cuando lo conocí en la campaña, del siguiente modo: Mi madre, la profesora y modista Rafaela Amparo Monegro, me presentó a Juan Bosch. Era una boschista empedernida, contraria a mi padre Agustín Armando Bautista, viejo antitrujillista, partidario de la Unión Cívica Nacional.

Después de los mítines, Bosch conversó con la gente en la residencia del compañero Eugenio Fernández, otrora luchador contra Trujillo, principal dirigente perredeísta hatomayorense.

Mi madre me dijo: “Vamos para que conozcas a Juan Bosch, nuestro líder”. Efectivamente: lo saludé, y él posó su mano sobre mi infantil cabeza, y dijo: “Gracias, por traer al niño, que espero haga un buen revolucionario”. Conversó un rato con mi madre, y nos despedimos.

Muchos años después, Juan Bosch sonrió como ese día, cuando le conté ese acontecimiento que él, naturalmente, no recordaba.

POR SEGUNDA VEZ

El 18 de noviembre de 1973, Juan Bosch anunció su renuncia del PRD e informó sobre la formación del PLD.  Al saberlo, salí corriendo de la UASD, donde estudiaba periodismo, junto a Pedro Sánchez –en ese momento encargado de propaganda del Frente Universitario Socialista Democrático -FUSD- a la Casa Nacional del PRD a colocar el letrero frontal del nuevo partido.

Hacía poco que yo había salido del Bloque Revolucionario Universitario Camilista –BRUC-, expresión universitaria de los Comités Revolucionarios Camilo Torres (CORECATO). Porque me acerqué al  pensamiento de Bosch cuando se declaró marxista, en los artículos que desde París y Benidorm enviaba la Revista “¡Ahora!”. Constituyeron su “Tesis de la dictadura con Respaldo Popular”.

Recuerdo que los perredeístas intentaron recuperar la Casa Nacional, pero desistieron al escuchar lo dicho por la señora propietaria cuando supo de la división: “No sé de PRD ni PLD. Solo sé que el local irá para donde vaya Juan Bosch, porque él fue quien tan pronto llegó al país hizo que se actualizaran los meses de atraso que tenía el pago del alquiler”.

Luego, se produjo mi segunda ocasión de conocer a Bosch. El Comité Político recién formado convocó a un encuentro con peledeístas de todo el país en la misma Casa Nacional, sita en la Avenida Independencia 401, esquina calle Cervantes, en el sector capitalino de Gazcue.

DESCANSAR, PERO NO DESCANSAREMOS…”

Palabras del líder en esa ocasión (cito de memoria): “Compañeros: Como pueden ver ustedes, hoy somos poquísimos. No pasamos de la mata de limoncillos, pero les aseguro que en poco tiempo seremos muchos. Habrá más peledeístas que verdolaga en los campos”. Él cumplía 64 años de edad. Por eso, agregó: “Para algunos de nosotros, ha llegado la hora de descansar, pero no descansaremos ni ahora ni nunca de luchar por la libertad del pueblo dominicano”.

Aludía a que entre todos apenas ocupábamos el pequeño espacio entre la vieja mata de limoncillos y la pared oeste que había en el vetusto y hermoso edificio del Partido, con arquitectura de principios del siglo pasado XX.

Al terminar el acto, tuve la ocasión de saludarlo y decirle que me hice militante peledeísta desde el día y hora en que anunció la formación del Partido.

Fue la segunda vez que conocí a ese gran escritor, cuyos cuentos me habían conmovido desde mis diarios encuentros, de muchacho, con los libros de la Biblioteca Cultural de la Iglesia Católica, en mi Hato Mayor querido.

Precisamente, mi motivación para escribir literatura vino de esas lecturas y de los fragmentos de obras contenidos en la Gramática Castellana de Pedro Henríquez Ureña y Amado Alonso, durante el primero y segundo años del bachillerato.

(Continuará)

JPM

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
11vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
9 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
PATRIOTA
PATRIOTA
2 dias hace

Un lambón descerebrado, eso es ud. y perdone x decir la verdad

Vizcaíno
Vizcaíno
3 dias hace

Juan Bosch un vil traicionero y chivato de la izquierda que le apoyó donde entregó a todos sus compañeros en bandeja de plata como Poncio … luego paso hacerle el juego a Balaguer para mantenerlo en el poder una y otra vez hasta convertirse en un viejo senil donde lo usaron como una marioneta para levantarle la mano a unos de sus discípulos que resultó todo un capo

Recalcitrante
Recalcitrante
Responder a  Vizcaíno
3 dias hace

Vizcaino tiene razón. Cabe añadir que, en 1961, Bosch se hizo cómplice de los remanentes de la dictadura de Trujillo al proponer un «gobierno de concentración nacional» con Ramfis Trujillo como jefe de las Fuerzas Armadas, además de prometer «Borrón y cuenta nueva» a los cómplices de esa dictadura. Por otra parte, Bosch tuvo la indecencia de afirmar que Francis Caamaño no murió en Playa Caracoles sino que habían traído su cadáver congelado desde Venezuela (y ello, para restarle mérito a su antigo aliado).

yo mismo
yo mismo
4 dias hace

Me imagino,que con el respeto y la admiracion que le profesa a Bosch ya usted se ha distanciado de ese partido,porque mire en lo que esa pandilla con Danilo a la cabeza lo han convertido,que pena

PEDRO CUEVAS
PEDRO CUEVAS
4 dias hace

ESPERO NO HAYAS ROBADO COMO LA GRAN MAYORIA QUE ESTABA EN ESE PARTIDO SIRVIENDOSE DEL ERARIO PUBLICO EHHHHH SINO PARA LA CARCEL!!!!

catarxi
catarxi
Responder a  PEDRO CUEVAS
4 dias hace

como tu debe un recalsitrante prmeista creo que no podia decir algo mejor; pero su famas crece como las espumas eso es porque la lengua es el castigo del cuerpo.

Anita Campusano Salazar
Anita Campusano Salazar
Responder a  catarxi
4 dias hace

Cuando usted aprenda a escribir opine, mientras tanto metase la lengua en los sobacos grasosos que tiene. Un burro como usted no tiene derecho a insultar ni opinar nada, regrese a su monte caga patios.

La defensa.
Responder a  Anita Campusano Salazar
3 dias hace

Me agrada el estilo del autor. Escribe con sencillez y claridad.

Arturo Espaillat@Navajita
Arturo Espaillat@Navajita
Responder a  La defensa.
2 dias hace

A lo mejor después de haber sido comunista, se “metió” a evangélico, como usted…