Togas sediciosas: alborotar el sector militar

imagen
EL AUTOR es sociólogo y escritor. Reside en Santo Domingo.

Los abogados Cristian Alberto Martínez, Romer Jiménez y Elsa Trinidad Gutiérrez, 

del equipo de la defensa de Adán Cáceres, se creerán muy listos. El PLD acaba de elogiarlos y asociarse con ellos; se comprende: ahí no hay nada que hacer y nada que decir.

Empero, hay un giro en el documento de dos cuartillas publicado por la defensa. A continuación, varios párrafos del documento muestran el componente sedicioso que, para más fácil comprensión, se destaca en negritas. 

Dicen los abogados que: “Se trata de denigrar y enlodar la función y honra del MAYOR GENERAL ADÁN B. CÁCERES SILVESTRE y la carrera militar en el país. Pone de lado la PEPCA que el MAYOR GENERAL ADÁN B. CÁCERES SILVESTRE tiene larga data sirviendo a la Patria en el DNI bajo el gobierno del PRSC (Joaquín Balaguer) y PLD (Leonel Fernández), Comandando las tropas dominicanas en Irak en el gobierno de Hipólito Mejía y como Jefe de Seguridad del Cuerpo Presidencial de Danilo Medina”. 

El Mayor General Ada2n Cáceres está imputado y encarcelado. El uniforme militar no equivale a un blindaje contra la violación de la ley. 

Nada hay en el expediente, en declaraciones ni actos de la Procuraduría que implique, contenga o de cualquier manera trate de involucrar, desmeritar ni desacreditar a las Fuerzas Armadas ni la carrera militar. La defensa y el PLD, frente a un cumulo de pruebas enorme y sabiendo que en derecho no podrían tener ganancia de causa, asumen una estrategia. Atribuir a la acusación un espíritu y connotación adverso a las Fuerzas Armadas; alborotar el sector militar,  crear animadversión,  politizar la acusación, desviar la atención  insinuando un tono conspirativo que en realidad solamente a esa misma defensa le es imputable.  Este no es un caso de ni contra las Fuerzas Armadas sino del Mayor General Cáceres y asociados. 

“No ha importado el período ni el gobierno, los militares sirven a la Patria independiente del partido político del gobierno de turno. El MAYOR GENERAL ADÁN B. CÁCERES SILVESTRE tiene más de tres décadas sirviendo a la Patria. Ha puesto su vida en peligro para servir a la nación y recibe a cambio una exposición pública ilegal, injusta y tremendista”. 

Está claro que la defensa debe tratar de invalidar el expediente y es un doble error como lo hacen: uno creer que nosotros no sabemos el papel y la función  de los militares, a quien deben servir en cualquier sociedad o gobierno y dos pretender que los años en servicio de un oficial, en las condiciones que todos sabemos se viven en la República Dominicana confieren inmunidad alguna.  

“La PEPCA ha llegado a la irresponsabilidad y ligereza, de publicar un listado completo, con nombres, cédula y salario, de todos los integrantes del Cuerpo de Seguridad Presidencial actual. Esto refleja un manejo imprudente y peligroso de informaciones de seguridad nacional. Con esa información divulgada de manera irresponsable por la PEPCA, se pone en riesgo la vida de todos los miembros del cuerpo, del personal de inteligencia encubierto y en consecuencia la seguridad del presidente de la República, de su familia y de las personas de protección sensible para el estado. Con esos datos es fácil determinar la fuerza de reacción necesaria para doblegar la seguridad. Esta situación es alarmante e impresentable”. 

Los sectores más primitivos de la seguridad de los EEUU han mantenido a Julián Assange, fundador de Wikileak en prisión acusándolo, entre otros, del delito de revelar información que pone en peligro a personas y operativos militares y de seguridad de EEUU en Iraq en medio de la Guerra contra el Terror. 

¡Ohh Dios! Aquí no se ha puesto en peligro a nadie, aquí no hay amenaza más que aquella que emana de los narcos y la guerra de Iraq es el peor ejemplo que puede ponerse; fue una guerra ilegal desde el primer hasta el último día y solamente la conducta inútil, imbécil y servil de Hipólito Mejía comprometió nuestro país en semejante despropósito. 

“La grave confusión que tiene la PEPCA entre su obligación de investigar objetivamente y su afán de perseguir y desacreditar la función militar encarnada hoy en el MAYOR GENERAL ADÁN B. CÁCERES SILVESTRE, lleva un mal mensaje a los uniformados que día a día arriesgan su vida, sólo para exponerse a ser sometidos a un proceso sin respeto alguno a los derechos más básicos, a su honor y dignidad como persona. No sólo la función militar recibe una estocada con este evento desafortunado. También sufre sensiblemente la comunidad cristiana evangélica. El PEPCA pretende desacreditar la fe y la filantropía que caracteriza a la comunidad creyente. Lo denunciado se evidencia con el proceso ilegal seguido en contra de la Asociación Campesina Madre Tierra, entidad sin fines de lucro, que sin haber sido citada o escuchada previamente, ha sido desacreditada, intervenida y puesto en riesgo su operatividad”. 

Afán de perseguir y desacreditar la función militar, dicen los abogados, para quienes la acusación contra el Mayor General Adan Cáceres es una “estocada”. Por lo tanto y según esa lógica, el Ministerio Publico incurre en agresión, descrédito y persecución de la función, personal y/o carrera militar por el solo y simple hecho de investigar, imputar y arrestar a un oficial contra quien existe tal acumulo de pruebas. 

OTRAS INTENCIONES

Detrás de la estrategia de defensa de los abogados y asesores del danilismo involucrados hay otras intenciones: 

a.- Crear la falsa imagen que antagoniza todo el gobierno y la Procuraduría con las Fuerzas Armadas para fragilizar uno y tratar de inhibir la otra. 

b.-Promover un clima de inseguridad ciudadana insinuando que está en marcha un enfrentamiento entre la autoridad civil y los militares cuando en realidad se trata de las imputaciones a un oficial. 

c.-Es cierto o debe serlo que Cáceres no es el único alto oficial comprometido en acciones dolosas; debe haber otros, pero está claro que la inmensa mayoría no lo está. Intentan capitalizar el caso individual para tratar de generar un malestar grupal y lo peor de todo, se asocian a los malandrines civiles, para sumando fuerzas, tratar de frenar la acción judicial. 

d.-La declaración del PLD al respecto ilustra a la perfección no solamente la complicidad, sino la dependencia del PLD de la corrupción, la politización evidente del    accionar militar y desnudan la estrategia:  juntar a todos los malos para tratar de frenar el adecentamiento del país y el triunfo de la acción judicial no subordinada a una gestión política. 

JPM

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
4.5 2 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
8 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
El Fantasma del Comunismo
El Fantasma del Comunismo
1 mes hace

Todo es cuento, en RD no hay militar con el valor, ni la conviccion que se necesita para fomentar siruaciones de golpe de estado, sedicion o lo que se le quiera llamar. Los militares dominicanos estan en hacerse ricos a como de lugar, cada uno trata de tomar lo que pueda, sea atravez del estado o del narcotrafico o de lo que sea. Ninguna alto oficial va a poner en riesgo lo que se a robado, sabiendo que asonadas miltares no van a prosperar.

La Verdad
Responder a  El Fantasma del Comunismo
1 mes hace

Si esas hipótesis se probaran podrían resultar ciertas.Mano a la obra MP.

jose ramirez
jose ramirez
1 mes hace

Tengo una duda señor Mañon a ver si me ayuda. Entiendo que cuando una persona, que esta nombrada en el estado sea civil o militar, falta a las leyes del pais el primer paso es desvincularlo de donde este y proceder frente a el como un ciudadano cualquiera. No entiendo porque este grupo aun ostenta los grados militares, mientras a los pobres policias de villa altagracia los cancelaron de una vez..el que pueda que me aclare por favor.

Victor L.
Victor L.
Responder a  jose ramirez
1 mes hace

Te aclaro,cuando lo ponen en retiro ya no tienen compromiso con las Fuerzas Armadas, son solos civiles que se pueden escapar sin cometer el delito de desercion, pues si estan activos no lo pueden hacer.

Andres Herrera
Andres Herrera
1 mes hace

El unico recurso que tiene el PLD para tratar de no morir en lo hondo es tratar de alborotar el panal de avispas que significa las FF AA. q
Queda demostrado que aun pataleando,morira en la orilla.

Maria Belén Chacón
Maria Belén Chacón
1 mes hace

Más claro de ahí ni el agua de un manantial. La defensa de los delincuentes imputados se está agarrando de un clavo ardiendo, es una defensa maligna destinada al fracaso porque no es un secreto que Adán Caceres, la supuesta pastora y compartes son una asquerosa asociación de malhechores. Se están ganando sus millones, que sigan soñando.

Última edición 1 mes hace by Maria Belén Chacón
HERE TROTSKY
HERE TROTSKY
1 mes hace
  1. Profesor Mañón: usted tiene razón los abogados están errado en la defensa del general Adán. Ahora se le complica más con esta declaración:
  2. ..El PLD acaba de elogiarlos y asociarse con ellos…
  3. 
  4. Por otro lado, no es conveniente como la PEPCA esta exponiendo elementos sensibles de la SEGURIDAD NACIONAL. Actuar con cuidado, cuando hay entes militares.
  5. Podemos caer en un estado ingobernable, DIOS NOS SALVE de llegar ahí!
ASURBANIPAL
ASURBANIPAL
1 mes hace

La justicia no debe servirse desde la personalidad de la gente si no desde las estructuras institucionales del estado dominicano.
Nuestras fuerzas armadas tienen muy buenos ejemplos de militares que han llevado honrosamente su uniforme , las manzanas podridas simplemente se botan y no tenemos porque cortar el arbol.