Terrorismo e inseguridad en el Metro

Santo Domingo acaba de recibir lo que se podría catalogar como el primer ataque por un actor no estatal que recuerden los anales de la historia reciente. Las imágenes han sido difundidas por la prensa tradicional y digital. También estas han sido propagadas por las redes sociales y a nivel mundial han sido conocidos los videos y las fotografías. Conviene saber que el terrorismo no es el acto violento en sí, sino el acto comunicativo que utiliza la violencia como vehículo para atemorizar. Mientras tanto, las autoridades dominicanas acaban de catalogar oficialmente el hecho, como un ataque terrorista, pero ¿es este ciertamente un ataque terrorista? En la entrega de esta semana abordamos estos detalles y hacemos precisiones. Los medios, en su afán de ganar audiencias, han reproducido repetidamente las imágenes del siniestro, llamándolo atentado terrorista tal vez sin entender cuál es su responsabilidad al informar sobre los actos violentos. Respecto de situaciones como esta, mi amigo Mauricio Meschoulam, internacionalista, experto en terrorismo, analista y catedrático de la Universidad Iberoamericana de Ciudad de México, ha explicado en qué consiste el terrorismo y lo que significa hacer periodismo responsable en su contexto. El terrorismo es una categoría específica de violencia que no implica que esta sea excesiva. Al terrorismo, lo define su mecánica: utilizar el ataque o la amenaza violenta en contra de un individuo o grupo, ya sea civil o político, no combatiente, como instrumento para transmitir un mensaje a audiencias mucho más amplias, las cuales son su verdadero objetivo. En ellas apuesta a alterar su conducta, opinión o actitud sobre determinados temas, y así generar presiones que lleguen a los actores políticos o económicos encargados de tomar decisiones de primer orden. De esta manera, el terrorismo no es el acto violento en sí, sino el acto comunicativo que utiliza la violencia como vehículo para atemorizar. En nuestro ordenamiento jurídico el Artículo 5 de la ley 267-08 dice que constituyen actos de terrorismo todos aquéllos que se ejecuten empleando medios susceptibles de provocar en forma indiscriminada o atroz, muertes, heridas, lesiones físicas o psicológicas, de un número indeterminado de personas, o graves estragos materiales a infraestructuras estratégicas de la nación o propiedad de particulares, pero puntualiza que, con la finalidad de: a)Atemorizar a la población en general o determinados sectores de ésta, obligando al gobierno nacional, a otro gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo; b)Ejercer retaliaciones fundadas por motivos políticos, étnicos, religiosos, o de cualquier otra índole; y c)Afectar las relaciones del Estado dominicano con otros Estados o su imagen exterior; Conocido lo anterior cabe preguntarse, si con esta acción el joven Franquelis Holguín Medina cuando encendió una mochila en el interior del vagón de un tren del Metro de Santo domingo, ¿Buscaba atemorizar a la población para obligar al gobierno dominicano, a otro gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo? ¿Se proponía ejercer retaliaciones fundadas por motivos políticos, étnicos, religiosos, o de cualquier otra índole? ¿Intentaba afectar las relaciones del Estado dominicano con otros Estados o su imagen exterior? Dado que las declaraciones oficiales no dan cuenta de demandas asociadas al siniestro. Entonces sencillamente no entra en la categorización de terrorismo. En ninguna de sus tipificaciones. Por lo tanto queda descartada la acción terrorista. Siendo así estos serian a lo sumo, delitos de seguridad pública, y seguridad ciudadana. Estos delitos están claramente tipificados en el código penal dominicano. Cabe destacar que la seguridad pública no se refiere a las personas, sino al escenario en el cual ellas viven. En otras palabras es lo que la gente percibe, es la que se relaciona al ambiente. Por otra parte la seguridad ciudadana se refiere a las personas. Si hay seguridad pública se da la seguridad ciudadana. Esta es percibida, pues los bienes y la vida de las personas y de los suyos están seguros. En cuanto a los medios, estos, son usados como detonantes en la masividad de la violencia. De ahí que, es primordial que entienda el mecanismo de esta y se pregunten si están sirviendo como plataforma para expansión de la violencia, porque entonces tendrían que asumir la responsabilidad sobre cómo están transmitiendo la misma. De manera que los medios, deben entender estos antecedentes y tratar de aprovechar sus espacios para explicar el mecanismo no solo de la violencia, sino también del terrorismo que es un tipo de violencia, sin autocensurarse, pero con el compromiso de complementar su información al no hablar exclusivamente de la violencia o los heridos, sino del o los conflictos que hay detrás, si los hubiera y dar a conocer cómo surgieron. Es decir, los medios deben enfocarse en contribuir a mantener las condiciones de paz, bajo el entendido de que esta incluye la ausencia de violencia, pero también la ausencia de miedo a la violencia, y la correcta información, por lo que deberán de buscar alternativas para no ocultar los actos violentos, pero hablar de ellos sin retransmitirlos o reproducirlos, informando la verdad. El objetivo debe ser que las audiencias piensen de forma alternativa, que no tengan la noción de que el país se está dirigiendo a la destrucción. De decirles cuales son los hechos. Cabe decir que internet ha acercado las situaciones que suceden en cualquier parte del mundo. Entonces los medios de comunicación nacionales y extranjeros deben esforzarse en ser más propositivos y ofrecer un contexto claro sobre este hecho o cualquier otro, para que pueda ser entendido en todas sus dimensiones y alcance real.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios