Sí al impuesto a las compras por Internet

imagen

La República Dominicana se abocó a firmar el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y los Estados Unidos, y al acercarse las fechas de aplicación total del mismo surgen controversias entre empresarios que se consideran perjudicados pidiendo su aplazamiento y hasta revisión del contenido de dicho tratado, con especialistas legales y las autoridades de turno. Este Tratado contiene cláusulas que, dadas las divergencias suscitadas, al parecer las autoridades y representantes del empresariado local, en su momento, no leyeron ni analizaron bien lo que firmaron. Claro está, a la población no le permitieron ni siquiera opinar, a sabiendas que sería quien cargue con lo perjudicial o beneficio de este convenio. En su momento se dijo que los consumidores adquirirían alimentos a muy bajo costos y de mayor calidad; contrario a lo que sucede con ese renglón de factura local. Luego que el actual director general de Aduanas anunciara la eliminación de esa exención fiscal bajo el argumento de que el Gobierno deja de recibir miles de millones de pesos, varios sectores han mostrado su oposición y hasta convocado protesta desnudo, esta ultima desestimada por sus convocantes y esperada por muchos para ver como lucen algunos cuerpos sin ropa. Claro está, no denuncian que el Gobierno carece de recursos fruto de las desacertadas medidas económicas aplicadas y los intereses que debe pagar por la ola desenfrenada de prestamos que acogotan a los ciudadanos dominicanos que cada día ven mermar su poder adquisitivo y la canasta familiar aumentar sin nadie que la detenga. Esta controversia ha traído la alarmante información dada por el empresario del transporte y presidente de CONATRA, Antonio Marte, en la cual amenaza con aumentar los pasajes de sus unidades si finalmente se aplica el cobro de impuesto a la compra por la Internet como anunció el Director de Aduanas. Esta amenaza la sustenta en que los dueños de vehículos del transporte público compran piezas más baratas por la Internet, dado que en los negocios locales son muy cara, pero que si el Gobierno le subsidia con miles de galones de combustible entonces podría desistir de aumentar los pasajes. Luego de escuchar lo expresado por el citado empresario del transporte y analizando la población que adquiere artículos comprados por la Internet, caigo en la conclusión de que es correcta la aplicación de impuesto a esas compras, pero que los recursos captado por el Gobierno impacten de manera positiva en la mejora y calidad de vida de los dominicanos. Los empresarios del transporte en nada han contribuido a mejorar la calidad del servicio que ofertan a la ciudadanía de menos recursos y por el contrario aplican aumentos al pasaje de manera antojadiza y maltratan a sus usuarios, mientras obtienen grandes ventajas y beneficios del Gobierno que, en la mayoría de los casos ceden a sus chantajes. Empresarios de otras ramas también reciben beneficios y facilidades del Gobierno, los cuales no transfieren a la población que usa sus negocios. Dado que de estafa en estafa, por ambos lados, la aplicación de impuesto a la compra por Internet es necesaria ya que por lo menos la población le puede exigir al Gobierno explique el uso de recursos en las diferentes áreas o acciones, cosa que a los empresarios ni pensarlo. Fermar423@hotmail.com

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios