SFM: Consejo Desarrollo llama acoplar al país con la confraternidad

imagen
Monseñor Jesús María de Jesús Moya.

SAN FRANCISCO DE MACORIS.- El Consejo Regional de Desarrollo (CRD) clamó  imponer de tarea esencial al país un mayor grado de acoplamiento con la confraternidad, el desprendimiento y la paz social, a fin de lograr en sus familias, sus liderazgos y todos sus sectores, columnas que faciliten la erradicación de los males que impactan negativamente al Estado y la sociedad dominicana.

Sostiene que debemos aprovechar esta época de Navidad y la llegada de un nuevo año, para reflexionar en tal sentido para tomar un mejor rumbo en la paz y el desarrollo que nuestra nación requiere.

Al respecto, resalta como objetivo vital, entender que así como el egoísmo constituye el peor enemigo de la existencia del amor y la unidad en las parejas y las familias, su práctica en los estamentos estatales e instituciones es improductiva, por sumergir al ser humano en la irracionalidad y los sentimientos infecundos.

Señala que nuestra nación hoy más que nunca necesita que hagamos un examen de conciencia, además, que reflexionemos en torno a nuestro futuro y las responsabilidades que cada uno debemos asumir, para dotarnos de la sabiduría y el desprendiendo, que faciliten la canalización correcta de los proyectos y metas que urgimos.

Añade, que para erradicar los males que afectan al país, hay que propulsar la renovación y transformación que  urgimos, soportándola en la vocación de bien y el bienestar para todos, dentro de un proceso que para ser exitoso,  necesariamente deben participar jóvenes y viejos, pobres y ricos, el campo y la ciudad.

Instó a los sectores gobernantes y a todas las entidades, asumir los lineamientos sugeridos, por ser vital el marco de la unión y la confraternidad, para proveernos de los soportes necesarios, para reivindicar sobre bases firmes, el progreso y desarrollo que requiere la  sociedad dominicana.

El CRD tiene entre sus principales ejecutivos a Ysócrates Peña Reyes, José Aníbal García Vargas, Isidro Pichardo Santos, Julio Lavandier y Monseñor Jesús María de Jesús Moya.

wj/am

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a