Se hace camino al andar

imagen


Cuando decidí escribir este artículo hace más de 18 meses nunca había visto al ingeniero Félix Bautista, ya que para entonces era una dirigente del partido de la acera del frente, pero ni mi pasión por la política y el partido en el que militaba me cegaron más allá de la razón.
Entendí que una persona que hace tantas obras benéficas para los descamisados del país, no puede ser como algunos aprendices de escritores se han empeñado en querer mostrarlo al mundo.
En los últimos años la televisión dominicana ha llenado un vacío en los residente en el exterior, sobre todo, aquellos programas de análisis políticos, económicos, deportivos o sociales, además, de las noticias, que de algunas maneras informan de la realidad que vive el país.

Estos programas son foros de orientación para que los dominicanos de la diáspora sepan cómo se desarrollan los intereses políticos partidarios, la educación y la seguridad pública, entre otros tantos temas de interés general.

Los periodistas tienen el sagrado deber de ser los ojos y la voz de la sociedad donde nacieron o les ha tocado vivir y ejercer con responsabilidad y al servicio del pueblo. Durante veinte años residiendo en la ciudad de Nueva York, haciendo periodismo de opinión, no he comprometido esos sagrados deberes éticos y profesionales; son otros los medios que me han generado los recursos económicos. No vivo del periodismo, aunque si, de mis conocimientos académicos por lo que hoy me siento ser una voz independiente comprometida solo con lo que yo considero justo y mi comunidad.

Dicho esto, quiero referirme a un programa televisivo que se trasmite desde la República Dominicana, todas las semanas, que por su contenido humano y social, cada vez que puedo doy seguimiento aun cuando he recibido ataques de algunos adversarios políticos dentro del partido a que pertenecía, quienes me han etiquetado como una mujer de carácter fuerte, no se han permitido conocerme, y nunca he dejado, ante cualquier adversidad, que mi sensibilidad humana me abandone.

Quizás, sea esa la razón, que es normal, que cuando estoy mirando estos programas en la intimidad de mi hogar, afloren sentimientos que me hacen llorar, por la realidad con que se desarrollan los temas abordados en dicho espacio, lleno de necesidades y ver como un equipo de hombres y mujeres encabezado por el senador Bautista, acuden en su ayuda.

Se trata del programa televisado Iluminado El Camino, que hasta bonito y esperanzador es el nombre, imagínense la obra que se muestra allí, no solo me ha conmovido a mí, sino, a otras personas, que en mi presencia han comentado el trabajo llevado a cabo por la fundación que dirige el ingeniero Félix Bautista.

Me sugirieron la idea de que destacara el trabajo que viene realizando el senador por la provincia de San Juan, por los cuales muchos dominicanos residentes en el exterior sienten orgullo de él, por su obra realizada en su fundación (FUNDI) así como otras personas quienes también tienen suficientes méritos.

Esta idea de reconocer públicamente la buena labor que realiza el ingeniero Bautista, surge durante un encuentro de líderes políticos y comunitarios en un restaurante del Alto Manhattan en esta ciudad de Nueva York.

Son muchas las personas que reconocen la sensibilidad humanista con que el ingeniero Félix Bautista, trata personalmente cada caso, la humildad que refleja su rostro, la entrega y la preocupación puesta en esos niños que son llevados a la Republica de Colombia, para ser tratados en sus diferentes problemas de salud, el anciano (a) que no tiene donde vivir, una madre soltera que no tiene como alimentar a sus hijos, ojala sean muchos los que se llamen Félix Bautista en solidaridad de su pueblo.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios