Sancristobalenses descollan como “sembradores en otras tierras»

imagen
Nelson Medina Nina, Alexis Alcántara, José Pimentel Muñoz y Ramón Puello Báez

SAN CRISTOBAL.- Una de las particularidades notables de esta comunidad es que varios de sus hijos emigraron y se constituyeron en “sembradores de raíces positivas en otras tierras”, según puso de relieve el periodista Ramón Puello Báez en una tertulia titulada “Vistazo histórico a San Cristóbal”.

Como ejemplo de esa situación Puello Báez citó una serie de casos, entre ellos los correspondientes a los señores Josefita Gómez, José Dubeau, Federico Nina y Mauricio Báez.

Ochentidos personas asistieron a la tertulia en Campo Club San Cristóbal

Habló en Campo Club San Cristóbal compartiendo escenario con el periodista José Pimentel Muñoz, organizador del conversatorio; el sociólogo Nelson Medina  y el presidente de la entidad social anfitriona, Alexis Alcántara.ٴ

“Muchas personas desconocen que en varias ciudades del interior, como Salcedo, Puerto Plata, San Pedro de Macorís y La Romana, entre otros, han existido ciudadanos que fueron faros de luz en el desarrollo cultural y social de dichas comunidades, pero que eran nativos de San Cristóbal”, resaltó.

Se refirió a los casos de la insigne maestra Josefita Gómez, “que educó y orientó a varias generaciones de Salcedo, donde la recuerdan con devoción y admiración, quien era sancristobalense, algo que desconocen muchos salcedenses que estiman que ella era originaria de ese poblado, donde una calle y un busto honran su memoria y sus aportes educativos”.

Desde la izquierda, Margarita Puello Báez (Pequeña), Rudyard Montás Bazil, Carmen Gordo Barinas, Nidia Gordo Barinas y Judy Gordo Barinas.

Otro de los casos señalados es el del maestro José Dubeau, a quien llamaban “el maestro de maestros”, quien nació en San Cristóbal el 19 de marzo del año 1856.  Formó parte del primer grupo de maestros normales graduados bajo las orientaciones de la escuela hostosiana. Fue maestro de la Escuela Normal y en la Escuela Preparatoria creada por la Sociedad Amigos del País, de la cual era miembro en Santo Domingo. Más tarde se trasladó a Samaná en 1886, donde ejerció el magisterio, pasando luego a Puerto Plata a dirigir la Escuela Nocturna.

El charlista recordó que Dubeau fundó en Puerto Plata su propia escuela o instituto con el nombre de Isabel de Torres, y que fue maestro de las destacadas puertoplateñas Antera Mota, maestra ejemplar y de Virginia Elena Ortea, fina poeta y escritora. También dijo que en Puerto Plata existe un Centro Educativo llamado José Dubeau, en honor a él, que fue fundado el 25 de Septiembre del año 1926.

Otro de los personajes sancristobalenses citados por Puello durante su intervención, fueron el jurista Federico Nina y el líder sindical Mauricio Báez. El primero –indicó- fue detenido en 1930 en los primeros días del gobierno de Rafael L. Trujillo, acusado de conspirar contra el naciente régimen, pero luego de ser puesto en libertad fue conquistado por el mandatario y designado en la Corte de Apelación de San Pedro de Macorís, donde se radicó y formó una distinguida familia. Nina fue una figura que prestigió la sociedad petromacorisana y la judicatura nacional.

En torno a la figura de Mauricio Báez, el periodista recordó que el destacado líder sindical nació en Sábana Grande de Palenque, jurisdicción de San Cristóbal, y adolescente se trasladó con su familia a San Pedro de Macorís, donde vivió de cerca la pobreza y la explotación de los trabajadores de la industria azucarera y se convirtió en uno de los principales líderes de las demandas por mejorar la vida laboral y los beneficios de los obreros.

Observó que tras la realización de una gran huelga, el 7 de enero de 1946, cuando los obreros de Macorís y La Romana se lanzaron a las calles, la dictadura inició una barrida represiva, teniendo Mauricio Báez que asilarse en la embajada de México, de donde se trasladó a La Habana.

En la capital cubana, continuó sus críticas a la dictadura de Trujillo, por lo que el 8 de diciembre de 1950 sicarios encubiertos se presentaron en su casa, secuestraron y desaparecieron. Siempre se ha creído que el crimen fue promovido por  agentes del régimen trujillista establecidos en la embajada dominicana en La Habana.

josepimentelmunoz@hotmail.com

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
3 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Angel Perez
Angel Perez
2 meses hace

Muchas gracias Jose por coordinar estos eventos que sirven para preservar la memoria histórica de San Cristóbal. Aunque soy Ocoeño disfruto de estos eventos y me doy un baño de historia junto a ustedes

La Murallita
La Murallita
2 meses hace

En EL SAN CRISTÓBAL DEL AYER,que algunos la presentan ,tal vez con razón,como «la época dorada de San Cristóbal, existía entre la juventud,un ardor de superación,ser alguien que de orgullo a la sociedad y la familias de cada cuál,el ser rico y ostentar grandes mansiones,lujosos vehículos,ropas,prendas de famosos diseñadores,mientras en sus casas los calderos cogían polvo,como decía mi amigo y compañero de trabajo Luis la Chiva,no existia como hoy

Rosinsa Anglada
Rosinsa Anglada
2 meses hace

Descuellan en vez de descollar… se oye mal…