San Cristóbal y sus necesidades

La provincia de San Cristóbal celebra el 170 aniversario de haberse aprobado en su seno por vez primera la Constitución de la República del 6 de Noviembre del 1844. En esta fecha se encuentra en condiciones deplorables, observándose a simple vista la falta de inversiones en el sistema de vialidad pública, vivienda, sistema sanitario, turismo, educación, desempleo y pobreza y un deterioro del medio ambiente. Nuestra Carta Magna, Ley de Leyes o Ley Fundamental, fue redactada tomando el espíritu del pensamiento liberal europeo y norteamericano, teniendo como trasfondo las ideas del contrato social de Rousseau y las ideas que inspiraron la revolución francesa, de ahí su fortaleza en prevenir la equidad social y de derechos a todos los ciudadanos. San Cristóbal tiene inmensas necesidades y los gobiernos que han pasado desde la época del presidente Joaquín Balaguer no la han tomada en cuenta. Esas necesidades están a la vista de todos. Hace falta construir una avenida de circunvalación, hoteles en las áreas de playas de Palenque y Najayo, construcción del drenaje Pluvial, participación de una mayor cuota de empleo para la Juventud, construir un vertedero para depósito de los desechos sólidos y controlar la extracción de los materiales de construcción para que no se saquen del caudal de los ríos, sino que se extraigan de las minas que existen en las montañas. En la provincia benemérita y de los constituyentes de San Cristóbal languidecen sus ríos y sus montañas por el grado acentuado de depredación de sus recursos naturales frente la mirada impotente de los ciudadanos y ciudadanas que se han cansado de luchar en esta importante provincia donde nacieron los derechos y deberes de nuestros pobladores. San Cristóbal con sus esplendorosas montañas, sus ríos y costas marinas representa una de las regiones con mayores recursos naturales, que bien manejados podrían transformar los cinturones de miseria que rondan los cascos urbanos de sus municipios en mantos de esperanzas para los desempleados y los más pobres. Su patrimonio cultural es impresionante: desde la Casa de Caoba, El Cerro, la Iglesia Nuestra Señora de la Consolación con sus pinturas, el parque Piedras Vivas, el balneario La Toma, Las cuevas del Pomier, el parque Radhamés, su gente cálida y trabajadora le otorgan una identidad que la eleva hoy, a ocupar el puesto de tercera provincia del país. En esta fecha al cumplirse el Día de la Constitución, los constituyentes deben estar muy tristes porque ven desde lo alto la impotencia de los gobernantes en darles el valor que necesita para que recobre el valor de Ciudad Benemérita y Cuna de la Constitución. Esperamos que el Presidente de la República pueda volcar mayores recursos para que esta ciudad, alero de Santo Domingo, se encamine a recorrer el sendero del desarrollo y progreso que tanto necesitan sus ciudadanos y ciudadanas. Esta ciudad, por ser el alero del Gran Santo Domingo, consideramos que deben canalizarse mayores recursos para iniciar el desarrollo urbanístico que necesita, comenzando por colocar el trayecto de la autopista 6 de Noviembre que une ambas ciudades, como un bulevar o corredor turístico que retorne el esplendor de esa importante ruta que también une al sur. Son innumerables las obras que necesita esta provincia, que si las numeráramos por cada uno de los municipios que la componen, comenzando por el cabecera San Cristóbal, Haina, Villa Altagracia, Cambita, Palenque, Yaguate, Nigua y Palenque, estamos hablando de un cúmulo de necesidades que son imposibles de postergar, pero no se pueden realizar en un periodo de cuatro años. Lo que estamos pidiendo es que las necesidades de San Cristóbal se incluyan en la agenda nacional y especialmente en el presupuesto. Pedimos que cuando nuestra Constitución llegue a cumplir tres cuarto de siglo, ya se encuentren en marcha planes concretos que contribuya a salir del atraso a la gran mayoría de los pobladores de la Provincia de San Cristóbal. Últimamente se han hecho gestiones para que se eleven a distritos municipales las comunidades de Hatillo y Doña Ana, lo que finalmente fue logrado y solo se está a la espera que el presidente Danilo Medina promulgue estas leyes, que será de vital importancia para descentralizar los recursos y estos ciudadanos estén más cerca del presupuesto nacional. Sin embargo, no basta con eso, hay que seguir el plan de desarrollo provincial para que se puedan ir implementando los proyectos que están en carpeta y que concluirá con un San Cristóbal más progresista, más empleo, menos deterioro del medio ambiente, menos pobreza, más salud, educación de calidad y un nivel de vida mas digno. San Cristóbal se lo merece.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
3 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios