Rufino de la Cruz Disla, el conductor de la libertad

imagen

Por ROBERTO VERAS

En la rica sinfonía de la resistencia contra la tiranía trujillista en la República Dominicana, un personaje singular emerge del anonimato, desafiando la opresión no solo con valentía, sino también con la armonía de su trompeta y clarinete.

Rufino de la Cruz, lejos de ser solo un chofer, se convirtió en un decidido oponente al régimen dictatorial, marcando así el inicio de su legado de heroísmo que el escritor Luis Fausto Disla ha inmortalizado en su obra «VIDA Y HEROISMOS DEL MARTIR DOMINICANO, Rufino de la Cruz, 50 años después».

En un contexto en el que el miedo se apoderaba de la sociedad dominicana, Rufino se erigió como un símbolo de resistencia. Su participación decisiva ocurrió cuando, en un acto desafiante, decidió acompañar a las valientes hermanas Mirabal, cuando ningún otro chofer de su tierra natal se atrevió a hacerlo.

Ignorando las advertencias de su madre y su esposa, Rufino de la Cruz se convirtió en el conductor de la libertad, desafiando no solo las órdenes de Trujillo, sino también los prejuicios arraigados en una sociedad que temía al régimen.

Pero Rufino no solo llevaba consigo el volante de un vehículo, sino también el compás de la resistencia. Su destreza con la trompeta y el clarinete añadían una dimensión artística a su lucha. En los momentos más oscuros, la música se convertía en su arma, una melodía que desafiaba el silencio impuesto por la opresión.

La conexión de Rufino con la familia Mirabal se forjó en el fragor de la lucha, a través de un primo suyo que trabajaba en el almacén de provisiones propiedad de Enrique Mirabal. Lo que comenzó como una relación laboral se transformó en un lazo indestructible de solidaridad y resistencia.

Aunque la historia a menudo lo recuerda como el chofer de las heroicas hermanas Mirabal, la magnitud de su contribución rara vez se destaca. Rufino de la Cruz, a través de su valentía inquebrantable, contribuyó de manera significativa al fin de la tiranía de Trujillo. Su historia, contada con maestría por Luis Fausto Disla, despierta la memoria de un héroe que desafió la adversidad con notas de coraje y determinación.

En el eco de sus melodías y en los caminos que recorrió, Rufino de la Cruz se erige como un recordatorio atemporal de que la resistencia puede adoptar diversas formas, incluso las más inesperadas, como la dulce resonancia de una trompeta desafiante en medio de la oscuridad dictatorial.

Su vida y su música son un testimonio perdurable de la capacidad humana para resistir y rebelarse, una sinfonía de libertad que sigue resonando a través del tiempo.

jpm-am

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
4 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Guillermo
Guillermo
2 meses hace

La pasíon, los interese y la politica barata han tratado a Rufino de la cruz como un simple chofer de concho que murió buscandose un peso en su trabajo!

Marcos N.
Marcos N.
2 meses hace

ÉSE PSIQUIATRA DE SEGURO NO CONOCE LO QUE FUÉ LA VIDA DEL PATRICIO JUAN PABLO DUARTE, QUIÉN HASTIADO POR EL OLVIDO, LLENO DE CARENCIAS, PORQUE EL GOBIERNO DEL TRAIDOR PEDRO SANTANA LE PROMETIÓ UN PEQUEÑA PENSIÓN QUE NUNCA RECIBIÓ, SE INTERNÓ EN LA SELVA VENEZOLANA POR 15 AÑOS DONDE MURIÓ. PREGUTENLE A CUALQUIERA DE LOS QUE HAN SIDO PRESIDENTES EN R.D. INCLUSO AL ACTUAL SI CONOCE ESE TROZO DE HISTORIA LASTIMOSA DE LA VIDA DEL PATRICIO.

Marcos N.
Marcos N.
2 meses hace

AMIGO ROBERTO, TE FELICITO POR ESTE ARTÍCULO, PERO NO SOLO RUFINO DE LA CRUZ HA SIDO OLVIDADO EN R.D., HASTA LOS PADRES DE LA PATRIA HAN SIDO RELEGADOS , POR UNA CLASE POLÍTICA CUYO ÚNICO INTERÉS ES ESTAR ARRIBA.
VARIAS SEMANAS ATRÁS ESCUCHE A TRAVÉS DE UN VIDEO, ESCUCHÉ CON PENA Y ALGO MÁS, A UN PSIQUIATRA DECIR QUE EL PADRE DE LA PATRIA JUAN PABLO DUARTE PERTENECIA AL UNA LOGIA HAITIANA, Y NO ERA ELOGIANDOLO.

Lendi
Lendi
2 meses hace

No aguanto las ganas para comprar y leer este libro
Siempre he tenido una gran admiración por ese humilde y gigante hombre del pueblo dominicano. Saber de su vida, como se prestó para tan riesgos a misión de servir de chofer a las hermanas de todos, las hermanas de la libertad, las hermanas Mirabal.