Revelan supuesto vínculo de rapera dominicana Cardi B con «pandilla»

imagen
Tekashi 6ix9ine y Cardy B

NUEVA YORK.- El afamado rapero Tekashi 6ix9ine reveló un supuesto vínculo de la cantante de origen dominicano Cardi B con una temida pandilla.

Daniel Hernández, el nombre de pila de Tekashi 6ix9ine, respondió sin titubear “sí” a la pregunta de si la estrella nacida en El Bronx era una miembro de la pandilla Nine Trey Gangsta Bloods.

El grupo criminal nació en las calles de Los Ángeles, pero sus tentáculos se han extendido a varios barrios de la Gran Manzana.

“Yo sabía quién era ella. No le presté atención”, dijo Hernández en la corte.

El equipo de Cardi hizo una declaración sobre las revelaciones del rapero. La corporación Atlantic Records negó las afirmaciones por medio de la magnate de marketing, Karen Civil.

Testificacó en una corte de Manhattan

Hernández testificó el martes en una corte de Manhattan contra sus exsocios, dos presuntos miembros de la pandilla Nine Trey Gangsta Bloods.

Hernández creció en el vecindario de Bushwick bajo el cuidado de su madre, una inmigrante de Atlixco, Puebla.

El rapero detalló que su papel en la Nine Trey Gangsta Bloods era «seguir haciendo golpes y ser el apoyo financiero para la pandilla … para que pudieran comprar armas y cosas así”.

El rapero identificó en la sala como los cabecillas de la organización criminal a Anthony “Harv” Ellison y a Aljermiah “Nuke” Mack.

Cuando se le preguntó qué recibió a cambio, el rapero de 23 años respondió: «Mi carrera. Obtuve la credibilidad de la calle. Los videos, la música, la protección, todo».

Giro dramático

El testimonio en la corte federal de Manhattan fue un giro dramático para un artista que se había esforzado por presentarse como un miembro leal a la pandilla.

El rapero le dijo al jurado que decidió cooperar con los fiscales solo un día después de su arresto el año pasado, cuando fue acusado de extorsión y la policía lo identificó como miembro de la pandilla.

Pero su testimonio en el tribunal lo puso en riesgo tras las rejas. Incluso el ícono del rap Snoop Dogg lo etiquetó como «snitch» (confidente de la policía en el argot urbano) en una publicación reciente de Instagram.

Aljermiah Mack y Anthony Ellison fueron identificados por los fiscales como dos miembros de alto rango de una pandilla que aterrorizó las calles de la ciudad. Según los documentos de corte, después de una pelea con 6ix9ine, Ellison se vengó al ordenar el secuestro del rapero.

Ambos acusados ​​se declararon no culpables. El abogado de Ellison dijo que el supuesto secuestro fue solo “truco publicitario” ejecutado por el rapero.

Hernández fue un fenómeno de las redes sociales con millones de seguidores en Instagram antes de convertirse en una estrella naciente del hip-hop con su canción multiplatino «Fefe», con Nicki Minaj.

Pero los fiscales no celebraron su gloria pasajera, por el contrario, lo describieron como un desertor de la escuela secundaria que trabajaba en una bodega antes de impulsar su carrera con base en su alianza con una pandillera sanguinaria.

El rapero estableció las bases de su éxito al invitar a miembros de pandillas a ser extras en sus videos para «Gummo» y otras canciones populares.

Los fiscales mostraron al jurado los videos en cuestión para que 6ix9nine pudiera identificar a varios miembros de la pandilla, algunos incluso portaban armas.

6ix9ine admitió en una declaración de culpabilidad este año que se unió a los Nine Trey Gangsta Bloods y ayudó en el intento de asesinato de un pandillero rival.

Con el acuerdo de culpabilidad, 6ix9ine puede obtener clemencia en la sentencia. De otro modo habría enfrentado un mínimo obligatorio de 47 años en prisión.



UNETE A LA CONVERSACION

5 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *