Rescatemos nuestra soberanía

imagen

Corría el año de 1994 cuando el Dr. Joaquín Balaguer dio a conocer que los gobiernos de Estados unidos, Francia, Canadá y parte de la comunidad internacional hacían presión sobre su administración para que accediera a crear campos de refugiados haitianos en nuestro territorio. La negativa del gobernante no se hizo esperar, informándole al país de los planes existentes para la fusión de los dos Estados que compartían la Isla Española o de Santo Domingo. Inmediatamente sectores del peledeísmo lanzaron el grito al cielo le acusaron de racista, decían que era una estratagema creada por el anciano caudillo para mantenerse en el poder, cuando en realidad sus declaraciones limitarían su estadía en el palacio nacional. Fue el mismo Euclides Gutiérrez Félix destacado historiador y miembro del Comité Central del PLD quien reconoció que Joaquín Balaguer había dicho la verdad al declarar: que el anciano presidente había sido presionado para que ayudara en la solución del problema haitiano; los reclamos del caudillo habían sido genuinos. Es una pena que parte de los líderes políticos del País hayan usado un tema tan álgido para nuestra Nación de manera tan irresponsable, tan solo para promover sus agendas personales. Los planes de unificación existen desde los tiempos de Toussaint Louverture -mayo1743-abril 1803- quien planteó que la Isla era una e una e indivisible, lo cual trataría de lograr mediante el filo de su espada. La invasión de 1801 le costó a nuestra gente la quema y el saqueo de los pueblos de Monte Plata, La Vega, Cotuí, San Francisco de Macorís, San José de las Matas y Montecristi; estas acciones fueron comandadas por el General Jean Jaques Dessalines. Fue tan grande la matanza que la población disminuyó de 125.000 habitantes en 1797 a 63.000 habitantes en 1819 (Censo levantado por los españoles antes de la invasión de Boyer) (La Isla al revés. Joaquín Balaguer, Pág. 103). Los dominicanos no podemos aceptar se celebre en nuestro suelo un homenaje a Jean-Jaques Dessalines como si fuera un héroe; será un héroe para los haitianos, pero para los dominicanos no fue más un dictador abusador, un asesino que masacro a nuestro pueblo y mediante la bota se convirtió en emperador. Aquellos que pretenden la unificación de la Isla de Santo Domingo, están sembrando el espectro de la guerra entre nosotros, pues los dominicanos no tenemos nada en común con los haitianos, entre nosotros solo gravita la sangre derramada durante sus incursiones armadas al país. Durante la invasión estadounidense de 1916 los planes de unificación cambiaron a hacerse de forma pacífica, pero esta invasión fue frustrada con la llegada del General Rafael Trujillo al poder, pues pago la deuda externa y delimitó la frontera; en esos años Haití estaba ocupado por el ejército norteamericano. En nuestros días los planes de unificación han continúan mediante y una invasión pacifica que el gobierno no se atreve a contener pues el país depende de los préstamos; ya debemos más de 35 mil millones de dólares, una deuda que muchos consideran impagable. En nuestros días los planes de fusión han continuado; así lo revelan las declaraciones de dos ex -presidentes de Estados Unidos que dejan bien claro la posición de Estados Unidos. Jimmy Carter dij “Los dos países están atados, no hay forma de separarlos tienen que cooperar entre sí o no existe posibilidad de evitar la migración desde Haití a República Dominicana, ni los países ricos resuelven el problema migratorio”. Bill Clinton por su parte declaró: “La solución a los problemas hay que abordarlos de forma conjunta entre República Dominicana y Haití, y no cada uno por su lado. Lo peor de todo es que los políticos insensatos se empecinan en seguir embargando a nuestro pueblo para hacer fortuna; si queremos conservar nuestra soberanía tendremos que prescindir de los empréstitos. La solución está en usar la razón y el derecho jamás la fuerza y no seguir eligiendo gobiernos irresponsables y corruptos que continúen incrementando la deuda externa; el país tiene que ser sometido a una férrea austeridad que nos permita rescatar su soberanía.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios