Reflexión sobre el PLD en el 105 aniversario del natalicio del Maestro

El golpe de Estado en contra del pueblo dominicano y el profesor Juan Bosch en el año 1963 produjo dos eventos políticos que marcaron la historia contemporánea, en particular de la República Dominicana y en sentido general, de la América Latina: primero, la revuelta armada del 1965, en reclamo de un retorno a la constitucionalidad del Estado, y segundo, la gestación del Partido de la Liberación Dominicana-PLD. Gracias a estos dos acontecimientos, se confirmó la profecía popular que dice: “No hay bien, que por mal no venga”.
El golpe de Estado del 63 forzó al Maestro a variar su estrategia política, pero no su táctica, ni tampoco su visión filosófica, ni social; gracias a ese hecho de origen racional, el Maestro concluyó en que el PRD había terminado de jugar su papel histórico como partido líder de los derechos políticos del pueblo dominicano, y consecuentemente inició su segunda obra maestra; la más grande, la más transcendental e importante de su historia política: la fundación del PLD, un partido diferente y único en América.
Teóricamente, todo lo ocurrido, lo resumió Hegel en el siglo XVIII, bajo el concepto de la dialéctica, y la tesis de la antítesis. Planteó que la historia no es más que el resultado de la lucha entre las clases sociales, lo cual, Carlos Marx y Federico Engels explicaron más tarde por escrito.
La principal motivación del Maestro al abandonar el PRD fue crear un instrumento político progresista, democrático y de liberación nacional para retomar y continuar la obra inconclusa de los Padres de la Patria en el 1844, y que pudiera responder de manera positiva, incluso en el caso de un golpe de Estado, si fuese necesario.
El Maestro concibió al PLD como la respuesta política más adecuada a la realidad económica y social de la República Dominicana debido a que en el PRD, su pensamiento filosófico, político, social y económico no tenía espacio. Además, su práctica, su prédica, su ética y su concepción científica del ser humano estaban en franca minoría dentro del PRD.
El Maestro confió que este nuevo instrumento político tendría un papel protagónico, de vanguardia y de avanzada frente a la globalización, al neoliberalismo, a la pobreza, al analfabetismo, a la mortalidad infantil y materna, al medio ambiente, a la educación de calidad, programas sociales y a la inequidad social.
Para la creación y desarrollo del Nuevo instrumento, el Maestro introdujo un nuevo paradigma en la actividad política dominicana basado en los métodos científicos de trabajo, donde la educación política, la formación de sus miembros y el uso del razonamiento lógico-político es la base fundamental de la toma de decisiones.
El Maestro también utilizó el concepto de un partido de cuadros, el cual se ha variado en los últimos tiempos como resultado de los cambios internacionales, el término de la Guerra Fría, la caída del muro de Berlín y el cambio del mundo bipolar al unipolar. En ese mismo sentido, el PLD ha ido evolucionando dentro de un sistema político, democrático, y electoral, se ha adecuado de una manera paulatina a los cambios internacionales y de nuestra sociedad, se ha masificado, ha participado en varios procesos electorales y ha asumido el capitalismo como el sistema económico que podríamos desarrollar en la Republica Dominicana.
El PLD se diferencia de los demás partidos políticos del sistema, básicamente en sus métodos de trabajos políticos, en la ética y moralidad de sus miembros; en la composición social de sus militantes; y en la clase social que lo dirige; pero una de las grandes ventajas del PLD, de la cual el Maestro también es el creador, es su capacidad de readecuación a los nuevos tiempos, como respuesta a un análisis objetivo de una realidad política determinada.
En la actualidad, la gran mayoría de los discípulos del Maestro han honrado su pensamiento político. Por ejemplo, en el actual Comité Político y Comité Central del PLD están los arquitectos, Ingenieros, maestros constructores y obreros más cercanos del líder, que colaboraron en la construcción del instrumento político más importante con que cuenta el pueblo dominicano, uno de los más organizados de América Latina y más prestigiosos del mundo.
El PLD se autodefine como un partido progresista, de liberación nacional y democrática, sin dejar de ser permeado por la persistente problemática de la equidad de género. Eso no ha obstaculizado que algunas compañeras se hayan destacado con su trabajo y ejempl Alejandrina Germán, Flavia García, Ligia Amada Melo, Nelly Pérez, Cristina Lizardo, Margarita Cedeño de Fernández y Lucia (Yomaira) Medina, entre otras.
En el caso de la juventud, el PLD se ha beneficiado electoralmente, pero no existe una estrategia clara como partido hacia ese segmento tan importante electoral, político, social y económicamente.
Es muy importante reconocer el papel que han jugado las seccionales del exterior, durante la fundación y consolidación del PLD, como partido político, debido a sus grandes contribuciones económicas y políticas sobre todo antes de la llegada al poder.
El PLD, en sus 40 años de existencia, ha tenido un gran impacto en la sociedad dominicana y ha logrado hacer avanzar nuestro país tanto en lo político, en lo social y en lo económico; a tal punto que en 1996, cuando asumimos el gobierno, el PIB de RD era de 25,000 millones de dólares, y hoy supera los 59,000 millones de dólares, es decir más del doble.
En conclusión, y a pesar de todos los problemas, los errores políticos que ha cometido un minúsculo grupo de compañeros e independientemente de las luces y sombras, el PLD se sigue perfilando como el partido de mayor futuro en la República Dominicana, debido a que cuenta con la reserva más representativa de cuadros políticos cualificados, posee una mística y utiliza los métodos de trabajo como herramienta política.
!Llegó la hora de transformar la cantidad en calidad!, como nos decía el Maestro: !Perseverancia Compañeros!
! Desde New York, ¡Happy 105 Anniversary, Maestro!

Compártelo en tus redes:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios