RD, Haití, Cuba y la geopolítica

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

Resulta verdaderamente preocupante y aterrador el asesinato  atroz y sañoso del ex presidente haitiano Jobenel Moise, así como también el grito desesperado de libertad expresado en las calles de la Habana por cientos de ciudadanos de la patria de José Martí.

Son señales que inquietan, indignan y sobrecogen, a todo aquel ciudadano que albergue un mínimo de sensibilidad humana, política y social; independiente mente, de su sesgo ideológico y cultural.

Ahora bien, nada de lo acontecido allí debe verse como  coincidencia, espontaneidad y sorpresa, todo obedece a mi modo de ver, a una intencionalidad  ancestral de actores de  la geopolítica mundial que procuran agotar varios puntos pendientes de su matriz.

Dentro de esos puntos se pudieron citar, el seguir avanzando en su política regional expansionalista hacia esta parte del mundo occidental, la cual ha sido detenida por una serie de obstáculos ideológicos y de índole social.

De igual manera, esos poderes de la tierra podrían estar mirando en la actual coyuntura la oportunidad de oro para afianzar en esta parte del Caribe  la globalización como  fenómeno en el plano económico, político, social y tecnológico. También, el convertir a Haití, Republica Dominicana y Cuba, en un gran mercado mundial.

Hay que mantener la mirada puesta hace esas dos naciones y al actual fenómeno, el Caribe ha sido un lugar de intervención permanente y ha sido mucho más relevante de lo que nosotros podemos creer.

Generalmente pensamos en el Caribe como un lugar de playas tropicales, como un paraíso, pero en realidad es un lugar históricamente muy relevante, y otra cosa que es muy importante es que ha sido el lugar de las dos revoluciones más importantes de la historia moderna en América.

No olvidar nunca que la revolución de Haití fue la primera y única revolución de esclavizados que triunfó en la historia de la humanidad, y la Revolución Cubana, fue junto con la Revolución Mexicana una de las más importantes del siglo XX en América Latina y las dos han sufrido procesos de intervencionismo.

Quezada.alberto218@gmail.com

JPM

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
5 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
ASURBANIPAL
ASURBANIPAL
2 meses hace

El problema de los globalistas con el receteo es que los primeros en caer en crisis fueron sus viejos socios los cubanos y venezolanos dos faros del socialismo del siglo XXI .El caso de Haiti fue una lucha de las elites haitianas por no perder sus privilegios y como en la politica esta se compone de casualidades.

TAURO
TAURO
2 meses hace

Hablemos de la llamada revolución cubana como el evento fatal y funesto que fue, con horrorosas consecuencias para todo el continente que todavía estamos sufriendo por la permanente amenaza de instauración de tiranías comunistas por todas partes. Conste que el intervencionismo (que menciona el autor) quienes lo han practicado son los comunistas cubanos, mandando invasiones armadas a otros países e infiltrando agentes en naciones democráticas

Última edición 2 meses hace by TAURO
TAURO
TAURO
2 meses hace

Lo que dice el autor sobre las revoluciones cubana y haitiana está errado.
Hubo otras rebeliones de esclavos exitosas, para no ir lejos, Benkos Biohó lideró en 1599, en San Basilio de Palenque(Colombia) una exitosa rebelión de esclavos que terminó con el reconocimiento de la Corona Española, o sea la de Haití NO fue la primera, además de que fue una falsa revolución, lo que hubo en Haití fue un acuerdo de autonomía para beneficio de los franceses

TAURO
TAURO
Responder a  TAURO
2 meses hace

*Destacar que la muy exitosa rebelión de esclavos que lideró Benkos Biohó ocurrió casi 200 años antes que la mal llamada revolución haitiana, que realmente fue un acuerdo de autonomía o tele-esclavitud, que permitió a los haitianos sacar a los franceses sin tener que fajarse a pelear, y a los franceses seguir recibiendo casi los mismos beneficios sin tener soldados en Haití, donde habían estado muriendo masivamente por epidemia de fiebre amarilla

Última edición 2 meses hace by TAURO
JOSE FLANDEZ
JOSE FLANDEZ
2 meses hace