Presidente Abinader: enfatice la prudencia en estas navidades

imagen
EL AUTOR es escritor. Reside en Santo Domingo.

Ya nos estamos acostumbrando a las comparecencias de nuestro presidente en momentos que él entiende debe trazar algunas pautas o darle algunas orientaciones o informaciones oportunas a sus gobernados.

Sería grato escuchar una vez más al presidente hablar, en ocasión del acercamiento de los festejos navideños. Los dominicanos estamos recibiendo las navidades en medio de una pandemia sobre la que hemos alcanzado un nivel de control adecuado que debe mantenerse en progreso.

La Navidad es una temporada en la que celebramos y recordamos el nacimiento de Jesús. Su significado está asociado al amor, a la paz y a la alegría; por tanto, es tiempo que invita al intercambio y a la cercanía familiar y social, un comportamiento contraindicado en relación   las medidas establecidas que en medio de esta pandemia todos debemos observar.

Desconocer abiertamente estas medidas hasta caer en el desenfreno, favorecería más el contagio con al Covid-19, al tiempo que traería mayor calamidad y dolor a la población que ha sido duramente golpeada por esta devastadora pandemia desde el inicio del 2020.

La celebración de estas navidades nos coloca un punto crucial en la carrera por disminuir los porcentajes de contagio y de reducir la cantidad de muertes provocadas por este dañino virus. De alguna manera debe llegar a la compresión de toda la población que celebrar las navidades no significa desconocer las medidas que contribuyen a evitar el contagio. Podemos celebrar las navidades y evitar en buena medida contagiarnos con el Covid-19. Es un asunto de responsabilidad individual, racionalidad y mucha prudencia.

Yo creo que nuestro presidente Luis Abinader, aprovechando todos los insumos disponibles, pudiera, en un acuerdo conjunto con   diversos sectores representativos del país, lanzar un protocolo mínimo y al mismo tiempo inspirar un ambiente entusiasta y motivador para invitarnos a todos a celebrar estas navidades observando con la prudencia apropiada las medidas que contribuyen a evitar el contagio.  Me refiero a una orientación general dirigida a toda la población que involucre de manera intencional a sectores empresariales, políticos, religiosos; a comunicadores, lideres profesionales de salud, comunitarios, epidemiólogos y otros

Pensemos en las iglesias, que es el sector que mejor conozco, motivadas a darle a sus fieles un mensaje bien concebido que enfatice las principales medidas preventivas contra el contagio del Covd-19, así lo mismo a   los empresarios con sus trabajadores, a los líderes de opinión, a los influyentes en las redes sociales haciendo conciencia ciudadana y enfatizando estas medidas.  Qué bueno sería si partiendo de una pauta presidencial nos proponemos contagiar estas navidades de alegría y   entusiasmo con las medidas ya conocidas que preservan la salud y salvan vidas.

Creo que, en estas navidades, partiendo de las palabras de nuestro presidente, podemos celebrarlas con todo el significado cristiano que ellas nos traen. En esta conmemoración resaltamos el   nacimiento de Jesús que es vida y alegría, al mismo tiempo debemos enfatizar las medidas sanitarias que favorecen ese sentimiento de amor y esa paz que nos envuelve a todos.

El mejor reconocimiento que podemos hacerles a Jesús, nuestro Rey y Señor, es recordar su nacimiento con prudencia, apuntando a la preservación de la salud y la vida. Sería muy interesante y motivador que fuera el propio presidente de la Republica, Luis Abinader que nos invitara a esto. 

 JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
2 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Victor L.
1 mes hace

Cada te pareces mas a tu papa, Don Tomas Gomez Checo.

Tomás Gómez
Responder a  Victor L.
1 mes hace

Gracias, eso me enorgullese. Mis saludos víctor.