Policía NY recluta a informantes musulmanes

imagen

NUEVA YORK.- La policía de Nueva York ha estado reclutando a inmigrantes, en su mayoría musulmanes, en los años posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001 para que actúen como informantes sobre lo que pasa en cafeterías, restaurantes y mezquitas, informó el domingo The New York Times.
Citando documentos obtenidos y entrevistas con ex altos cargos de la policía, el periódico dijo que el departamento había tratado de conseguir ayuda de inmigrantes como un vendedor ambulante de comida de Afganistán, un chofer de limusina de origen egipcio y un estudiante de contabilidad de Pakistán, la mayoría de los cuales fueron detenidos por infracciones menores.
Los detectives de una unidad conocida como Equipo de Interrogatorios de la Ciudad llevaron a cabo 220 entrevistas de este tipo en el primer trimestre de este año, dijo el Times, citando a responsables de la policía, y realizaron cientos de entrevistas en años anteriores.
Responsables de la policía describieron las entrevistas al Times como voluntarias, pero el periódico dijo que varios inmigrantes musulmanes con los que habló se sintieron intimidados por los encuentros.
John Miller, el comisario adjunto a cargo de la División de Inteligencia, dijo que el equipo de interrogatorios surgió ante una necesidad urgente de fuentes para la lucha antiterrorista tras los atentados del 11 de septiembre, dijo el Times.
“Buscábamos a gente que pudiera proporcionar visibilidad en el mundo del terrorismo”, dijo citado por el Times. “No consigues información sin hablar con la gente”.
Miller dijo que la histórica técnica de interrogar a prisioneros que estaba siendo utilizada ahora para luchar contra el terrorismo había sido eficaz.
Sin embargo, el diario dijo que muchos inmigrantes musulmanes sintieron que no tenía más remedio que cooperar.
En un ejemplo, Bayjan Abrahimi, un vendedor ambulante de comida afgano arrestado en 2009 por una multa de aparcamiento, dijo que los detectives le preguntaron “sobre Al Qaeda, ¿conoces a esa gente?”, dijo el Times. También le preguntaron por su mezquita, las nacionalidades de otros musulmanes que rezaban allí y sobre un hermano que conducía un taxi en Afganistán.
Finalmente le preguntaron si estaría dispuesto a recabar información en las mezquitas y posiblemente viajar a Afganistán, a lo que, asustado, dijo que aceptaba.
Tras ser puesto en libertad, Abrahimi dijo al Times que nunca había vuelto a saber de los detectives, pero que seguía alterado por el asunto.
jt/am

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a