PLD, unidad y papel histórico

imagen
EL AUTOR es político y comunicador. Reside en Santo Domingo.

Los últimos acontecimientos ocurridos en el PLD, deben llevar a una profunda reflexión política, en un momento en que la falta de tacto y algunos comentarios fuera de tono de algunos dirigentes, están llevando a una situación delicada a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana instrumento  de lucha política,  creado por el maestro Juan Bosch con el compromiso de completar la obra de los trinitarios.

Hay que parar en seco ya los pronunciamientos tremendistas y las declaraciones inoportunas, que en algunos casos son impulsadas por informaciones falsas y media verdades, alimentadas por sectores de oposición y poderes extranjeros que no quieren que el PLD continúe en el poder, por eso incentivan las confrontaciones y confunden a la militancia Peledeista con chismes, calumnias y rumores falsos, para tratar de destruir al PLD desde adentro.

Es hora ya de derrotar a estos sectores que nunca han querido a un PLD en el poder y que por el contrario siempre lo han adversado no siempre usando las mejores armas, hay que tener cuidado con estos señores que hoy se quieren presentar ante la nación como santos corderitos y abrazados a las mejores causas nacionales, ya  que su fin verdadero es intentar destruir al partido que está llevando a cabo los cambios presentes y futuros de la República Dominicana.

Desde su fundación el PLD se ha caracterizado por ser un partido unido por las ideas, unido por la acción política y por un proyecto de país. La unidad ha sido la clave para alcanzar el poder y mantenerse dirigiendo el Estado Dominicano.,por eso el PLD debe sacudirse con firmeza y sus dirigentes y militantes no deben dejarse confundir de los adversarios  históricos del PLD, haciendo que la unidad sea cada vez más fuerte, no debemos permitir que la discordia y la desconfianza entre compañeros siga creciendo, pongamos un alto a esta situación y dispongámonos a enfrentar unidos todos a las fuerzas del atraso que persiguen echar por la borda las conquistas logradas en los gobiernos peledeistas.

En los actuales momentos históricos que vive la humanidad, los pueblos necesitan dirigentes políticos capacitados y conocedores de la ciencia política, que sepan actuar debatiendo los diferentes temas con altura, con capacidad de sacrificio y con disposición de servir al pueblo de todo corazón, ese era el predicamento del maestro Juan Bosch, con el cual el PLD tiene un compromiso que jamás debe ser olvidado.

Los adversarios promueven  la división , la confusión interna e incentivan los conflictos, esto hay que rechazarlo tajantemente, los peledeistas tienen derecho a acordar lo que entienden que más conviene a sus intereses políticos y al pueblo Dominicano, es algo interno del PLD y nada ni nadie puede impedir esto y mucho menos personas ajenas al PLD que nunca les ha importado el partido y el pueblo.

Las enseñanzas del profesor Juan Bosch son bien claras en el sentido de manejar provechosamente las contradicciones internas y en no se hacerse eco de las calumnias e infundios propalados por adversarios políticos con fines electoreros.

En este momento histórico La lucha del pueblo y su partido no se puede desviar, preservar al PLD como una propiedad del pueblo Dominicano y derrotar la campaña mediática contra el PLD, mediante  una férrea unidad  partidaria que lleve a una nueva victoria electoral, que profundice los cambios que hasta ahora se han  logrado en los Gobiernos de Danilo Medina y Leonel Fernández .

Danilo Medina como presidente de la República y Leonel Fernández como presidente del Partido, el comité político, el comité central, los comités intermedios, los comités de base , el partido todo tienen una gran responsabilidad ante el país, estamos seguros que la misma será asumida con la firmeza y entereza que siempre ha caracterizado al partido de Juan Bosch.

El escenario está definido, el PLD debe preservar su unidad interna para bien del pueblo Dominicano, la calidad de sus dirigentes está sometida a una gran prueba, pero su madurez y su formación política e ideológica deberán producir una unidad indestructible que preservara este instrumento de lucha del pueblo Dominicano.

Juan Bosch lo define de esta manera, ‘lo que sostiene unido a un partido y sostiene funcionando su organización, es el hecho de que sus miembros tengan las mismas ideas, pero las ideas iguales dan nacimiento a métodos iguales de trabajo y de esas dos igualdades surge de forma natural la disciplina´´. (El PLD colección estudios sociales, pág. 298).

El partido necesita cambios es verdad, pero estos no pueden ser decididos desde fuera, estos deben ser el fruto de la voluntad de los peledeistas que son a los que verdaderamente les duele esta organización, creada por Juan Bosch con un alto sentido patriótico, con una marcada tendencia progresista y con un compromiso con los intereses del pueblo Dominicano y los pueblos de América Latina.

Sensatez, prudencia, moderación, cordura, respeto y buen juicio, deben ser las palabras que marquen el comportamiento de los peledeistas, la unidad de los líderes y el partido debe ser innegociable, la mayoría de los dominicanos así lo quiere, consciente de lo que ha significado el paso del PLD por el poder, un beneficio real a través de una obra de gobierno que está a la vista de todos, frente a la dura realidad  de un país asolado  en el pasado por malos gobiernos que llevaron el país casi a colapsar.

Es bueno recordar este planteamiento del maestro Juan Bosch, en su obra ´´EL PARTIDO, Concepción Organización y Desarrollo´´, pag.187, ´´Un partido como el PLD tiene enemigos de derecha y enemigos de izquierda y los peledeistas debemos esperar que tanto los de derechas como los de izquierda usen los métodos que le parezcan buenos para obstaculizar el desarrollo del PLD y aun que vayan mucho más  allá, hasta el extremo de aniquilarnos si pueden hacerlo´´.

A lo que Juan Bosch agregaba, ‘seamos nosotros  los que escojamos a nuestros amigos; que no sean los enemigos quienes nos escojan a nosotros para hacernos daño´´, la unidad peledeista es la garantía del triunfo y de la continuidad del progreso y de las conquistas en todos los órdenes de nuestra sociedad, bajo los gobiernos del PLD, por eso el camino está claro y pasa por la necesaria unidad para avanzar, unidad para luchar y unidad para triunfar.

. El PLD es una fuerza progresista histórica basada en el sistema democrático, con claras responsabilidades con el presente y futuro de la Republica Dominicana. Hoy más que nunca, los partidos como el PLD, deben seguir  promoviendo una gestión de causas ciudadanas,  haciendo de la agenda social y la agenda del partido, una agenda de gobierno al servicio del país.

Ese es el mejor homenaje que podemos hacer al profesor Juan Bosch, maestro y guía del PLD y del pueblo dominicano y será la mejor contribución a la prosperidad y felicidad  de las grandes mayorías de la República Dominicana.

of-am

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *