PLD: es mejor un mal general que dos buenos

imagen
EL AUTOR es educador. Reside en Villa Vásquez.

1-Cuando un ejército tiene un solo general, los demás siguen las directrices de ese general. Cuando hay dos con características de dirigencia la agrupación se divide en esos dos liderazgos. Una situación como ésta es la que sucede con el PLD, hay dos buenos generales: Leonel Fernández y Danilo Medina.

2-Uno desea quedarse en el poder, junto con su facción gobernante, y el otro desea volver. El problema estriba en que en el caso de quien desea quedarse (Danilo Medina) las circunstancias le son adversas desde el ámbito foráneo y el ámbito interno. Pero ambos se necesitan, uno no gana sin el otro, no existe maniqueísmo, no hay punto medio: es uno o es el otro.

3-Ambos, tanto Danilo Medina como Leonel Fernández, conocen la estructura de sus grupos y de los opuestos en su parcela partidaria, lo que les otorga poco margen de maniobra para fines de estrategia. Al final todo consiste en inhabilitar al otro de la carrera política, pero dejarlo con suficiente fuerza para que pueda ser útil en la batalla donde ambos necesitan ganar.

4-En cierta ocasión el presidente en tres (3) ocasiones dijo que quien era el Presidente (de la República) gobernaba el partido. Efectivamente quien tiene en sus manos los decretos, de forma automática tiene a sus disposición mayoría en el CP (Comité Político) y el CC (Comité Central). Más allá de la lealtad, muchos son solo leales a quien maneja el presupuesto nacional.

5-Cuando un equipo político se mantiene cohesionado y unificado en base a un líder, más que a una meta en común, es difícil romper con el esquema de las victorias.  Sin embargo cuando hay dos o más líderes que fragmentan el equipo, por grande que sea, se crean rendijas por donde cruzar la discordia.

La irracionalidad en la toma de decisiones colectivas

 6-En ocasiones ciertas se presentan puntualizaciones para que en medio de la algarabía se adopten posturas, sin antes ser consensuadas o pensadas detenidamente. En actuales momentos es imposible asumir esta estrategia ya que toda República Dominicana y ahora los EEUU (Luego de lo de Menéndez) están atentos a los pasos reeleccionistas.

7-Parte importante de la franja opositora está apostando a que las crispaciones lleguen a niveles inusitados, para que a partir de esos eventos el oficialismo tome dos rumbos distintos con sus dos generales (líderes partidarios).

8-Mi óptica me lleva a intuir que es una estrategia fallida, pues como he dicho en ocasiones diversas el oficialismo, al final del día tiene dos elementos que los llevan a unificar criterios aún en contra de su voluntad propia: a) El temor a la justicia y b) Su vínculo con el presupuesto nacional.

9-Éste es un fenómeno interesante para fines de análisis ya que por lo común un ejército dividido es fácil de vencer y ciertamente el PLD está dividido pero no es fácil de vencer.  Es casi seguro que se le lleve la contraria al dictamen de que sólo cuando un ejército tiene las ordenes de un solo líder se comporta de manera formidable en batalla, pues ahora habrán dos: Leonel y Danilo.

10-Me parece que al final todo dependerá de circunstancias variadas: cómo esté la economía de aquí a las elecciones, quienes se mantendrán leales, quienes no, si habrán presiones externas que limiten el nivel de movilidad del oficialismo, etc…

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

6 Comentarios
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *