Piden apertura juicio contra dos cirujanos

imagen

AZUA, República Dominicana, 26 de octubre.- La Procuraduría Fiscal de aquí solicitó juicio de fondo contra dos cirujanos del hospital Taiwán acusados de asociación ilícita, abuso de confianza y mala práctica en perjuicio del joven Jancer Osmar Santana Díaz, quien quedó discapacitado tras una operación realizada por ellos.
La solicitud fue hecha por el fiscal adjunto Tomás Antonio Zayas de León, quien estuvo a cargo de la investigación contra los cirujanos Clever Antonio Cuevas y Rafael Roa Vallejo.
El representante del Ministerio Público destaca que el 26 de febrero de 2010 Santana Díaz se accidentó en una motocicleta en la carretera Cruce Las Yayas-Azua, por lo que fue llevado al hospital Taiwan con trauma craneoencefálico, fractura de cúbito, radio y húmero izquierdo, según certificó el doctor Winton David Sánchez, director de dicho centro.
Conforme la investigación, los cirujanos solicitaron a los familiares de Santana Díaz que compraran tres placas (fragmento) y 20 tornillos valorados en 14 mil 331 pesos, según una factura de Fármaco Química Nacional C. por A. (Farmaconal).
Explica que Santana Díaz fue ingresado en dicho centro el 27 de febrero de 2010, pero fue operado un mes después y dado de alta el 29 de marzo de ese año. Días después, y debido a los fuertes dolores, regresó al hospital en busca de ayuda y los cirujanos que lo operaron lo insultaron y se negaron a asistirle, según la demanda.
Luis Collado, abogado demandante, indicó que la desesperación y el dolor obligaron a su cliente a pedir ayuda económica al entonces administrador de la Lotería Nacional, Enrique Martínez, para una exploración del nervio mediano, radial y cubital que costó 164 mil 100 pesos en el Centro Médico Domínico-Cubano.
Agrega que 28 días después de haber sido intervenido en el Taiwán, Santana Díaz fue sometido a otra operación de emergencia en el Centro Médico Domínico-Cubano y a una tercera en el Hospital Traumatológico Ney Arias Lora, donde descubrieron que los cirujanos no les colocaron al joven una de las placas y catorce de los tornillos que habían comprado sus familiares.
Collado tiene un reporte de la cirujano-ortopeda María Rodríguez que indica que el paciente llegó al Centro Médico Domínico-Cubano con intenso dolor en el antebrazo izquierdo, edema, rubor y secreciones purulentas de la herida, por lo que le fueron extraidos clavos que le habían insertado en el Taiwan, en lugar de los tornillos que compró la familia del joven.
La investigación de la Fiscalía de Azua determinó que la placa encontrada en el hueso húmero o antebrazo de Santana Díaz estaba en muy mal estado, era diferente a la que compraron sus familiares y no era adecuada el tipo de cirugía que le fue realizada al joven.
“Utilizar una placa que no se correspondía, cambiar los tornillos por clavos y abandonar al paciente a su suerte constituye una mala práctica médica que provocó la atrofia de nervios fundamentales para la movilidad”, explicó Alexis Emmanuel Santana Díaz, quien es médico y hermano del paciente.
El abogado demandante afirmó que el hospital Taiwán no puede ser excluido del proceso penal, ya que fue donde se realizó la cirugía a Santana Díaz y donde continúan laborando Cuevas y Roa Vallejo, contra quienes «caerá todo el peso de la ley».
jt/am-sp

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios