Piden 40 millones de dólares para cambios en el Censo de 2020

imagen

NUEVA YORK.- Los miembros de la delegación del Congreso de Nueva York están pidiendo al estado que asigne $40 millones de dólares adicionales en el presupuesto para llevar a cabo actividades de divulgación para el Censo de 2020.

En una conferencia de prensa en el Ayuntamiento el martes, los representantes Carolyn Maloney, Adriano Espaillat, Grace Meng, Jerrold Nadler y Gregory Meeks se unieron a los defensores del Censo para pedir a Albany que financie la contratación de trabajadores para alentar a los ciudadanos a participar en el Censo del próximo año, que se llevará a cabo en línea por primera vez.

Maloney señaló que el presupuesto del Congreso agregó mil millones de dólares para el financiamiento del Censo, pero destacó que la financiación federal por sí sola no es suficiente para la divulgación.

“No podemos confiar en el gobierno de Trump para un recuento preciso”, dijo. “Hemos visto cómo esta administración ha tratado de manipular todo el Censo para un conteo insuficiente, privando al Censo de financiamiento… “sin siquiera nombrar a un director del Censo hasta hace poco, agregando una pregunta inconstitucional sobre ciudadanía para reducir la participación”.

“Hay esfuerzos para un conteo incompleto, tenemos que contrarrestar eso”, agregó.

Realizado cada 10 años, el Censo de los Estados Unidos se usa para determinar la cantidad de fondos federales que recibe un estado durante la siguiente década, y también la cantidad de representantes del Congreso para un estado.

Los delegados del Congreso dijeron temer que un recuento insuficiente en 2020 podría costar a Nueva York más de $70 mil millones de dólares en fondos federales para atención médica, educación, bibliotecas, infraestructura y otros servicios esenciales, y podría reducir la cantidad de asientos en el Congreso del estado. Se produjo un conteo insuficiente durante el último Censo, provocando que el estado perdiera dos escaños en el Congreso.

“Tuvimos un recuento insuficiente que resultó en miles de millones y miles de millones de dólares menos para la educación y para la salud y para cupones de alimentos… y resultó en una pérdida de votos en el Congreso en el Colegio Electoral, y no queremos volver a hacerlo”, dijo Nadler.

“Cualquier recuento insuficiente dará como resultado una reducción en los servicios para las personas de toda la ciudad”, advirtió Espaillat. “No hay manera de evitarlo”.

Nadler dijo que la financiación del censo estatal representa una buena inversión.

“Están gastando millones ahora para obtener miles de millones más tarde”, comentó.

El director ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC, por sus siglas en inglés), Stephen Choi, calificó el recuento del año que viene como “el censo más desafiante de la historia”, ya que los participantes lo completarán en línea.

“Nueva York necesita doblar su inversión. Es por eso que los $40 millones de dólares son críticos”, dijo. Si bien el Senado estatal y la Asamblea estatal incluyeron $40 millones de dólares para financiar el censo en sus respectivos presupuestos, los defensores solicitaron al gobernador Andrew Cuomo que comprometa la misma cantidad.

En un comunicado, la oficina del gobernador dijo que se proporcionará financiamiento para el censo, pero el estado sigue esperando las recomendaciones de su Comité de Conteo Completo, compuesto por líderes del gobierno y de la comunidad, para determinar la cantidad necesaria.

“Lanzaremos una campaña integral para asegurarnos de que cada neoyorquino sea contado a través de marketing, divulgación de las agencias estatales y trabajo con los gobiernos locales. Para apoyar este esfuerzo, los fondos estarán disponibles a través de Empire State Development”, se lee en el comunicado.

Melva M. Miller, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación para un Mejor Nueva York (ABNY, por sus siglas en inglés), dijo que los $40 millones de dólares se deben entregar a las organizaciones comunitarias para promover el Censo y realizar actividades de divulgación de puerta a puerta.

“Ellos son los que conocen a las comunidades. Ellos saben los problemas, hablan el idioma, tienen la infraestructura”, dijo. “Este es un esfuerzo de manos a la obra. Sabemos que las apuestas son altas”.

Meeks dijo que le preocupa que se produzca un recuento incompleto porque los temores de deportación evitarían que los inmigrantes abran sus puertas a los encuestadores del Censo, pues creen que están conectados con el gobierno.

“Necesitamos que la gente de la comunidad vaya de puerta en puerta”, coincidió Meeks. “La mejor manera en que pueden sentirse seguros es si las personas que tocan en su puerta son conocidas”.



UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *