Pacto por la Seguridad

imagen

Cada mañana al leer los periódicos, las portadas están copadas de hechos de violencia, delincuencia y crimen. Ante la inacción y el silencio del Gobierno, el miedo se apodera de la ciudadanía, la impotencia reina y los casos de países de peor escenario que el nuestro, ya no parecen tan lejanos. En las últimas semanas la violencia se ha convertido en terrorismo, complicidad y actos de crimen organizado que nunca antes habíamos presenciado. El caso del Metro, un acto de terrorismo que las mismas autoridades han reconocido, los hechos de violencia en la cárcel de Najayo, con probada injerencia exterior que deja al desnudo la seguridad y el sistema carcelario. Se suma el sabotaje al sector eléctrico, con intentos fallidos pero reales, de derribar torres de alta tensión para colapsar el sistema energético y se emiten ordenes de fuerza pública para asaltar con turbas oficinas de periódicos y hoteles. Por otro lado, según datos de la Policía Nacional, entre los meses de enero y julio de este año, tenemos en diferentes hechos 80 policías muertos y 177 heridos. Es en definitiva, un escenario que simboliza el presente general de la República Dominicana: modelo insostenible, pues son los préstamos y no el éxito comercial la bandera del Estado; rumbo equivocado, son pocos países los que tienen 15% de desempleo, feminicidios y homicidios al punto de ser una epidemia; la violencia y la inestabilidad social y económica como cicatrices del fracaso actual. Además recientemente logramos el record Guinnes en muertes por accidente de tránsito 41.7% por 100,000 habitantes, en un país de servicios donde todos queremos tener algún día la visita de 10 millones de turistas al año. Mientras recorro las hojas de los periódicos me surge una gran pregunta: hacia dónde vamos como país, qué futuro estamos construyendo, qué nación legaremos a nuestros hijos y nietos. La respuesta luce sombría, y sin embargo, de las sombras sacamos nuestra motivación para iluminar al país y forjar un nuevo destino. Es hora de que en República Dominicana establezcamos un Pacto por la Seguridad, el consenso de todos los sectores, la ponderación de partidos y movimientos sociales, asumir una hoja de ruta que pueda erradicar la violencia y cambiarla por la paz, el punto de giro que convoque voluntades sin distinción, pensando en el bien común de la nación. Ese momento no puede esperar, ahora que estamos a tiempo de derrotar la violencia, ahora que nuestras acciones determinarán el futuro, ahora, es cuando más nuestro país requiere de unidad, de políticas públicas efectivas y del cumplimiento cabal de la ley, así como al respeto absoluto al Estado de derecho.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios