PUERTO RICO: Denuncian nuevo patrón de secuestros a dominicanos

imagen

SAN JUAN, Puerto Rico.- Tras la detención y acusación de Héctor Sánchez Morales en el Tribunal federal, por el secuestro y violación de una inmigrante de República Dominicana que arribó a Puerto Rico el 3 de febrero, salió a la luz pública la posible existencia de un patrón de rapto y extorsión a personas que logran llegar de forma ilegal a las costas de la Isla.

Así lo denunció José Rodríguez, portavoz del Comité Dominicano de Derechos Humanos, quien alertó al Negociado Federal de Investigaciones (FBI) de lo que presuntamente ocurrió a esta mujer.

Sánchez Morales compareció ayer a la vista inicial ante la magistrada federal Camille Vélez Rivé. Fue arrestado la pasada semana por agentes del FBI y se le imputa un cargo por secuestro por el que se expone a entre ocho años de cárcel a cadena perpetua, a una multa de $250,000 y a cinco años de libertad supervisada. Por el segundo cargo de albergar ilegales se expone a no más de cinco años de cárcel, a una multa de $250,000 y a un año de libertad supervisada una vez extinga su pena en prisión.

La magistrada pautó para el jueves la vista de fianza y la vista preliminar. El imputado se mantendrá recluido en el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo (MDC, por sus siglas en inglés). Sánchez Morales será representado por el abogado Javier Cuyar de la Oficina del Defensor Público Federal.

Rodríguez estuvo presente en la audiencia al igual que el director del FBI, Douglas Leff, quien dijo a la prensa que la pesquisa continúa.

La denuncia

La fémina —quien no fue identificada- alegó que fue abusada sexualmente por Sánchez Morales, quien contactó a una amiga y al esposo de esta para que pagaran $400 por su liberación. La perjudicada fue liberada tras pagar la extorsión.

Rodríguez indicó a la prensa que el imputado presuntamente solicitó a la familia de la víctima un rescate adicional de $500. Relató que la perjudicada, de 63 años, llegó a la playa de Rincón en una yola junto a otros 36 dominicanos indocumentados.

“Al llegar a la orilla salieron hacia el monte y como es una señora de 63 años y (un poco en sobrepeso), parece que se quedó atrás y este sujeto con un machete la amenaza y se la lleva a su casa. Desde el domingo hasta el lunes se mantuvo violándola y torturándola. El cuerpo estaba lleno de moretones y tuvo que ser llevada al hospital HIMA San Pablo de Bayamón”, narró Rodríguez.

“Ella llamó a una amiga a través del celular (del imputado) para que le llevara un rescate de $400. Fue en horas de la tarde y le dijo que si no llevaba el dinero antes de las 8:00 de la noche la iba a matar. Aparentemente, es un veterano del Ejército. Él le dio el teléfono a ella (perjudicada) para que su familia en República Dominicana pagara $500”, agregó.

Manifestó que la amiga de la perjudicada pudo declarar sobre la ubicación de la mujer. “La amiga fue con su esposo y él le pidió al (secuestrador) que los dejara ir porque ya tenía el dinero”, dijo.

Rodríguez reiteró que este incidente es un patrón que ocurre contra los ciudadanos dominicanos. “Hay un patrón de personas que esperan a que lleguen en yola y los secuestran para pedir rescate y cobran entre $400 y $600. Estos (ciudadanos dominicanos) pagan hasta $3,000 (a traficantes de humanos) para venir en yola y después son víctimas de secuestradores también. No dudamos que estén confabulados”, acotó.

Mencionó que la mujer se encuentra recluida en el albergue federal de víctimas y testigos. “Ella teme por su vida y quiere irse a Estados Unidos”, señaló Rodríguez. Detalló que la mujer cuenta con la visa VAWA (Violence Against Women Act).

Sorprendido un defensor

“Nosotros en todos lo años que tenemos como activistas de los derechos de los inmigrantes es el primer caso que vemos —como se ha mostrado— a un secuestrador con una víctima; porque en casos anteriores la persona pagaba un rescate, pero el secuestrador no la torturaba, no la violaba y no le hacía daño. Este caso ha sido uno sádico contra una víctima y nunca lo habíamos visto en la historia de nosotros como activistas. Y es un precedente porque envía el mensaje de que ‘no vengan porque se exponen a ser asesinados’. Pedimos que no vengan en esas condiciones a arriesgar su vida para buscar mejor vida. No tiene sentido y se libró de morir por pagar un rescate. Aquí no hay la bonanza económica como dicen allá (en Dominicana) después de que pasó el huracán”, apuntó Rodríguez.

Comparte: