Se suicida otro agente policía de Nueva York; ya van diez

imagen
Linhong Li

NUEVA YORK.- Un décimo oficial de policía murió por suicidio en Nueva York, según reportó la uniformada.

El oficial estaba fuera de servicio cuando fue encontrado con una herida de bala autoinfligida el martes por la noche, dijo la policía.

Linhong Li, fue encontrado gravemente herido en la calle 178 y Union Turnpike, en el vecindario de Utopia, y trasladado al Hospital General de Queens, donde murió.

El asambleísta, David Weprin, emitió la siguiente declaración sobre la muerte:

“Con gran tristeza me uno a la comunidad del NYPD y Fresh Meadows por la muerte de un miembro de la comunidad local, el oficial de policía Linhong Li. El oficial Li sirvió valientemente a nuestra ciudad en el distrito 24 en el Upper West Side después de graduarse de la academia de policía. Antes de eso, sirvió a nuestro país como miembro del U.S. Marines de EEUU en Irak. Trágicamente, él es el décimo miembro de la policía de Nueva York que se quita la vida este año. Nuestros agentes de policía enfrentan múltiples tensiones y traumas en el trabajo todos los días mientras nos protegen e insto a nuestros oficiales a buscar ayuda cuando sea necesario y aprovechar los servicios de salud mental de la policía de Nueva York. El oficial Li será recordado como un servidor público dedicado y su fallecimiento es una gran pérdida para el distrito de Queens y la ciudad de Nueva York. Mi más sentido pésame a su esposa y familia en este momento difícil».

La crisis reciente ha provocado que todos los niveles de liderazgo policial denuncien la necesidad de que los policías cuiden su salud mental y la de sus colegas.

«Estamos sufriendo en este momento, ha sido un año muy difícil», dijo el jefe de detectives del Departamento de Policía de Nueva York, Dermot Shea, luego del suicidio del oficial Robert Echeverria, de 56 años, en agosto. «Desde los sindicatos, hasta la membresía, hasta los ejecutivos en el departamento de policía, todos lo sentimos. Y todos intentamos lo mejor que podemos para trabajar juntos para encontrar iniciativas para hacer más. Todos quieren lo mismo aquí.»

La muerte de este oficial se suma a las muertse por suicidio del 5 de junio del subjefe Steven Silks, la muerte del detective Joseph Calabrese el 6 de junio, , la muerte el 14 de junio del oficial Michael Caddy de 29 años en el cuartel 121 en Staten Island, la muerte del oficial Kevin Preiss el 27 de junio en su casa de Long Island, la muerte del sargento Terrance McAvoy el 27 de julio en su casa de Staten Island, la del 13 de agosto del oficial Johnny Ríos y la muerte del 14 de agosto del oficial Echeverria.

En junio, luego de la muerte de Silks y Calabrese con un día de diferencia, el comisionado de la policía de Nueva York, James O’Neill, habló exclusivamente con NBC sobre la necesidad de que los policías busquen ayuda si se encuentran contemplando la posibilidad de suicidarse.

O’Neill también envió una nota a todos los 55,000 oficiales y empleados civiles de la policía de Nueva York, diciendo en parte, «antes de que puedan cuidar a otros, es imperativo que primero se cuiden. Buscar ayuda nunca es un signo de debilidad, es un signo de gran fuerza «.

Las muertes de los oficiales se producen después de que NBC destacara las crecientes preocupaciones entre los miembros de las fuerzas del orden público con respecto a los suicidios policiales. Una encuesta del equipo investigativo de NBC 4 New York I-Team sobre a la policía en todo el país encontró que el 78 por ciento experimentó estrés crítico en el trabajo, y el 68 por ciento dijo que el estrés provocó problemas emocionales no resueltos.

Dieciséis por ciento dijo que tenían pensamientos suicidas. A pesar de esos números, nueve de cada 10 oficiales dijeron que hay un estigma asociado a la búsqueda de ayuda.

«Esto tiene que ser un proceso continuo. Esto se debe hacer en las llamadas de lista. Esto se debe hacer en el entrenamiento de video», dijo O’Neill. Tenemos que hablar de esto. Esto no puede ser un profundo secreto oscuro. La gente tiene que entender que hay ayuda disponible «.

O’Neill ha pedido a los oficiales y empleados de la policía de Nueva York que necesitan ayuda que llamen a la línea directa de asistencia para empleados del departamento al 646-610-6730.

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios