Una situación económica y social explosiva en los próximos meses

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santiago de los Caballeros

Luis Abinader pone en riesgo la salud de los dominicanos y de la democracia

El mandatario dominicano enfrenta al término del 2020 y comienzo del 2021 la emergencia sanitaria en el peor escenario posible: con una crisis de salud, económica y social que amenaza con convertirse en crisis política y humanitaria.

Se juega en dominicana con esta emergencia de salud no son solo las vidas de sus habitantes, sino la tranquilidad democrática que hemos disfrutados durante décadas.

La ONU a dicho que 27.5% de los hogares dominicanos carece de acceso a servicios médicos regulares durante la pandemia.

Y que el covid-19 genera preocupación en la salud mental de la población dominicana.

Dramático es saber que un 27.5% de los hogares dominicanos admitió carecer de acceso a servicios médicos regulares en plena lucha contra la pandemia del covid-19.

Así lo revela una encuesta realizada por agencias de Naciones Unidas a 5,713 hogares en República Dominicana durante el marco del Día Mundial de la Salud Mental el pasado 10 de octubre. A través del proyecto Red Actúa, analizaron la afectación social y económica que ha generado la pandemia en la población.

El estudio destacó que los hogares encuestados expresaron preocupación por el acceso a servicios médicos, en especial para personas con condiciones de vulnerabilidad, tomando en cuenta que el 45.3% de los entrevistados señaló padecer alguna enfermedad crónica como cáncer, diabetes, problemas cardiacos y respiratorios, entre otros.

A su vez, se asevera que un 8.9% de las familias cuenta con al menos una persona con discapacidad, mientras que el 31.7% de quienes tienen a algún integrante con discapacidad ha carecido de acceso a medicamentos o tratamientos médicos regulares, terapias, personal de apoyo o dispositivos.

Se resalta que el 21.9% adultos mayores no ha tenido acceso a medicamentos o tratamientos médicos regulares; mientras que el 11.9% de niños y niñas menores de cinco años no ha tenido acceso a vacunas.

Luis Abinader ante todo esto recurre a la militarización, lo que podría dar paso a la movilización social.

La pandemia del coronavirus está sacudiendo al mundo.

Nada puede hacer el gobierno dominicano si no es dentro del marco macro, en la solidaridad, esfuerzos y colaboración de naciones, y líderes sociales, políticos y económicos de la media isla caribeña ante esta crisis sanitaria que tiene consecuencias devastadoras.

Es indispensable que el gobierno, el presidente Luis Abinader tome medidas de emergencia para evitar que el COVID-19 siga transformándose en una hecatombe económica, social y política.

No es con medidas represivas ni militarizando del país, el presidente debería ocuparse del enorme desafío de salud que enfrenta el país, llevando orientación, medicina, asistencia y comida a los barrios populares mas afectados con la crisis.

Debe aplicar una política de unidad, de verdadero estadista y jefe de Estado ante esta emergencia y dialogar, planificar con toda la oposición, lideres económicos y sociales para enfrentar con éxito juntos la crisis sanitaria.

No es tiempo de persecución ni de incesantes ataques, es tiempo de unidad, si sigue la militarización de los barrios, la represión podría generar repudio social.

Ya muchos ciudadanos han empezado a repudiar las medidas de confinamiento y represión policial e incluso se han observado tarareando canciones de rechazos desde balcones.

Las consecuencias de la inexperiencia podrían ser graves por la crisis sanitaria y el choque económico que se avecina donde caeríamos en una crisis política cuyos efectos más hondos se sentirán no solo en el gobierno, sino —sobre todo— en la democracia dominicana que se ha mantenido por décadas estable.

Si bien el factor salud es preocupante no menos lo es la economía. Y es que COVID-19 se ha traducido en una caída alarmante de la actividad productiva.

Las recetas neoliberales de su ministro de Economía, el PIB se cayó, el sistema de salud pública colapsó, enfrentaremos una situación económica y social explosiva en los próximos meses.

Urge la unidad del gobierno con los líderes políticos, los empresarios, el sector agroexportador, la iglesia católica, las iglesias evangélicas y militares y policías.

No puede depender solo Luis Abinader y su gobierno del apoyo y asesoría de los llamados “líderes de opinión” y sociedad civil.

JPM

¡Comparte esta noticia!
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
5 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Juan
Juan
1 mes hace

No hay dudas de que este medio pretende imponer en la mente de los dominicanos una narrativa ficticia y populista basada en la difusión del comunismo tiránico y multiplicador de miseria de Cuba y Venezuela.

Quieren imponer la narrativa de la envidia, de que robar y saquear es bueno, de que hay que crear un gobierno socialista gigante que controle todo y nos robe las libertades.

Jesus matos
Jesus matos
1 mes hace

Con quitarles los moles de millones robados del los gobiernos de Leonel y Danilo hay dinero para cada dominicano durante los próximos 100 años, lo que hay es aplicar el plan malasio devolverle el dinero robado a los ciudadanos que han Sido estafados

Santiago es Santiago
Santiago es Santiago
1 mes hace

Este viejito chatarra siempre ha vivido del gobierno es un bocina prostituto siempre busca donde alquilar su letrina opinión

pablo
pablo
1 mes hace

ESTA BOCINA LE QUITARON EL CHEQUE DE CANCILLERIA!!!!! DIKE AL CAPO DE MIGUEL VARGAS QUE TE SIGA PAGANDO DEL ROBO QUE HIZO.

Juan Carlos Papaterra
Juan Carlos Papaterra
1 mes hace

Este esta solo hablando basura por hablar