OPINION: Tiempo crucial del PLD

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

Nunca como ahora, el PLD confronta la disyuntiva de la división, la quiebra de la disciplina y la unidad, estrategias y solercias correctas que fueron los soportes y el encofrado de las garantías de permanecer controlando los relámpagos del mando por l6 años, precisamente gracias a todo lo contrario de la acera de enfrente.

Flota en el mentidero político dominante del escenario dominicano, la versión de que la obsesión del presidente Danilo Medina de bloquear la cuarta versión presidencial de Leonel Fernández, primero manejando, como un titiritero, a siete marionetas que cada uno por su lado, movilizaron la sangre peledeísta en toda la geografía nacional, para al fin, conforme al fárrago de comentarios, decantarse por el eficiente ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo.

Gonzalo Castillo es el más bisoño, aunque el más valorado de todos los títeres, aunque con todo su positivo aval, resulta ilógico con una escueta carrera política, logre imponerse al tres veces presidente Leonel Fernández, por carecer de estatura frente a éste, que solo el presidente Medina logra, dentro y fuera del PLD.

El PRM no dispone de una figura capaz de convencer ni vencer en unos comicios a Leonel, con la excepción del presidente Medina, descartada la reelección, por imperativo de los poderes fácticos y la decisiva llamada del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike , al presidente Medina, externando al gobernante la preocupación de su gobierno por vulnerar la Carta Magna y propiciar situaciones que escaparían de su control, como el no lejano abril l965.

Disponer Medina fraccionar el PLD obstruyendo a Leonel respaldando al expresidente Hipólito Mejía, constituiría un fiasco por el rechazo contundente al desastre de gobierno que hizo, que catapultaría definitivamente a Leonel a su cuarta ronda presidencial.

of-am

¡Comparte esta noticia!


UNETE A LA CONVERSACION

6 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *