OPINION: Lo del PRM no es nepotismo

imagen
El autor es licenciado en Contabilidad. Reside en Santo Domingo

Para nadie es un secreto que yo fui un contrario total a las intenciones del Partido Revolucionario Moderno en sus intenciones de ganar las elecciones en la República Dominicana.

En muchas ocasiones escribí mis artículos motivando a la población a votar en su contra y, en mi programa de televisión País Al Día, me identifiqué totalmente con el Lic. Gonzalo Castillo.

Los resultados electorales fueron otros y, tanto yo, como todos los que votamos en contra del PRM, tenemos que entender y aceptar, que ahora les toca a los seguidores del Presidente Luis Abinader, dirigir nuestra nación y ocupar los diferentes e innumerables cargos que otorga el Estado.

Tengo seis maravillosos hijos, todos excelentes profesionales en diferentes ramas del saber y, si yo fuera un Funcionario del Gobierno, entiendo que eso no debería ser un obstáculo para que sus esfuerzos y dedicación para ellos ser quienes son, les prohíba ser nombrados por el Estado, en funciones e instituciones diferentes a la por mi dirigida.

La definición de nepotismo expresa que, es el: “Trato de favor hacia familiares o amigos, a los que se otorgan cargos o empleos públicos por el mero hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos”.

Si bien es cierto que la descripción es muy amplia e interpretativa, por lo que abre un gran espacio para la crítica a los nombramientos de miembros de una misma familia en diferentes cargos del Gobierno, no menos cierto es que, hasta el momento, todos los que han recibido designaciones de diversos cargos públicos, han sido merecedores de los mismos por su preparación profesional y porque el Presidente, en el uso total de sus derechos, entiende que los mismos les serán útiles al país que ahora, él dirige.

Los miembros y dirigentes del hoy, Partido de Gobierno, estuvieron dieciséis largos años sentados a la espera de su turno para ocupar el Palacio Nacional y dirigir los destinos de nuestro país.

Durante ese tiempo, los hijos, hermanos, sobrinos, primos, nietos, etc, de  tal o cual de los apellidos que actualmente tienen el bate en la mano, tuvieron tiempo suficiente para estudiar, prepararse en demasía y, hasta practicar entre ellos mismos, para cuando les llegara su momento de pararse en el plato, poder dar el cuadrangular con las bases llenas que les ha permitido batear el pueblo dominicano.

Si bien es cierto que los opositores y, hasta algunos de los que votaron por el PRM tienen derecho de criticar todo lo que consideren inapropiado en las realizaciones del Gobierno, no menos cierto es, que se deba coartar el también derecho adquirido por los que durante muchos años no pudieron tener su turno al bate.

Los miembros de una misma familia que han sido nombrados en diferentes estamentos del Estado, lucharon desde sus espacios para ganarse las posiciones que hoy les toca ocupar y, salvo que, en una misma institución, el que la dirige nombre a varios miembros de su propia familia, debemos dejar que disfruten de lo que bien se ganaron.

La preocupación principal de nosotros, todos los dominicanos y dominicanas, contrarios o afines al Presidente Luis Abinader y su Equipo, debe encaminarse a estar pendientes de los resultados positivos o negativos de sus ejecutorias al frente de la Cosa Pública.

Si los apellidos “Pérez” son los mejores para dirigir de forma beneficiosa para el país y los que pueden llevarnos por los senderos del progreso y la prosperidad, pues que sean todos los “Pérez” los que nos gobiernen.

Aún falta mucho terreno por recorrer, el juego apenas está comenzando.

Desde mi punto de vista, nuestro Presidente tratará, por todos los medios de ser diferente a los tres períodos en los que una gran parte de los miembros de su partido nos dirigieron y no lo hicieron de la mejor manera para el país.

En lo que a mi concierne, desde hoy me declaro defensor de los “Pérez”  o cualesquiera que sean los apellidos que nos gobiernen, si lo hacen bien, se ven y se sienten los resultados de sus ejecutorias y, un crítico activo y directo si sucede lo contrario y nos llevan al desastre económico.

Mientras tanto, dejémoslo que sigan adelante, que se esfuercen y que nos demuestren que son capaces de hacerlo bien.

Ellos fueron merecedores del triunfo que el pueblo libérrimamente les dio y tienen la potestad que eso significa.

De la misma manera que, en su momento, defendí los derechos de los familiares de los dirigentes del PLD a trabajar en el Estado, de esa misma forma entiendo que los de las autoridades actuales también se ganaron esa facultad, es por eso que digo que: Lo del PRM no es nepotismo, es un derecho adquirido, por cierto, muy bien ganado.

cesarfragoso75@hotmail.com

JPM

00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
21 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
FRANKLIN
FRANKLIN
11 meses hace

En nuwestro amado pais la politica no es ideales, ni filosofias es una fuente de trabajo bien remunerada. Punto , me faje y hay que hacer patria, voy a buscar lo mio, etcc, ec , etc, Los partiodos politicos son asociaciones de empresarios organizados a nivel personal, funcionando como club de amigos y predominando el poder del dedo topdopoderoso del dueno de casa…

Víctor Gómez
Víctor Gómez
11 meses hace

Según La Real Academia Espanola: Desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones oempleos públicos…..Se los dejo de tarea.

Jozam
Jozam
11 meses hace

Este lo que es, es un soberano sinvergüenza

Omar Al Malek
Omar Al Malek
11 meses hace

Sr. Fragoso, no porque algo no sea, según sus criterios, nepotismo, deja de serlo; aparte de antietico e inmoral. A quien trata de lavarle la cara? Medina cometió esa indiscreción y Abinader hace igual. «Los hechos se juzgan por como acaban». Proverbio árabe.

Damian Contrera
11 meses hace

Disparatoso! El pueblo gano las elecciones, no fue el PRM perse.

PATRIOTA
PATRIOTA
11 meses hace

El autor es licenciado en contabilidad y apoyaba a una persona sin ninguna preparación académica, y donde demonio están los criterios y el sentido común que debe regir en un profesional. GRAN MEDIOCRES

Jose A. Ramírez
Jose A. Ramírez
11 meses hace

El señor Fragoso, lo que es un ELITISTA con ese ARTICULITO periodístico……..En una palabra, un peledeista que está con Dios y el Diablo.

Jesús Reyes
Jesús Reyes
11 meses hace

Claro que no es nepotismo pero es favoristismo.

Fernando A. De León, Manhattan, New York.
Fernando A. De León, Manhattan, New York.
11 meses hace

O sea que, aunque haya otros prorfesionales iguales o mejores que mis hijos, si yo soy funcionario, ellos son los únicos que tienen méritos. Eso es nepotismo, tráfico de influencias, abuso y corrupción; todo eso.

Jose A. Ramírez
Jose A. Ramírez
Responder a  Fernando A. De León, Manhattan, New York.
11 meses hace

Muy buen comentario, porque este señor, se cree que en dominicana, hay tontos, imbéciles y estúpidos, para TRAGARSE, lo que quiere afirmar y justificar. A nadie que le nombren un hijo, en Estado Dominicano, no es verdad que es por su capacidad y formación profesional, sino existe, NEPOTISMO, TRÁFICO DE INFLUENCIAS O CERCANOS AL PRESIDENTE DE TURNO, LO DEMÁS, ES PURA CANTINFLADA………. Si estoy equivocado, favor que me corrijan.

Última edición 11 meses hace by Jose A. Ramírez
Demócratas Haraganes
Demócratas Haraganes
Responder a  Fernando A. De León, Manhattan, New York.
11 meses hace

Explique cuáles son esos casos… Seguro que no tiene un sólo ejemplo.
Nepotismo porque ponen a la hermana de Jorge Mera? Oh, y desde cuándo ella no puede ir al Gobierno porque el hermano sea ministro? O sea, ella tiene que esperar que cancelen a Jorge Mera?

HOGAR APARTE MISMO APELLIDO
HOGAR APARTE MISMO APELLIDO
Responder a  Demócratas Haraganes
11 meses hace

Creo que hay “nepotismo” en el caso de Jorge Mera y su esposa, uno en medio ambiente y la esposa embajadora, pues ambos están en el “mismo hogar”, “la misma casa.”
En el caso de la hermana, el termino no aplicaría, pues son hogares o casas diferentes aún tengan el mismo apellido. En caso de que ella tenga su esposo e hijos y no vivan en la casa del hermano.

Última edición 11 meses hace by HOGAR APARTE MISMO APELLIDO
Dr. Santiago Jordan
Dr. Santiago Jordan
11 meses hace

Exelente y muy juicioso artículo el cual compartimos en su totalidad.

Rafael Rivera
Rafael Rivera
11 meses hace

No importa que sea «depotismo»: si la persona esta’ preparada para ejercer esa funcio’n pues se merece ser nombrada a igual que unas familia de apellidos todos iguales, pues el gobierno los necesita, para a hacer buen gobierno y,lo que es inaceptable: es que su salarios sea 200.000 esos, y ma’s tardes salgan a los 6 meses con 100 millones de pesos, pues que es eso que e’stan robando.

JUAN JUSTO
JUAN JUSTO
11 meses hace

Entiendo al colega César Fragoso, todo ciudadano tiene derecho a ser servidor público si eso es lo que desea, sin importar que hayan uno o más de sus hermanos ó familiar trabajando en el gobierno (Central o Municipal). Sin embargo lo que no debe ese servidor público es estar bajo supervisión directa de su hermano(a) o su familiar. También no deben estar familiares cercanos en una misma dependencia gubernamental en posiciones ejecutivas

JUAN JUSTO
JUAN JUSTO
Responder a  JUAN JUSTO
11 meses hace

donde ambos manejen fondos o que tambien ambos formen parte de las deciciones sobre de lo que se esta regenteando.
Es difícil estar en una posicion donde puedes ayudar a un hemrnao(a) a gnar e sustento de su familia y que no los ayudemos. Pero se deben tomar en cuenta los factores arriba mencionados. Pero creo que se deben establecer parametros claros en nuestra sociedad para que se entienda plenamente el concepto nepotismo. Ahora bien,

JUAN JUSTO
JUAN JUSTO
Responder a  JUAN JUSTO
11 meses hace

lo que molesta a muchas personas es no haber visto haciendo campaña a ese otro hermano(a) o familiar del funcionario del gobierno que se le ha ayudado con asignarle un puesto. No obstante, hay que tomar en cuenta que no necesariamente para ser servidor público hay que hacer campaña electoral, lo básico es que, tomando en cuenta las normas éticas y el nepotismo, lo que necesita ese ciudadano es poseer las capacidades que el puesto demanda.

Última edición 11 meses hace by JUAN JUSTO
Carlos zafiro
Carlos zafiro
11 meses hace

100% de acuerdo con el señor Fragoso

EL NAVEGANTE
EL NAVEGANTE
11 meses hace

REALMENTE NO ENTIENDO ESTO DE LOS PEREZ Y SU SIGNIFICADO. REALMENTE LO DEL NEPOTISMO. NO ES NADA NUEVO EN EL CURSO DE NUESTRA HISTORIA, Y OTROS PAISES. TAL PARECE QUE ES UN VIRUS TRADICIONAL O GENERACIONAL.

Dr. Santiago Jordan
Dr. Santiago Jordan
Responder a  EL NAVEGANTE
11 meses hace

A ese navegante parece que le naufragó el cerebro

Miguel Espaillat
Miguel Espaillat
11 meses hace

Que pobre y desacertado es este razonamiento